25n
25N
25N

La subida de impuestos como línea roja de los Presupuestos

Els síndics y portavoces Mata, Ferri, Davó, Bonig y Merino aportan su visión sobre los Presupuestos de la Generalitat mientras Compromís y Unides Podem miran con recelo al PSPV por sentarse con Cantó

La subida de impuestos como línea roja de los Presupuestos
09/11/2020 -

El borrador de los Presupuestos para 2021 de la Generalitat Valenciana, que este pasado viernes quedaron aprobados en el pleno del Consell, evidencian “los presupuestos para un nuevo inicio, para la reactivación económica y la cohesión social” los cuales, por primera vez, superarán los 25.000 millones de euros, situándose exactamente en los 25.627.550,65 millones de euros, frente a los 23.021.985,48 de este 2020. Sin embargo, de los 25.627 presupuestados para este 2021, 14.000 millones irán destinados a Sanidad, Educación y Políticas Inclusivas, es decir, el 55% del total de los Presupuestos de 2021, puesto que según el consejero de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, “son las tres conselleríes más sociales y que más impacto tienen con la pandemia”.

Sin embargo, mientras Compromís y Unides Podem miran con recelo a su socio de gobierno, el PSPV, y al mismo president de la Generalitat, Ximo Puig, este, se sienta con Ciudadanos para pactar el apoyo de la formación de Cantó a los Presupuestos de la Generalitat para 2021. A pesar de que el primer borrador de las cuentas de la Generalitat para el año próximo, el 2021, ya están presentados, y el Botànic al completo pretende subir los impuestos a las clases altas, es decir, “que paguen más los que más tienen”, en palabras del síndic de Compromís, Fran Ferri, las constantes reuniones entre ambos líderes del PSPV y Ciudadanos, Puig y Cantó, podrían efectuar un cambio en la ruta de las futuras cuentas, puesto que Ciudadanos ya viene anunciado, de hace un tiempo hacia aquí, que no apoyará los presupuestos si estos contemplan una subida de impuestos.

De este modo, ¿es la subida de impuestos para ese 0’6% de la sociedad valenciana la línea roja de los presupuestos? ¿Hasta qué punto cedería el Botànic para contar con el voto a favor de los 18 diputados y diputadas de Ciudadanos? ¿Está dispuesto el presidente Puig a no efectuar esa subida de impuestos para tener el apoyo de Cantó? ¿Qué opina cada grupo parlamentario?

‘El PSPV no tiene líneas rojas en los Presupuestos’

El síndic del PSPV, Manolo Mata asegura que el PSPV-PSOE “no tiene líneas rojas en cuanto a los presupuestos”, e incide que “los y las socialistas estudiaremos todo lo que sea de sentido común”. Mata explica que hay dos elementos fundamentales a tener en consideración, el primero es que “la política impositiva de la Generalitat la aprobó por unanimidad el gobierno en el cual están los tres partidos, PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, en la Ley de Acompañamiento”, y el segundo es que “el Gobierno de España nos abre la puerta a estudiar determinadas mejoras fiscales”. Sin embargo, Mata incide que “no hay líneas rojas”. Así mismo, Mata asegura que la cosa más importante que “tenemos clara” es que “no queremos subir impuestos ni en las clases medianas ni a las personas que peor lo están pasando en esta crisis”. A partir de aquí, “tenemos que ver como se elabora una propuesta de fiscalidad justa”, pero “hay que tener en cuenta que la fiscalidad no se improvisa, sino que este tipo de propuestas requiere muchos estudios y trabajo previo”. “La voluntad que los más ricos paguen más nos parece muy razonable, pero hay que estudiar muy bien como hacerlo”, asegura Mata.

‘No es el momento de hacer experimentos con la derecha’

Por otra parte, el síndic de Compromís en les Corts, Fran Ferri, comenta que “Compromís apoyará los presupuestos que se acordaron en el Consell y trabajará para hacer más pasos en el fortalecimiento de los servicios públicos”, pero que la línea roja de su formación no está en la cuestión de si se suben o se bajan impuestos “sino a quienes se le suben y a quienes se le bajan“. “Este Consell bajó los impuestos a 1,5 millones de valencianos con ingresos medianos y los subió a los más ricos. Nosotros proponemos un paso más en esa dirección que afectaría el 0,6% más rico, en los bancos y las multinacionales que contaminen… y que nos permitiría recaudar hasta 100 millones de euros para destinar a políticas para las personas”, asegura Ferri. Respecto a la postura de Ciudadanos con su voto en contra por esta supuesta subida de impuestos, Ferri incide en que “a diferencia de lo que pasa en Madrid, el Botànic tiene mayoría para aprobar los presupuestos”, pero que en Compromís “siempre estaremos a favor de sumar”. “Lo más importante no es quien sale en la foto el día que se aprueben los presupuestos sino si esos presupuestos son útiles a los valencianos cada día del año”, asegura Ferri, a lo que prosigue que “creemos que serán más útiles con 100 millones adicionales que nos permiten fortalecer, por ejemplo, la sanidad”. Así, el mensaje de Ferri es de fortalecimiento del mismo gobierno, puesto que “no es el momento de alejarse del Botànic o de hacer experimentos con la derecha sino de hacer más políticas para las personas”, comenta Ferri.

‘Ciudadanos quiere blanquear su nefasta gestión en Madrid o Murcia acercándose al Botànic’

Siguiendo esta línea, la síndica del otro socio de gobierno, Unides Podem, Naiara Davó, asegura que las líneas rojas de la formación morada se basan en evitar las privatizaciones de los servicios públicos. De este modo, Davó asegura que Unides Podem aboga para recuperar para la gestión pública los servicios fundamentales, puesto que “es completamente necesaria para garantizar la protección y la igualdad para las valencianas y valencianos”. Respecto a la postura y posible negociación con Ciudadanos, Davó asegura que “el debate nunca ha sido impuestos sí o no sino impuestos a quién y para qué”. “Estamos a favor que las grandes fortunas paguen lo que tengan que pagar por ley, y queremos bajar los impuestos en las clases medianas y trabajadoras”, incide Davó prosiguiendo que “quienes más tienen, más tienen que pagar”. Sin duda, el titular de Davó es que “sin justicia fiscal no hay justicia social”. De este modo, Davó explica que “Ciudadanos quiere blanquear su nefasta gestión en Madrid o Murcia acercándose al Botànic, pero tenemos que repartir los esfuerzos de la reconstrucción de nuestra tierra y los ricos tienen que colaborar con el resto de la sociedad en esta reconstrucción”, y por eso, “la hoja de ruta del Botànic avanza en este sentido con firmeza”.

‘Desde 2016, el Botànic ha aumentado un 40% los altos cargos, asesores y organismos’

Mientras tanto, la síndica y presidenta del Partido Popular, Isabel Bonig, asegura que la línea roja de su partido está clara: “los presupuestos tienen que estar enfocados a salvar vidas“. “El gasto sanitario es insuficiente en tiempo de pandemia y pierde peso en el total de los presupuestos, la dependencia prácticamente está congelada, pero es que, por la otra banda, el sector público de la Generalitat vuelve a crecer, con cuatro organismos más, un 13,3% del presupuesto y 247 millones de euros”, asegura Bonig, al que incide que no pueden ser unos presupuestos “de privilegios para el Botànic”. En este sentido, Isabel Bonig ya ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad de los Presupuestos “porque creemos que son unas cuentas muy mejorables”. Sin embargo, Bonig asegura que “estoy dispuesta a hablar con el presidente Puig y cambiar algunas cosas”. “Estamos abiertos, pero dependerá de lo que él quiera, ya veremos si es verdad que quiere consenso o no”, comenta Bonig. De este modo, Bonig asegura que querría negociar con el Botànic la rebaja de privilegios del Gobierno, puesto que “es importante”, a lo que nos explica que “desde su primer presupuesto, en 2016, el Botànic ha aumentado un 40% los altos cargos, asesores y organismos“. Y así, “el PP también mejoraría la partida sanitaria”, que “hace falta que esté enfocada a la pandemia y sus derivadas: mejorar la Atención Primaria, el conflicto de los MIR, etc.”, asegura Bonig. En cuanto a la subida de impuestos, Bonig asegura que el PP está “en contra”, puesto que “una buena política fiscal no tiene que afectar los bolsillos de los ciudadanos, al contrario, una bajada de impuestos reactiva la economía y el consumo”.

‘Hoy en día, Ciudadanos no podría apoyar los Presupuestos de la Generalitat’

Por otra parte, Ciudadanos no podría apoyar unos Presupuestos de la Generalitat “que contuvieran subidas de impuestos a la clase mediana y trabajadora valenciana y que no fueran reflejo del acuerdo de reconstrucción”, y así nos lo traslada su portavoz adjunta, Ruth Merino, quien además nos anuncia que de momento se cumple una premisa básica que es la de “no subir impuestos, pero todavía echamos de menos muchas de nuestras peticiones, principalmente respecto a las plazas de residencias de mayores”, puesto que “no hay ningún importe dedicado a construcción de residencias”, asegura Merino, haciendo hincapié en la falta “de incremento en el número de médicos y enfermeros, ayudas para los autónomos y la necesaria auditoría externa de la administración, para detectar ineficiencias y poder corregirlas”. De este modo, Merino asegura que “hoy en día, Ciudadanos no podría apoyar los Presupuestos de la Generalitat“. Siguiendo con las negociaciones, Merino comenta que “esperamos negociar y conseguir durante el trámite de enmiendas que aceptan, al menos, las peticiones que he mencionado, que son moderadas, sensatas y necesarias para la recuperación y la reconstrucción de la Comunitat Valenciana”. Aun así, desde Ciudadanos transmiten que “estamos en contra de subir impuestos en general y menos aún en la situación actual, en la cual lo necesario es incentivar el consumo y la inversión, proporcionar liquidez a las pymes y los autónomos y facilitar las cosas a los ciudadanos”. “El problema de la escasa recaudación está en la economía sumergida y en la ineficiente gestión de los tributos”, asegura Merino.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dieciseis + 5 =