25n
Orgull
Orgull

Puig garantiza a Compromís que el Botànic es un pacto que va "mucho más allá de seis años" y niega un adelanto electoral

Puig garantiza a Compromís que el Botànic es un pacto que va "mucho más allá de seis años" y niega un adelanto electoral
10/06/2021 -

El ‘president’ de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, ha garantizado este jueves a Compromís que el acuerdo del Botànic va “mucho más allá de este tiempo, mucho más de seis años” y ha confiado en poder “avanzar conjuntamente”, además de volver a negar un posible adelanto electoral antes de 2023.

Un acuerdo que, a su juicio, propició el cambio político más importante de la historia en la Comunitat como “un escudo social para los valencianos y un blindaje del Estado del Bienestar que ha sido crucial para dar respuesta a la pandemia”, cuando se cumplen dos años de la reedición del pacto con la entrada de Unides Podem en el gobierno.

Así ha respondido al síndic de Compromís, Fran Ferri, quien ha apuntado tres puntos donde ve riesgo de incumplimiento del acuerdo: la reversión a gestión pública del Hospital de Torrevieja –prevista para octubre cuando acaba el contrato con Ribera Salud–, el traspaso de las competencias de los trenes de Cercanías a la Generalitat y el próximo contrato-programa de la radiotelevisión pública valenciana, À Punt.

Puig ha reconocido que el virus ha dejado paralizados algunos de los proyectos, algo “bastante fácil de entender”. “Es obvio, y todavía más obvio que la agenda valenciana que defendemos está vinculada a la superación de la crisis sanitaria y económica”, ha recalcado en la sesión de control de Les Corts.

Por contra, ha defendido que desde 2019 se ha dado un “impulso” a la lucha contra la emergencia climática, el feminismo, los servicios públicos, el modelo productivo, la calidad democrática y la fiscalidad progresiva, remarcando que todos los esfuerzos se han centrado este año en combatir la pandemia.

En materia sanitaria, ha prometido la “recuperación” del Hospital de Torrevieja “con el mejor instrumento para ser más eficiente para atender a los ciudadanos, garantizar los derechos de los trabajadores y ser más eficientes”, algo que ve absolutamente necesario, al hilo de las discrepancias entre los socios de gobierno por la empresa pública proyectada por la Conselleria de Sanidad para asumir servicios externalizados –el PSPV está a favor y Compromís y UP en contra–.

También ha destacado la aprobación del plan de infraestructuras con 658 millones de euros hasta 2023 o la previsión de ampliar la plantilla para dotar al sistema del personal necesario, mientras en la social ha recordado que “el mayor plan de infraestructuras” está dotado con 560 millones para crear 6.600 plazas públicas y que en menos de medio año se han evitado 400 casos de desahucios.

Es más, Puig ha asegurado que la Comunitat ha resuelto durante la pandemia más expedientes de dependencia que el resto de comunidades autónomas juntas y ha resaltado la previsión de crear 181 ciclos de FP para el próximo curso con 6.000 nuevas plazas, además de celebrar que el plan ‘Edificant’ de mejora de centros educativos avanza “de manera extraordinaria gracia a los ayuntamientos”.

En economía ha señalado que desde 2014 se han multiplicado por nueve las ayudas a la industria, de 11,5 a 101,5 millones, y las de empleo un 115% de 146 millones a 315 en estos siete años. Ha resaltado la incorporación de cien científicos al sistema de investigación, que la Generalitat trabaja con el Gobierno en un plan para digitalizar 100.000 empresas valencianas y que los próximos presupuestos serán los primeros participativos.

En su intervención, el portavoz de Compromís ha recordado que uno de los objetivos del Botànic desde 2015 es “acabar con la corrupción generalizada de los gobiernos del PP” y ha afeado que el líder de este partido, Pablo Casado, no responda preguntas de los periodistas sobre esto porque “si no quiere hacerlo, habría sido mejor que hubiesen decidido no robar dinero a los ciudadanos”.

Por eso ha puesto en valor el pacto para que la Comunitat “dejara de ser señalada y conocida” por la corrupción en el resto de España, un acuerdo que a su juicio es más que es un papel, “un compromiso con los valencianos”, y que ha ligado con el apoyo de la coalición a la investidura de Puig.

ADELANTO ELECTORAL: “NO”

Por otro lado, el ‘president’ ha respondido con un lacónico “no” a la pregunta de Vox sobre si se plantea un adelanto electoral en la Comunitat antes de 2023, como ya quiso dejar claro la semana pasada insistiendo en que la prioridad es la salida de la crisis.

Esta cuestión llega después de que el DOGV publicara recientemente que la Conselleria de Hacienda delegaba en la de Justicia las competencias técnicas derivadas del proceso electoral, como hizo en 2019 cuando el adelanto suscitó las críticas de Compromís y de la vicepresidenta portavoz del Consell, Mónica Oltra.

En su turno, la síndica de Vox, Ana Vega, ha definido a la Generalitat como “un auténtico gallinero”, ha ironizado con que Oltra se podría enterar del adelanto “por la prensa”, al igual que el fin del toque de queda, y ha tachado a Ana Barceló de “la peor consellera de Sanidad de España”. Y ha urgido a adelantar las elecciones para “ahorrar sufrimiento” a los valencianos.

Ximo Puig le ha pedido “unas dosis más de respeto” y ha defendido que “afortunadamente” la sociedad no es como Vox. “Entre los ciudadanos de la Comunitat no hay enfrentamiento y tienen un sentido de la democracia bastante más elevado”, ha aseverado llamando a buscar puntos de encuentro en lugar de utilizar un “tono permanentemente iracundo” que ve como el país Libertonia de los hermanos Marx.

“Tenemos una convicción: que la sociedad valenciana siempre saldrá adelante, espero que nunca con un gobierno con ustedes”, ha zanjado, para afear a este partido su “catastrofismo” después de que la Comunitat lleve tres meses con la menor incidencia acumulada del virus en España.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

uno × uno =