25n
25N
25N

El Ayuntamiento de València colabora con la Universitat Jaume I para analizar en el aire de la Plaça de l’Ajuntament la presencia de restos genéticos de la Covid-19

Giuseppe Grezzi: “Todas las propuestas de investigación e innovación son bienvenidas en nuestra ciudad”

El Ayuntamiento de València colabora con la Universitat Jaume I para analizar en el aire de la Plaça de l’Ajuntament la presencia de restos genéticos de la Covid-19
19/02/2021 -

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Calidad Acústica y del Aire que dirige Giuseppe Grezzi, ha colaborado con la Universitat Jaume I de Castelló para facilitar la instalación en la Plaça de l’Ajuntament de una estación urbana de medición atmosférica para analizar la presencia de restos genéticos de la covid-19. La instalación se ha efectuado este viernes con el equipo multidisciplinar que lidera la investigadora del programa GenT, Juana Mari Delgado-Saborit.

“Todas las propuestas de investigación e innovación son bienvenidas en València. Nuestra ciudad ha hecho una apuesta estrategia en ese sentido y más todavía cuando se trata de la salud y de la calidad del aire en momentos como los que estamos viviendo, tan duros, con la COVID-19”, ha explicado Grezzi, que ha destacado que el proyecto “es muy importante porque permitirá tener datos diarios actualizados para hacer la trazabilidad del virus”.

El equipo investigador del proyecto ‘Detección de SARS-CoV-2 en muestras de aerosol atmosférico’ también ha instalado otra estación de medición del aire en Castelló. Con estas estaciones el personal científico podrá analizar la presencia de restos genéticos de la COVID-19 en el aerosol atmosférico con el objetivo de plantear un sistema de alerta que facilite a las autoridades sanitarias actuar con más antelación ante posibles rebrotes.

La estación de la Plaça de l’Ajuntament estará en funcionamiento los próximos nueve meses. “Se ha elegido este emplazamiento siguiendo las directrices solicitadas sobre que fuera un centro neurálgico, con un tráfico importante de personas cada día y así facilitar la obtención de muestras representativas de la carga genética del virus”, ha explicado Grezzi. En la estación se integran medidores que captan el aerosol atmosférico con un gran caudal de muestreo (500 litros por minuto) de la marca MCV. Uno de ellos cuenta con un cabezal de selección de partículas finas (2,5 micras de diámetro) y otro con un cabezal de selección de partículas más gruesas (10 micras de diámetro). Aun así, “las partículas de aerosol que se recogen son tan pequeñas que no son visibles en el ojo humano”, ha explicado Juana Mari Delgado-Saborit.

Para obtener la herramienta de alerta que permita avanzarse a posibles brotes de la enfermedad el personal del proyecto recogerá los filtros de los medidores integrados en las estaciones urbanas y posteriormente los analizará en el laboratorio, en un procedimiento similar al de la PCR, para detectar la carga genética del SARS-CoV-2. De esta manera se podrá estudiar el desfase entre la incubación del virus y el pico de infectividad asociado a la espiración de partículas virales y la presencia de síntomas con el objetivo de crear una red de alerta que facilite el diseño de planes de emergencia y medidas de actuación preventivas.

El equipo de investigación, integrado por las universidades de Castelló, València y Elx, la Fundación FISABIO y la Dirección de Cambio Climático y Calidad Ambiental de la GVA, está formado por Juana Mari Delgado-Saborit, del grupo de Epidemiología Perinatal, Salud Ambiental e Investigación Clínica de la UJI; el catedrático Vicente J. Esteve Cano (UJI) y las investigadoras Ana Esplugues (UV) y Nuria Galindo (UMH) que conforman el comité asesor científico de calidad del aire; las investigadoras de la UJI Rosa de Llanos, Manuela Barneo y Paula Carrasco como expertas en Microbiología; y los investigadores Marisa Reblagliato (UJI), Juan Bautista Bellido (UJI); Maria Luisa Estarlich (UV), Ferran Ballester (UV) y Carmen Iñíguez (UV), que conforman el comité asesor científico de epidemiología ambiental. El estudio está financiado con una de las ayudas a equipos de investigación científica en SARS-CoV-2 y COVID-19 de la Fundación BBVA.

El concejal de Transición Ecológica de Castelló, Fernando Navarro, ha destacado “el papel investigador de la Jaume I para superar la peor pandemia que sufrimos en un siglo”. Así mismo, el concejal de Reciclaje y Gestión de Residuos de Castelló, Ignasi Garcia, ha asegurado que hay que invertir más recursos en ciencia porque “la emergencia climática nos llevará a más situaciones similares y tenemos que prepararnos para hacerles frente”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

9 + uno =