25n
25N
25N

Ximo Puig toma posesión con "lealtad a los valencianos y valencianas"

La líder de la oposición, Isabel Bonig, no tiene buenas expectativas porque, asegura, “Puig es rehén de la extrema izquierda y los nacionalistas”La líder de l’oposició, Isabel Bonig, no té bones expectatives perquè, assegura, “Puig és ostatge de l’extrema esquerra i els nacionalistes”

Ximo Puig toma posesión con "lealtad a los valencianos y valencianas"
16/06/2019 -

Una dolçaina y un tambor ‘amenizan’ en la puerta principal de les Corts. Invitados y prensa esperan a que Ximo Puig, que tomará posesión en una sesión muy rápida, llegue junto a su comitiva. Sin embargo, no hace falta que llegue el principal protagonista para que se agolpe la gente y la prensa: el representante del Partit Socialista de Catalunya, Miquel Iceta, es el primero en llamar la atención. Pero no sería el último: le han seguido Ángel Gabilondo, el Ministro Luis Planas y José Luis Ábalos.

Iceta ha celebrado que el nuevo Presidente de la Generalitat Valenciana “vuelva a ser el amigo Ximo Puig”, por lo que asegura estar “muy feliz”. Cree que el Pacto a la Valenciana es “propiamente valenciano, ha funcionado muy bien”, y desea éxitos en la siguiente legislatura. Dalmau ha señalado a los medios que por ahora “lo que se está haciendo” es “asistir a la toma de posesión de Ximo Puig”, de lo que espera será la “legislatura más importante de la política valenciana”: “Ya mañana podremos hablar de otros ámbitos del gobierno”, ha señalado sobre su posible vicepresidencia.

El histórico socialista Iñaki Gabilondo asegura que encuentra “muchísimas razones para ir contento” a esta toma de posesión: “Me siento vinculado a este modo de concebir la sociedad. Vengo de Madrid, donde corren aires un poco distintos”. Una línea semejante a la de Oltra, que ha señalado que es “un gran día” para consolidad “ese cambio” que comenzó en 2015.

Para Bonig la situación no es tan ‘bueno’ porque, asegura, es un Pacto de los Sillones: “Hoy comienza una legislatura que de verdad, por el bien de los valencianos, esperemos que sea una legislatura próspera y de amplios consensos, aunque la forma que ha tenido de empezar augura una sobrecarga de la administración en detrimento de los servicios públicos”. Ha señalado, como ya hizo durante campaña, a que el PSPV es “rehén” de lo que para ella es la “extrema izquierda” de Podemos y los “nacionalistas” de Compromís.

Un discurso parecido ha dado Cantó, el líder de Ciudadanos, a los medios, que primero se ha mostrado muy “orgulloso” de los gobiernos conseguidos en todo el estado, pese a que para ello han pactado, en muchas ocasiones, con la extrema derecha. Unas alcaldías y diputaciones que, asegura, en la Comunitat servirán de “muro de contención” al “tripartito” nacionalista y populista.

“Lealtad a los valencianos y valencianas”

Dentro, no han pasado cinco minutos desde que las sirenas que marcan el inicio de la sesión han dejado de sonar y la prensa debe retirarse a sus ‘ventanillas’, que Puig ya se encuentra frente al Estatut d’Autonomia y la Constitución. Cree que deberían haber hecho “caso” a la conciliación y haber realizado el acto “mañana”, y no un domingo con la apertura anormal de las Corts.

Enric Morera, como ya es habitual en esta cuarta sesión de la X Legislatura, ha sido el primero en hablar. Tras un breve repaso del ordenamiento jurídico, de apenas un minuto, ha llegado el momento principal del día: “Puede subir el señor Ximo Puig i Ferrer”. Con el hemiciclo en silencio, el aún President en funciones ha subido hacia la carta magna: “Yo, Ximo Puig i Ferrer, prometo, que en tanto que tendré el cargo de President de la Generalitat, acataré la Constitución Española y el Estatut d’Autonomía de la Comunitat Valenciana, sin engaño. Y guardaré fidelidad a la Generalitat Valenciana, con lealtad a los valencianos y valencianas”.

En los grupos del PP y Ciudadanos algunas aplauden, otros no. Desde la ultraderecha de Vox no se inmutan. Puig vuelve a su asiento ya como reelecto President de la Generalitat, con el PSPV, Compromís y UP-EUPV aplaudiéndole en pie. Poco rato ha durado sentado, hasta que Morera lo ha vuelto a citar para que pronuncie su primer discurso como presidente de los valencianos.

Tras un largo saludo a los presentes, desde las autoridades políticas hasta los familiares y prensa, se ha dirigido a los representantes  “legítimos de todas las valencianas y valencianos” y, por tanto, como si hablara al pueblo mismo ahí “presente en el Palau dels Borja, la sede de las Corts Valencianes”.

Ximo Puig llegó a la Generalitat de los mismos socios que se lo permiten hoy. Fue en 2015, en un momento que despertó la atención de la comunitat y nacional por suponer un giro político: la Comunitat llevaba desde 1995 con la derecha al frente, 20 años. Cuatro menos que la principal capital valenciana, en la que Rita Barberà gobernó durante 24 años. Un cambio que se celebró el mismo día de toma de posesión con orxata y flaons de Morella, el pueblo natal del ya President. Cientos de valencianos volvieron a celebrar el cambio en las calles aledañas al Palau de la Generalitat, como ya hicieron el 25 de mayo de 2015 en la plaza del ayuntamiento.

Grandes retos

En la toma de posesión de hace cuatro años estuvo presente Pedro Sánchez, aún en la oposición. El discurso de entonces, aunque deferente, guarda semejanzas: citas a autores valencianos y, sobre todo, promesas para “el pueblo valenciano”. Jura frente a las cortes “como pasaba en las Corts Forals cuando los reyes juraba los Furs”, en recuerdo al “anclaje” de las “raíces, la fuerza y la legitimidad” de la autonomía valenciana: “El autogobierno es historia pero nunca puede ser autocomplaciencia folclórica“.

Durante su primer discurso ha hecho guiños a lo acontecido estos días, señalando que para llegar al momento han habido largas conversaciones, y que “negociar no es traicionar”, en referencia a las críticas de la derecha valenciana sobre las negociaciones del Botànic II. Ha celebrado que “la Comunitat Valenciana”, tras los cuatro años de legislatura, “vuelve a estar en la agenda Española y Europea”.

Para el recién proclamado President Puig, hay unos grandes retos que marcarán su mandato: “Luchar contra el cambio climático; crear más ocupación y de mejor calidad; garantizar el derecho a una vivienda digna; impulsar definitivamente un nuevo modelo productivo y, sobre todo, acabar con el terrorismo machista“. El President ha vuelto a recordar la “lacra” del machismo con el reciente asesinato de una mujer en Godella.

No ha olvidado, sin embargo, el problema de la infrafinaciación, que ha señalado como un “problema irrenunciable, inaplazable e imprescindible para la Comunitat y España”, por lo que espera que pronto se confirme “la voluntad expresada por el Presidente Sánchez” para abordar el problema, a través de un nuevo gobierno socialista en Madrid.

Nueva etapa

Respecto a la irrupción de la ultraderecha y los pactos de Ciudadanos y PP con esta, ha señalado que “los valencianos” deben profundizar “en el relato común”: “Que cohesione el territorio, que respete la diversidad y que sume frente a la división”. Algo que ha seguido los aplausos de sus socios de gobierno.

Puig ha comenzado la despedida señalando que “no puede prometer la mar“, pero sí “trabajar por mejorar la barca”: “Nuestra barca”. “Somos un país con un gran corazón. Nuestro país es el del Aquarius, el país del Nuestra Señora de Loreto y la gente de la mar de Santa Pola. El país hermanado con las personas migrantes. Un país de ciudadanos y ciudadanas libres”, ha aseverado.

Los agradecimientos han vuelto a recorrer a los presentes en la sala, pero en especial a sus familiares, que les ha dedicado una frase con la voz algo entrecortada: “Y a mis hijos y nieto, que me estimulan a creer que habrá un futuro mejor”.

Para finalizar, Puig ha recordado unas palabras de la maestra republicana Alejandra Soler, para simbolizar el “inicio de una nueva etapa”: “Tenemos que darlo todo para ir siempre avanzando. El mundo tiene que ser mejor“.

La sesión ha finalizado inmediatamente después, y todos se han dispuesto a  realizar el ‘paseíllo’. Los tres líderes progresistas han paseado hasta el Palau de la Generalitat entre vítores y muestras de agradecimiento. Un paseo lento, abarrotado de gente, que ha acabado en una sala privada donde President y socios comenzarán a formalizar las próximas carteras de los Consellers.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

20 − dos =

museo etnologia
ficcions 2019-2020