25n
25N
25N

València, la ciudad de entrebarrios en peligro

¿Que queremos? ¿Una ciudad de barrios o una ciudad masificada por el turismo ilegal?

València, la ciudad de entrebarrios en peligro
03/03/2020 -

Desde hace unos años que se observa en los barrios de la ciudad de València un aumento considerable del número de los apartamentos turísticos existentes. Se estima que en la ciudad de València son más de 5000, y este número solo contempla aquellos que están inscritos en el registro de la Generalitat. Según la red de colectivos y asociaciones vecinales de varios barrios de València, “EntreBarris”, “el último año han entrado al mercado más pisos destinados al alquiler turístico que no pisos destinados al alquiler de los y las vecinas que vivimos en València”, por eso se oponen frontalmente a la turistificació que vive la ciudad.

En este contexto, reivindicamos el derecho en la ciudad de los vecinos y vecinas así como demandamos acciones que aseguran el acceso a la vivienda y la permanencia en la misma.

En el siguiente mapa puedes encontrar de manera interactiva la situación en la que se encuentran los diferentes barrios de la ciudad de València. Aquellas zonas con el marcador de color amarillo son las zonas afectadas por expulsiones y aquellas con el marcador de color azul, zonas con apartamentos turísticos ilegales.

Desde el Ayuntamiento de València se han planteado diferentes alternativas y soluciones, que para “EntreBarris” aún son “insuficientes”. Es por eso que han decidido ponerse manos a la obra lanzando la campaña para denunciar, en primera instancia, “todos aquellos apartamentos que no cumplen la normativa actual del mismo Ayuntamiento y que según nuestros datos son el 66% del total de los grabados en la misma base de datos de la administración pública”, afirma la organización vecinal.

El objetivo de esta campaña es que el Ayuntamiento de València deje las palabras y pase a los hechos. Por eso le exigiremos el cierre de todos aquellos apartamentos ilegales existentes en la ciudad y que nosotros denunciaremos durante las próximas semanas.

Por otro lado, solo en 2018, en València fueron desahuciadas por resolución judicial 1287 familias que vivían alquiladas o hipotecadas y en este dato se tienen que añadir aquellos desahucios invisibilizados que no aumentan las estadísticas judiciales, como los causados por subidas de alquiler, finalización de contrato o compra de la vivienda por parte de corporaciones internacionales que gastan las viviendas como activos de inversión.

“La crisis habitacional que sufrimos en el estado español en general, y en la ciudad de València en particular, se hace cada día más evidente, puesto que inmobiliarias, bancos y fondos buitres han impulsado una burbuja de alquiler que ha provocado una subida de los precios en la ciudad de València de un 44% en los últimos 5 años”, afirma el colectivo EntreBarris.

Los precios actuales del alquiler suponen que los arrendatarios gastan en vivienda alrededor del 40% de su renta.

LOS 5 PUNTOS POR UNA VALÈNCIA HABITABLE

La organización vecinal “EntreBarris” propone los siguientes 5 puntos de mínimos para empezar a revertir el encarecimiento de la vivienda y hacer de València una ciudad habitable.

  1. Regulación restrictiva de los establecimientos turísticos por barrios y en perspectiva de ciudad con el fin de permitir la permanencia del vecindario en la zona. En algunos barrios de la ciudad se tienen que tomar medidas concretas, como declararlos zonas turísticamente saturadas, para evitar la expulsión del vecindario o la implantación de ratios para regular los apartamentos turísticos en la zona.
  2. Parque de vivienda pública. Proponemos la creación de un régimen de alquiler o a precios asequibles siempre por bajo del precio de mercado para ayudar a las personas con menos recursos económicos. Por este parque de vivienda pública se tendrían que aprovechar las viviendas públicas en manos del Ayuntamiento de València así como aquellas en manos de entidades financieras que hayan sido rescatadas en dinero público.
  3. Establecimiento del precio de alquiler. Consideramos fundamental introducir mecanismos de fijación de límites públicos a los alquileres, según los m² de la vivienda y los ingresos del vecindario, mediante formas de participación comunitaria y decisión colectiva. A la vez, estas medidas deben de prever y atender a formas de control de los pagos en negro de alquileres.
  4. Ni desahucios ni desalojos. La administración tiene que poner en marcha todos los mecanismos posibles para impedir que continúe quedando gente sin casa y casas vacías en manos de grandes propietarios que esperan el mejor momento para especular. Al mismo tiempo, exigimos la despenalización de la ocupación y pedimos la parada de los desalojos.
  5. Cooperativas de vivienda. Defendemos la figura de la propiedad comunitaria para dar respuesta a las necesidades actuales de las personas, y poner en el centro la vida. Se tienen que impulsar políticas que buscan la gestión colectiva de las viviendas actuales, que contemplan otros modelos de tenencias, como pueden ser los modelos cooperativos.

“Entre todas, construyamos una València para las vecinas”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diecisiete + dieciocho =

Informacion coronavirus
el puig
Informacion coronavirus