25n
25N
25N

València prepara la Ordenanza de Ayudas de Emergencia "más ambiciosa del Estado"

Las subvenciones pueden otorgarse por numerosos criterios, desde problemas de alquiler o adaptabilidad del hogar, hasta higiene u ocio

València prepara la Ordenanza de Ayudas de Emergencia "más ambiciosa del Estado"
09/01/2020 -

“Es la primera normativa que se hace en la ciudad de València sobre este tipo de prestaciones, y también podemos decir que es la más ambiciosa del Estado por la tipología tan amplia”. Así ha resumido la Concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, la nueva Ordenanza de Prestaciones Económicas Individualizadas en Materia de Servicios Sociales, normalmente conocido como “Ayudas de Emergencia“. Mañana se aprueba en Junta de Gobierno, para pasar a un mes de exposición y así, en febrero, aprobarla definitivamente en el Pleno.

Lozano ha calificado de “importante” la creación e implantación de esta nueva Ordenanza, pues permite una mayor “eficiencia en la entrega de ayudas” con “unos criterios muy claros“. Unas ayudas para personas y unidades familiares con distintas necesidades, desde pobreza energética a problemas de alquiler, pero también para ayudar a la mejora de la autonomía de las personas mayores. Los presupuestos de València contemplan 5,2 millones para 2020 para estas ayudas que, en 2015, resultaron en casi 15.000 concesiones.

La concejala cree que el principal avance aparejado a esta normativa es, concretamente, la especificación de criterios que ayudan a descargar el trabajo y la ambigüedad a la hora de conceder las ayudas. La nueva Ordenanza incluye múltiples supuestos, como riesgo de desahucio por hipoteca o alquiler, pobreza energética, alimentación, higiene, desplazamientos, mobiliario básico del hogar… “También gastos farmacéuticos, productos ortoprotésicos no cubiertos por la Seguridad Social, y actividades de ocio y tiempo libre, lo cual es un concepto muy avanzado”, ha repasado Lozano.

Se trata de unas ayudas que, al contrario de lo habitual, no tienen un calendario concreto para aplicar y solicitarlas. Por su carácter de emergencia, cualquier persona puede acudir a alguno de los 12 centros de Servicios Sociales repartidos por la ciudad, y solicitar o preguntar sobre las posibles ayudas. Algunas de estas, como deudas de alquiler, permiten acceder a una subvención de máximo 5.400 euros. En el caso de desahucio, el Ayuntamiento podrá destinar hasta 6.400 euros, siempre que esta suma lo paralice.

Compatibles con cualquier otra prestación

Las ayudas concentradas en la Ordenanza se distribuyen en dos grandes categorías; Bienestar Social, que comprende todo lo anterior, y Ayuda a la Autonomía de las Personas Mayores. En este segundo apartado se pretende, mediante subvenciones “técnicas” -como audífonos- o obras y mobiliario para la adaptabilidad de la vivienda, aumentar la calidad de vida de las personas mayores de 60 años. Estas tendrán que acreditar algún grado de discapacidad, motora o sensorial, que afecten a la accesibilidad o comunicación.

En el caso de que la persona solicitante pueda acreditar ser víctima de violencia machista, “las cuantías máximas se incrementan un 10%”, ha añadido Lozano. Se trata de unas ayudas, además, que son compatibles con otra de cualquier administración. Por ejemplo, en caso de que las familias ya sean receptoras de la Renta Valenciana de Inclusión, las ayudas municipales tendrán una concesión directa.

Con  la llegada de la nueva Ordenanza también hay cambios para los funcionarios de los centros de Servicios Sociales. Todos los criterios que antes se agrupaban, de una forma ambigua, bajo el criterio de “varios”, ahora estará correctamente categorizado. Así, los funcionarios o funcionarias tendrán más fácil la resolución. Además, se incorporará nuevo personal para esta función y se habilitará un call center que descargue trabajo de atención telefónica en los centros.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

15 + 18 =

mercat medieval ontinyent