25n
25N
25N

Cada temporal hace retroceder unas playas con planes de regeneración transitorios

Los planes de Demarcación de Costas para las playas al sur de València no evitarán la necesidad de nuevas acciones futuras

Cada temporal hace retroceder unas playas con planes de regeneración transitorios
05/12/2019 -

La DANA del pasado mes de septiembre, especialmente fuerte, repitió una escena ya habitual en las playas valencianas tras los temporales. Estas sufren una gran erosión que, sumado a la pérdida de nuevos elementos sedimentarios que recuperen las playas, transforman en ‘transitorias’ las operaciones para ‘rellenar’ las playas. Es el caso de las playas de Dénia; sólo una semana después de que Demarcación de Costas depositara arena para recuperar parte del litoral, el nuevo temporal se la ha llevado casi por completo.

Esta situación, sufrida en el municipio alicantino, es también uno de los principales problemas de las playas al sur de València. Estas, ya en grave regresión por el ‘efecto sombra’ del Puerto, al limitar la llegada de nuevos sedimentos a dichas playas, se ven gravemente afectadas que hay un temporal marítimo. Y las soluciones aplicadas y planteadas, de momento, son transitorias; cualquier depósito extra de arena realizado se verá, tarde o temprano, ‘engullido‘ de nuevo por uno o varios temporales.

El pasado cinco de julio salió a información pública el proyecto “Regeneración de las playas del Saler y la Garrofera“, las zonas afectadas al sur de la ciudad. El 16 de agosto finalizó la exposición pública y a mediados de noviembre se encargó a las empresas ganadoras del concurso el inicio de los trámites para la recuperación de las playas. El proyecto pretende, al traer arena de un banco situado frente a las costas de Cullera, recuperar la línea de costa de 1965.

En rojo, arena perdida alrededor de la Gola de Pujol.

Se trata de una costa con un grave proceso regresivo, que en algunos puntos ha significado perder hasta 65 metros. Así lo aseguraba un estudio de la Universitat Politécnica de València, que detallaba el grave riesgo de estas playas y sus dunas, defensa natural de la Albufera. Su erosión, acrecentada por el cambio climático -con el aumento del nivel del mar y más temporales agresivos- y el efecto sombra del Puerto, ponen en riesgo el Parque Natural.

El proyecto para recuperar las playas -aproximadamente 20 metros, no hasta los 65 perdidos- es, según los estudios, transitorio. Limitar el efecto erosivo, con las condiciones actuales, resulta prácticamente imposible.

En el mismo proyecto se propone una cuestión para que, al menos en esta franja de las playas sur de València, la nueva arena depositada no desaparezca de manera tan inmediata como en otros lugares. La intención es prolongar el dique de la Gola de Pujol -donde el proceso erosivo comienza a ser acumulativo- para favorecer que la nueva arena tarde más en desaparecer. Algo que, a su vez, podría ocasionar nuevas erosiones en las playas más al sur. Así, el grave problema de regresión de las playas valencianas, de causa humana, necesitará todavía más acciones en el futuro para evitar la destrucción de la Albufera.

 

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dos × 1 =

CCCC
activem alfafar