25n
25N
25N

Las viviendas sostenibles e inclusivas ganan terreno en la Comunitat Valenciana con el Plan Renhata de Dalmau

La Generalitat destina 47,8 millones de euros con ayudas para la rehabilitación de viviendas en relación a la sostenibilidad, la tecnología y el bienestar de las personas

Las viviendas sostenibles e inclusivas ganan terreno en la Comunitat Valenciana con el Plan Renhata de Dalmau
30/03/2021 -

La Comunitat Valenciana ya cuenta con unas ayudas para la rehabilitación y la construcción de la vivienda vinculadas a la sostenibilidad, la tecnología y el bienestar de las personas con un fondo presupuestaria de nada más y nada menos que 47,8 millones de euros, lo que supone un incremento de un 30% respecto al 2020.

En esta línea, la conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, en manos de la formación morada, Unides Podem, y bajo las órdenes del conseller Rubén Martínez Dalmau, ha trabajado por sacar adelante el Plan Renhata, el cual subvenciona reformas integrales o puntuales de los ciudadanos valencianos respecto a la mejora de sus casas en cuanto a la sostenibilidad, eficiencia energética o la accesibilidad para personas con movilidad reducida, por ejemplo.

De este modo, el plan de Dalmau permitirá fortalecer este derecho fundamental y pilar del estado del bienestar y, al mismo tiempo, contribuirá a reactivar la economía y a generar empleo.

Con palabras del president de la Generalitat, Ximo Puig, esta apuesta innovadora sirve, no solo para ayudar a las familias, sino que “para superar la pandemia debe haber una alianza entre los derechos de las personas y la reactivación económica”, y en ese sentido destaca la significativa función del sector vinculado a la construcción en la reactivación.

El territorio valenciano es mucho más que sol y playa, y en este, las diferentes actividades económicas que participan en el sector de la construcción, desde la industria cerámica hasta los profesionales, como los arquitectos que diseñan los espacios, son piezas “fundamentales” en la reactivación económica y en el día a día de los valencianos y valencianas.

Como todo en la vida, la arquitectura bioclimática en València no solo es el nombre de una conselleria, sino que la ambición del Consell es actualizar las realidades sociales en cuanto a las viviendas privadas y por eso el Plan Renhata de la Generalitat apuesta porque la construcción y la rehabilitación estén vinculadas a la sostenibilidad, a la tecnología y al bienestar de las personas, ya que, ahora más que nunca, los valencianos pueden contar con un sector potente y fuerte que al mismo tiempo contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.

Por si fuera poco, la Generalitat ha accedido al incremento del 30% de los fondos destinados a las diversas líneas de ayudas para la rehabilitación, que superarán este año los 47 millones de euros, y entre las que se encuentran el Plan Renhata para reformas interiores de baños, cocina y accesibilidad financiado con fondos íntegramente de la Generalitat, y las ayudas del Plan Estatal de Vivienda para reformas de fachadas y cubiertas de edificios, que gestiona la Generalitat junto con el Ministerio de Fomento.

Además, se espera recibir fondos europeos, incluidos en el plan de recuperación económica del Estado, ya que también se contempla destinar una parte a la rehabilitación. Para el jefe del Consell, “recibir más recursos significará el fortalecimiento de una opción estratégica que consiste en hacer viviendas más adecuadas para la ciudadanía, y también mejorar los espacios públicos”.

Por su parte, el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, se refiere a los últimos datos publicados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía indicando que “el 71.1% de las viviendas valencianas son poco eficientes en términos energéticos y más de un 28% se encuentran una situación muy deficiente. La cuestión de la eficiencia energética, por lo tanto, no solo nos apela como consumidores y consumidoras sino, sobre todo, como ciudadanía, y también como Administración”.

Martínez Dalmau asegura que “los datos señalan el gran margen de mejora que hay en materia de eficiencia energética en el parque valenciano de viviendas, pero, sobre todo, muestran una ventana de oportunidad para reactivar y reorientar algunos de los sectores estratégicos de la economía valenciana hacia una innovación basada en la biohabilitalidad”. “Para aprovechar esta oportunidad -añade- resulta imprescindible que las instituciones asumamos un papel activo, especialmente en los próximos meses con la gestión de los fondos del Plan Europeo de Recuperación”.

La decidida apuesta de la Generalitat con la ejecución de estos dos proyectos persigue unos objetivos alineados con Europa y recogiendo el espíritu botánico se permite que en cinco años más de 3.500 familias se hayan beneficiado de estas ayudas. La convocatoria de 2020 supo adaptarse a las nuevas necesidades surgidas por la pandemia y se apostó por flexibilizar y agilizar el proceso de presentación de solicitudes para contribuir a que los hogares valencianos sean más accesibles, más resilientes y más sostenibles.

Plan ‘Renhata’ 2021

El Plan Renhata cuenta con 3.920.000 euros, provistos íntegramente con fondos de la Generalitat, y la conservación y accesibilidad de edificios dispondrá de 18 millones de euros, de los cuales 15 millones provienen del Plan Estatal de Vivienda que gestiona la Generalitat junto con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Ambas convocatorias se enmarcan en el Plan de Ayudas 2021 a la reforma, rehabilitación y actuaciones urbanas que, en total, asciende a 47,8 millones de euros, aproximadamente un 30% más respecto al ejercicio anterior.

El Plan Renhata, que este año cumple su quinta edición, está dirigido a ayudas para reformas de baño o de cocina y también a aquellas obras para facilitar la accesibilidad para personas con dificultades de movilidad. Las subvenciones pueden alcanzar hasta los 12.000 euros, y podrán solicitarse hasta el 20 de mayo. Por lo que respecta al plan de conservación y accesibilidad, que incluye obras de mejora en las fachadas y cubiertas, el plazo de solicitud finaliza el 5 de mayo.

Además, cabe destacar que la convocatoria de 2021 incluye -como ya se incorporó en 2020- criterios de sostenibilidad que puntuarán en la baremación para poder optar a mayor cantidad de subvención, lo que permitirá alcanzar hasta el 50% del presupuesto elegible.

Entre las actuaciones que se contemplan está el uso de madera, tanto para puertas como muebles, que provenga de gestión forestal sostenible con certificación PEFC o FSC o derivados de la madera cuyas emisiones de formaldehído o metanal estén por debajo del 50% del límite establecido; uso de griferías de apertura siempre en frío o de apertura en dos fases y dotadas de aireadores; instalación de cisternas de doble descarga; utilización de revestimientos cerámicos con etiquetado ambiental tipo I, tanto para paredes como suelo, entre otros.

También se subvencionará la instalación de sistemas integrados de domótica que mejoren la accesibilidad y la autonomía en el uso de la vivienda a personas con diversidad funcional y movilidad reducida. Se trata de subvencionar los sistemas de monitorización y control remoto de puertas y equipos electrónicos, puesta en marcha de los mismos de forma conjunta y realización de actividades a distancia; los sistemas de activación y desactivación de cualquier equipo del domicilio con un comando de voz; la colocación de cámaras en el interior de la vivienda que permitan informar visualmente del estado de la persona dependiente y los sistemas de detección y alarma de incendios.

Pueden optar a estas ayudas tanto las obras ya finalizadas, como aquellas actuaciones no iniciadas o no terminadas que estén en proyecto o que estén en curso en el momento de la solicitud. Cabe recordar que en 2020, estas ayudas permitieron beneficiar a un total de 1.483 las familias.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diez − 9 =

museo prehistoria