25n
25N
25N

Vecinos y comerciantes opuestos a los arcos chinos de Pelayo piden "no perder la identidad del barrio"

Constituyen la plataforma Salvem La Roqueta para defender que es una zona “multicultural” y rechazar la conformación de “un gueto”

Vecinos y comerciantes opuestos a los arcos chinos de Pelayo piden "no perder la identidad del barrio"
21/04/2021 -

Vecinos y comerciantes del entorno de las calles Pelayo, Convento Jerusalén y Matemático Marzal de València han manifestado su rechazo al proyecto de construcción de arcos chinos en las entradas a esta zona de la ciudad y han pedido que no se pierda “la identidad de barrio”. Representantes de estos colectivos han constituido la plataforma Salvem La Roqueta para defender que este es un enclave “multicultural” y rechazar la conformación de “un gueto”.

Así lo ha indicado a Europa Press una de las integrantes de la plataforma, Anna Sánchez, vecina y comerciante de la zona. Sánchez ha explicado que esta nueva entidad vecinal la integran junto a residentes y dueños y trabajadores de negocios, vendedores del Mercado de Jerusalén, tres comisiones falleras del barrio y la Asociación de Moros y Cristianos ubicada en Matemático Marzal.

Además de la conformación de la plataforma, estos colectivos están recogiendo, en una decena de establecimientos, firmas en contra del proyecto de construcción de los arcos chinos, una propuesta surgida de los Presupuestos Participativos DecidimVLC. La integrante de ‘Salvem La Roqueta’ ha indicado que “queda poco” para llegar a las mil rúbricas.

Asimismo, ha explicado que la plataforma se ha bautizado con el nombre de La Roqueta porque este es el “nombre oficial” de este barrio valenciano aunque sea más conocido por otras designaciones como Pelayo o Jerusalén, ha precisado.

“No queremos perder la identidad de nuestro barrio, un barrio muy antiguo, céntrico y en el que hay muchísima riqueza patrimonial histórica protegida por el Ayuntamiento”, ha declarado Anna Sánchez, que ha censurado que este entorno lleva “años y años olvidado” por parte de “la administración”. “Es un barrio con un escaparate de riqueza valenciana muy grande y con muchísimo patrimonio. No queremos perder la identidad como barrio”, ha insistido.

En este sentido, Sánchez ha rechazado que se pase a denominar este entorno de la ciudad ‘Chinatown’ y ha repetido que se busca “no perder la identidad”. “Pensamos que si algo hay que destacar” se debe tener en cuenta que “hay otras cosas. Es un barrio multicultural, con muchas culturas que conviven”, ha subrayado.

La vecina y comerciante ha considerado que destacar solo una de ellas puede “llevar a problemas de convivencia” y “a formar un gueto”, al tiempo que ha comentado que antes de llegar ciudadanos chinos al barrio llegaron latinos. Ha destacado que no se han producido “problema racial” y ha temido que puedan producirse.

Quienes se oponen al proyecto de los arcos chinos han pedido –lo hicieron este martes– una reunión con Compromís –formación que junto al PSPV integra el gobierno de la capital valenciana y a la que pertenece el alcalde, Joan Ribó,– para abordar esta cuestión.

“Nos recibirá quien nos tenga que recibir, quien tenga competencia en el tema. Nos encantaría hablar con el alcalde pero ellos verán con quién”, ha manifestado, además de asegurar que la plataforma no descarta “tener otras reuniones” con otros responsables municipales o con formaciones políticas.

Sánchez ha expuesto que “la primera”, la solicitada con Compromís, se ha planteado porque “ha salido a defender” esa iniciativa “el alcalde” y porque “la propuesta sale de una personas de Compromís que ni siquiera vive en el barrio”. “Tenemos que hablar con ellos. Son los que se han posicionado desde un principio” a favor, ha agregado.

“DAR VOZ A LA CIUDADANÍA”

Igualmente, ha confiado en la “idiosincrasia” de Compromís de “dar voz a la ciudadanía” y ha opinado que “igual que se hace con los Presupuestos Participativos”, se debe escuchar a quienes se oponen al proyecto apuntado por ser quienes “estamos viviendo y trabajando en el barrio”.

“Pueden defenderlo como quieran, a capa y espada, pero es un proyecto que creemos que debe tener otro tipo de estudio” y debate entre los vecinos, ha aseverado Anna Sánchez. Ha apuntado que esta zona de València ocupa el puesto “número once” en habitantes asiáticos empadronados. “Hay diez más por delante”, ha precisado.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cuatro × cuatro =