25n
25N
25N

Ribó insiste en una nueva DIA que estudie "seriamente" el impacto de la ampliación del Puerto

Ribó insiste en una nueva DIA que estudie "seriamente" el impacto de la ampliación del Puerto
04/05/2021 -

El alcalde de València, Joan Ribó, ha insistido este martes en la necesidad de una nueva declaración de impacto ambiental (DIA) para el proyecto de ampliación del Puerto que estudie “seriamente” sus consecuencias en el medio ambiente: “Este alcalde nunca se ha manifestado en contra de la ampliación, he dicho que se tiene que hacer bien”.

Así lo ha declarado tras una reunión con la presidenta de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Eva Blasco, y los vicepresidentes, junto al vicealcalde segundo y concejala de Ecología Urbana, Sergi Campillo. Patronal y Ayuntamiento han abordado el modelo de desarrollo económico de la ciudad y del Puerto.

Ribó ha vuelto a defender la moción que consensuó la semana pasada el equipo de gobierno (Compromís-PSPV) a favor de un puerto “tan sostenible como competitivo”, exigiendo a Valenciaport un estudio paisajístico sobre el impacto que tendría la ampliación norte en las playas del Cabanyal y la Malva-rosa, un estudio de movilidad y que regenere las playas del sur afectadas por anteriores ampliaciones.

Tras señalar que la postura de la patronal es que la ampliación “salga adelante”, el primer edil ha puesto en valor su preocupación por la necesidad de respetar el medioambiente.

A partir de ahí, ha abogado por un estudio “serio” sobre los posibles impactos de la ampliación y por poner en marcha las consiguientes medidas para paliar estos impactos. Es “evidente” así, a su juicio, que es necesaria una nueva DIA para sustituir la anterior de 2007 por todos los cambios que se han producido desde entonces.

Ribó ha destacado la afección al paisaje y a las playas del norte y sur de València, así como las consecuencias que tendría para el transporte, por lo que ha insistido en que “hace falta estudiarlo seriamente”. “Hacer las cosas bien es la mejor manera de hacerlas lo más rápido posible”, ha resumido a los periodistas.

UN PUERTO CONECTADO AL CORREDOR

En la reunión con la patronal, según un comunicado del Ayuntamiento, el alcalde ha señalado la necesidad de apostar por la movilidad del Puerto en planificación coordinada con el nodo de València en el Corredor Mediterráneo, además de coincidir con la CEV en mantener su competitividad “garantizando que cualquier paso cumpla los requisitos legales y medioambientales”.

Ribó ha recordado así que la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) cambió en 2018 el proyecto de la terminal norte, “una modificación sustancial que, evidentemente, requiere de una nueva valoración ambiental”.

En general, ha defendido que la movilidad es uno de los elementos prioritarios sobre los que desarrollar un modelo competitivo y sostenible de ciudad y de puerto: “No podremos conseguirlo sin pensar en la movilidad, pero no tiene sentido continuar pensando en una movilidad portuaria basada en el tráfico rodado de camiones”.

Ha comparado así los datos de movilidad de los principales puertos europeos: el de Hamburgo traslada el 55% de sus mercancías en tren y el de Róterdam un 33% en barcos (barcazas) y un 18% en tren. En contraste, el puerto de València transporta el 5% de las mercancías en tren y el resto en camión. “Y así no se puede continuar”, ha advertido, lamentando que “por desgracia, no se piensa en cambiar sino en consolidar la actual situación”.

“Actualmente se está haciendo un estudio, encargado por la Autoridad Portuaria, del acceso norte con cinco posibilidades, y solo una de ellas es ferroviaria”, algo que él pidió “personalmente” que se incluyera.

Joan Ribó ha prevenido sobre los efectos del proyecto en las playas, recordando que la DIA de 2007 establece que la APV tiene que promover las medidas correctoras para evitar la regresión. “No se trata de posicionarse en contra de la ampliación del Puerto por pura negativa, sino de argumentar las consecuencias que tendrá y estudiar el impacto ambiental si no se aplican las medidas correctoras pertinentes”, ha reiterado.

“En 14 años no se ha hecho nada para mitigar los efectos sobre las playas, que son muy serios. En el Saler, por ejemplo, el frente dunar se ha retrasado más de 15 metros, y también se constatan efectos sobre la Rambla y sobre la playa del Ferros, o en el Muntanyar del Pujol donde el retroceso ha llegado hasta 50 metros e incluso a los 900 al sur de la Gola. Está claro que ‘cuanto más azúcar, más dulce’ y si vienen recursos europeos o estatales para hacer frente a los problemas de nuestras playas, mucho mejor. Pero lo que yo quiero es que se cumpla con una obligación legal que el Puerto, hasta ahora, no ha cumplido”, ha incidido.

El alcalde ha hablado también sobre los materiales necesarios para rellenar las estructuras proyectadas, dado que “el nuevo proyecto señala un volumen de relleno de 23,3 millones m3 frente a la DIA de 2007 que lo cifra en 19,05 millones m3. “Habrá que especificar el origen de esos materiales”, ha advertido.

Y se ha referido a “un factor importante para los usuarios de las playas de Cabanyal y Malvarrosa y para los habitantes de estos barrios, los cambios en el paisaje, ya que se contempla una modificación de más de un kilómetro del conjunto de grúas y plataformas de la nueva terminal en las playas del norte”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

19 + trece =