25n
25N
25N

La universidad pública es para ricos

Un estudio señala que la universidad pública no es accesible para todo el mundo; sólo el 10,5% proviene de hogares con baja renta

La universidad pública es para ricos
16/05/2019 -

La Universidad pública no es accesible para todo el mundo, y la economía tiene mucho que ver. Eso de desprende el último estudio de la Xarxa Vives, el informe Via Universitària. Un estudio que, entre 2017 y 2019, ha entrevistado a más de 40.000 estudiantes de 20 universidades distintas.

El informe concluye que queda confirmada la “importancia de la economía familiar para sostener la trayectoria educativa” de los estudiantes, es decir, que los hijos e hijas de familias ricas tienen más oportunidades de acceso y de acabar el grado universitario que el resto. Se aprecia, incluso, en el tipo de alojamiento: las rentas altas tienen casi un 40% de probabilidad de alojarse en residencias universitarias -públicas o privadas-, mientras que las bajas poco más del 20%.

Según detallan, “una de las primeras constataciones” de la encuesta es que, pese a tendencias de diversificación respecto a otros años, el perfil es aún el “tradicional”: “Encontramos sobre todo hombres y mujeres jóvenes que provienen de un origen social alto”.

También existe una diferenciación incluso entre las mismas titulaciones. Según se desprende del informe, en los grados de ciencias -tecnología, ingenierías, matemáticas…- hay menos proporción de personas que provengan de rentas bajas o en riesgo de exclusión que en de Ciencias Sociales.

“La economía familiar sigue teniendo un peso muy elevado en la financiación de los estudios universitarios”, aseveran. El nivel de renta encuentra una relación directa con el acceso a la universidad y la interrupción de los estudios, por lo que señalan que “las barreras económicas no tiene que ver solo con las matrículas sino, sobre todo, con el coste de oportunidad que supone apostar por estudios universitarios”.

Masculinizados

Otro de los aspectos que resalta el estudio es la “alta dedicación” que deben aportar los y las estudiantes. Una media semanal que oscila entre las 32 horas en Humanidades y las 45 en las Ciencias de la Salud. Esto. unido a las horas lectivas, limita las opciones del alumnado de trabajar para poder mantenerse y, por tanto, también limita las oportunidades. Un 75,1% de los encuestados se dedican exclusivamente a los estudios, por lo que la economía familiar y becas son relevantes a la hora de ofrecer oportunidades.

“Todo esto pone de manifiesto la necesidad de mejorar el acceso de los grupos sociales menos favorecidos y promover alternativas a la economía familiar”, señalan en las conclusiones.

En cuanto a perspectiva de género, el estudio señala varias cuestiones. La distribución entre hombres y mujeres es, aseguran, “muy diferente” según el área. Los grados más masculinizados, habitualmente ‘de ciencias’, tienen “más oportunidades laborales, reconocimiento y prestigio social”. Además, consecuencia de los roles heteropatriarcales, se detecta también “una brecha significativa” en la relación de tareas; las mujeres tienen más obligaciones fuera de los estudios y estas, además, aumentan con la edad.

Los autores del estudio resumen en que hay un “aumento de la diversidad” pero, sin embargo, “aún un largo camino por recorrer“.

 

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

once − siete =