25n
25N
25N

Tirar las mascarillas a la vía pública “puede suponer un elemento de contagio”

Expertas alertan que tirar mascarillas y guantes en la vía pública es perjudicial para el medio ambiente y para la salud de las personas

Tirar las mascarillas a la vía pública “puede suponer un elemento de contagio”
17/06/2020 -

El uso de la mascarilla será obligatorio, siempre y cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad, hasta que se encuentre una vacuna que ayude a combatir el Covid-19. Por este motivo, es importante concienciar sobre la importancia que tiene hacer un buen uso de las mismas, pero, sobre todo, informar de las consecuencias negativas que puede tener arrojar las mascarillas en la vía pública. Para ello, hablamos con Mercedes Recio Hernán y Vanessa Vila López, docentes del Máster Universitario en Epidemiología y Salud Pública de la VIU.

“En el peor momento de la pandemia, se produjo un inesperado efecto beneficioso para el medio ambiente debido a la moderación del impacto humano. Sin embargo, con la paulatina vuelta a la normalidad, ya estamos comprobando que se trataba de una situación fugaz”, pero que puede empeorar si no se comienza a hacer un uso responsable de las mascarillas y los guantes. “Estos materiales de protección desechables forman parte de nuestra nueva normalidad, pero es necesario depositar las mascarillas o los guantes en los contenedores de fracción resto cuando queramos desecharlos”, apuntan Mercedes y Vanessa.

¿La razón? Suponen una amenaza medioambiental y para la salud. “Las imágenes de guantes y mascarillas tiradas por el suelo empiezan a ser habituales en algunas ciudades. Ni que decir que es un comportamiento incívico, pero es que, además, pueden suponer un elemento de contagio, por ejemplo, para niños y niñas que las cojan o para el personal de limpieza que manipule estos residuos”. Asimismo, tal y como explican, “pueden ser arrastrados a la red de alcantarillado o, incluso, llegar a ríos y mares, siendo sus fragmentos muy contaminantes para el ecosistema”.

Pero, además, “estos restos pueden ser ingeridos por la fauna marina o acumularse en suspensión provocando, en consecuencia, desde una disminución de la biodiversidad hasta una vehiculación de sustancias químicas con grave impacto en el ecosistema marino y en la salud de los animales y las personas” porque, dicen, “tenemos que ser conscientes que las personas nos alimentamos de algunos de estos animales, y que consumimos agua potable que puede llegar a estar contaminada por este tipo de sustancias”.

De hecho, “en la revisión de la Directiva Europea 98/83/EC relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano, se establecen nuevos parámetros a monitorizar en el agua de consumo, entre los que se incluyen varias sustancias ampliamente utilizadas en la fabricación de diferentes productos, como son algunos tipos de guantes desechables”, explican Mercedes y Vanessa.

En este sentido, señalan que “los problemas sanitarios y ambientales que nos acechan tienen mucho que ver las actitudes de los individuos en la comunidad. Por todo ello, tiene que haber no solo una tolerancia cero frente a estos comportamientos inadecuados, sino un esfuerzo de las administraciones para explicar a la ciudadanía la repercusión de sus actuaciones”.

Por último, ambas recomiendan hacer uso de mascarillas homologadas siempre que sea necesario, pero solamente hacer uso de los guantes en momentos puntuales y para situaciones muy concretas, ya que “es mejor lavarse las manos”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

5 + diecinueve =

activem alfafar