25n
25N
25N

Un último cuarto serio despega al Valencia Basket (83-91)

Kravtsov cerrando el aro y Diot, San Emeterio, Rafa Martínez y Joan Sastre en tiro logran una importante victoria

Un último cuarto serio despega al Valencia Basket (83-91)

Otro final apretado pero solventado con eficacia. El Valencia Basket está acostumbrándose a cerrar los partidos en los últimos minutos. En algunas ocasiones con más probabilidades de infarto que en otras. Ante el Unicaja ayer logró un importante triunfo en su partido 1500 en Liga ante un rival directo no sólo en lo que a la clasificación para disputar la Copa del Rey se refiere sino también para luchar por una plaza en la Euroliga del año que viene. El partido estuvo muy igualado en los tres primeros cuartos, con alternancia en el dominio del marcador y en las desconexiones que sufrían ambos equipos tanto en defensa como en ataque. Fue Rafa Martínez el que con su acierto desde la línea de 6,75 (seis lanzó y seis metió) mantuvo al equipo en partido y unos concentrados últimos diez minutos los que dieron la victoria al conjunto taronja. Un buen inicio del último cuarto de Joan Sastre, Kravtsov (10 puntos, 8 rebotes y 3 tapones) cerrando el aro taronja en defensa, la excelente dirección de Diot (12 puntos y 7 asistencias) y el acierto de San Emeterio y Rafa Rafa Martínez, sumado a la venganza de Will Thomas, cogiendo el rebote y anotando los últimos puntos taronja, sellaron el triunfo en el 83-91 final.

Antoine Diot, Rafa Martínez, Fernando San Emeterio, Will Thomas y Slava Kravtsov fueron los primeros en saltar al Martin Carpena con el objetivo de hacerse con la victoria. Sin embargo, el Unicaja hacía lo propio e imponía un ritmo frenético en los primeros minutos de partido mandando en el marcador pero sin lograr despegarse a un Valencia Basket que de la mano de Diot y Kravtsov equilibraban el acierto local. Tras el intercambio en el dominio del luminoso fue Sam Van Rossom quien empató el partido a 18 a falta de dos minutos y Rafa Martínez que con dos triples consecutivos puso el 18-24 en el marcador.

El segundo cuarto comenzó con Dubljevic anotando pero fue entonces cuando el Unicaja despertó de la mano de Fogg que con siete puntos de manera consecutiva rebajaba la distancia a tres puntos (25-28). El Valencia Basket desconectó y Brooks y Ndiaye le dieron la vuelta al partido. Sin embargo, el duelo seguía igualado y a pesar de que los locales habían mejorado en defensa no lograban despegar. Kravtsov rompió el parcial en contra y empató a 30 a falta de cinco minutos para llegar al descanso. Vuelta a empezar. Los triples de San Emeterio y el capi (el quinto y el sexto sin fallo) obligaban a los verdes a parar el partido con el 34-39 en el marcador. El Unicaja aprovechó la reanudación para que Musli y Brooks pusieran a su equipo por delante y Waczysnki dejaran el luminoso en el 42-40 con el que se llegaba al descanso.

El tercer cuarto fue una continuación de la historia. Igualdad en ritmo, defensa, acierto y error. Sin embargo, el Unicaja seguía llevando el ritmo del partido y los de Pedro Martínez poco a poco fueron mejorando en defensa lo que poco a poco le fue dando el dominio de la situación. Diot empataba de nuevo el partido (46-46) a falta de 7 minutos para el final del cuarto, el Valencia Basket cogió el dominio hasta que el tiempo muerto de televisión hace que el Unicaja entre enchufado y se marche en el marcador con un parcial de 9-0 que rompe Dubljevic (59-55). Los últimos puntos del cuarto fueron los dos puntos de Ndiaye (60-55), el triple de Vives (60-58), la bandeja de Brooks (62-58) y el triple de Sastre que dejaba el marcador en 62-61 a falta de diez minutos por jugar.

La igualdad del partido presagiaba un final apretado y, por qué no, de infarto. Un triple de Van Rossom y dos tiros libres de Sastre ponían el 62-66 en el marcador para inaugurar los últimos diez minutos. Unos minutos brillantes de Sastre le convirtieron en el referente ofensivo y la magnífica dirección de Diot hicieron que el Valencia Basket llegara al ecuador del cuarto con una renta de 4 puntos (70-74) escasa pero que bien gestionada podía dar una victoria. Kravtsov, cerró más si cabe el aro visitante, con dos tapones seguidos y los dos tiros libres metidos por San Emeterio, el conjunto taronja seguía sumando (72-78). El último minuto se hizo largo, el Unicaja no daba el partido por perdido pero entonces apareció Thomas para sellar su venganza. Fogg cometió falta sobre Rafa Martínez, que anotó uno de los tiros libres. El segundo lo falló y Will Thomas capturó el rebote y el capi volvió a sacar otra personal que esta vez no falló (79-85) a 40 segundos para el final. Los fallos desde la línea de tiro libre del Unicaja en los últimos instantes de partido y el acierto taronja  desde la misma línea de la mano de Will Thomas finiquitaron el partido en el 83-91 final.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

4 × cuatro =

museo etnologia
museo etnologia
ficcions 2019-2020