La fantasma línea T2 de Metrovalencia

Tras 7 años de paralización en las obras de la línea T2 de Metrovalencia, la Generalitat reemprende los trabajos con ayuda de fondos regionales de la Unión Europea. Repasamos la historia de este proyecto de movilidad

La fantasma línea T2 de Metrovalencia
05/03/2018 -

Se trata del proyecto más ambicioso de los últimos tiempos en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), concretamente en la red de Metrovalencia. Es la bautizada como Línea T2, que pretendía conectar el barrio de Torrefiel en el noroeste de la ciudad con el centro para acabar en Nazaret y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en el sureste. Sin embargo la falta de presupuesto en la Generalitat paralizó totalmente el proyecto en 2011, convirtiéndolo así en uno de los símbolos de las consecuencias de la crisis económica en la ciudad de València. Uno más.

La obra que se ejecutó hasta su paralización supuso una inversión de casi 200 millones de euros, dedicados a dos tramos del macroproyecto: el tramo en superficie que une Nazaret con la avenida Hermanos Maristas, y el que une por vía subterránea este punto con la calle Alicante (la Estación del Norte), así como la construcción de la estación del Mercat situada bajo el Mercado Central.

Desde que el gobierno autonómico decidiera suspender temporalmente las obras, esta infraestructura se ha deteriorado cada vez más, hasta el punto de convertirse en zona de botellón, de fiestas rave e incluso en un embalse navegable fruto de la acumulación del agua de la lluvia.

@jlobrador

Además, el actual equipo de gobierno autonómico ha tenido que realizar diversos apaños en estas infraestructuras dado su abandono y degradación. Por ejemplo, retiró dos tramos de vías superficiales ya construidas por el peligro que suponían para el tráfico rodado. Pero estos días han llegado a su fin. Y es que el pasado verano, la Unión Europea anunció que aportaría parte de la inversión necesaria mediante los fondos Feder para acabar estas obras.

Así pues, la Generalitat ha podido retomar la ejecución de este proyecto, que se hará en dos fases. La primera costará 50 millones de euros -20 millones saldrán de la UE y 30 millones de la Generalitat- y se encargará de finalizar los trabajos entre la calle Alicante y l’Oceanogràfic. Y a continuación, se llevará a cabo una segunda fase que ascenderá a 33 millones de euros, que la administración valenciana espera conseguir de una forma similar. El trazado que une el acuario con el barrio de Nazaret, extremo de la nueva vía, no se incluye en estas obras, por lo que su finalización se encuentra aún en punto muerto, a falta de concretar.

@ramircalvo

Los plazos y el nombre

El límite de ejecución de estas obras es el año 2023. Desde la FGV y la Conselleria de Obras públicas señalan que próximamente se publicará en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) la licitación para la redacción de estudios y proyectos. Así que, previsiblemente, este 2018 se acabarán de completar los trámites necesarios para que en 2019 se inicie la primera frase del proyecto (Calle Alicante – Oceanogràfic).

Además, constituida en Consejo de Administración de la entidad pública, la Conselleria decidió la semana pasada cambiar el nombre a la línea. Ya no será T2, sino que pasará a denominarse Línea 10, para evitar confusiones con la Línea 2 ya existente que conecta Llíria y Torrent Avinguda.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dos × cuatro =

sagunt a escena 2019
Festes Torrent 2019