caixa popular

¿Por qué Valencia necesita campañas ambiciosas y efectivas campañas de formación e información a ciclistas?

¿Por qué Valencia necesita campañas ambiciosas y efectivas campañas de formación e información a ciclistas?
08/04/2019 -

Gracias a las nuevas infraestructuras para la bicicleta, el número de personas usuarias de bicis, patinetes y otros vehículos de movilidad personal ha crecido de manera exponencial. Con ello, también ha aumentado la visibilidad de este creciente sector de la movilidad y por tanto también las numerosas infracciones que se cometen constantemente a bordo de las dos ruedas, algunas muy temerarias y que contaminan de forma grave la imagen del resto de ciclistas y de la causa que desde algunos colectivos y entidades venimos defendiendo desde hace muchos años.

La visibilidad ciclista tiene dos vertientes:

La positiva que consiste en transmitir la imagen de una ciudad comprometida con la movilidad sostenible y la modernidad.

La negativa que lleva consigo una visión de impacto negativo, pues la gente asocia bicicletas con peligrosidad, cierta anarquía vial o usa con frecuencia la conocida frase de “hacen lo que les da la gana”. “No llevan seguro”…

La mayoría de los ciclistas respetan las normas pero todavía son demasiadas las malas prácticas que se observan:

Ciclistas que se saltan semáforos.
Circulan por las aceras.
No respetan los pasos de peatones.
Realizan el típico zigzag para esquivar a los peatones.
No señalizan los giros.
Circulan sin luces durante la noche.
Manejan la bicicleta con el móvil en la mano (propio de los turistas)
No saben usar la calzada para circular o lo hacen de forma insegura
Usan bicicletas con muy bajas condiciones de seguridad.

Todas estas malas prácticas deben corregirse ahora, pues es en los estadios de crecimiento cuando se deben abordar con decisión y ambición para que no se conviertan en problemas crónicos y permanentes. De la misma forma que las malas prácticas se contagian, los buenos hábitos una vez adquiridos también se transmiten y se convierten en la regla general de la calle: un ciclista educado se convierte en una embajada del civismo.

Una comunidad bien formada, informada y educada es el mejor complemento y el mejor refuerzo para que todas esas infraestructuras puedan brillar y obtener la excelencia que merecen. No hacer nada o quedarse cortos limitándose a poner cuatro multas o a pegar unos cuantos carteles en las tiendas de bicicletas, sería el peor de los errores y sería una falta absoluta de visión política.

Para completar la información os adjunto este otro artículo realizado.
Fernando Mafé
(Amabilidad y Respeto Revista Ciclosfera 2018)

Amabilidad y respeto

Més informació

0 comentaris

Encara ho tenim comentaris!

No hi ha comentaris en este moment, vols escriure un?

Escriu el teu comentari

Escriu el teu comentari

vint − 18 =

jornadas gastronomicas el puig