Reinventarse e ilusionarse: los nuevos retos de la música

La Comunidad Valenciana es cuna de músicos que tratan de innovar para combinar pasión y trabajo en busca de un reconocimiento que les impulse

IES Arabista Ribera de Carcaixent

Reinventarse e ilusionarse: los nuevos retos de la música
24/06/2019 -

Las artes lo tienen complicado en un escenario donde las nuevas tecnologías han acaparado un gran peso en cuanto al ocio o el acceso de productos culturales. Una invasión que ha provocado que las personas que están tras ellas, inevitablemente, traten de reinventarse para salir a flote y seguir dedicándose a lo que, para muchos, es una pasión y no un trabajo. Ejemplo de ello son varios proyectos valencianos, entre ellos Spanish Brass, Capella de Ministrers o el programa educativo musical del IES Arabista Ribera de Carcaixent, que han conseguido crecer y cosechar éxitos pese a las dificultades y rápidas transformaciones actuales.

“A todos les ha marcado haber participado en este proyecto”. Así explica Adolf Murillo cómo viven los alumnos del IES Arabista Ribera de Carcaixent sus clases de música en lo que se ha convertido en un laboratorio de creación y de desarrollo de la imaginación. Y es que, a diferencia de lo que puede ser una clase habitual con libros de texto, el proyecto de aprendizaje del Departamento de Música del instituto desde 2009 coloca a los alumnos y alumnas como “creadores”. Las diferentes tecnologías, el trabajo en equipo en grupos reducidos, la microfonía o varias pizarras gigantes para crear son las piezas que completan este referente internacional de mecenazgo, según expresa su co-creador, Murillo.

El proyecto musical del IES Arabista Ribera de Carcaixent coloca a los alumnos como creadores de arte

Asimismo, según Murillo, la filosofía de desarrollarse con la creación se impregna en el resto de asignaturas, ya que desde la clase de Música se trabajan otras materias para establecer sinergias, por ejemplo con Historia, Literatura o Matemáticas, y conseguir, así, una “mirada multidisciplinar del arte”. “Lo importante es situar al niño en el centro del aprendizaje y que tenga autonomía, sea creativo y aproveche esa capacidad para otras materias y situaciones”, añade.

IES Arabista Ribera Carcaixent

Esto se ha traducido en una gran lista de subproyectos que van desde crear una banda sonora, luchar contra el fracaso escolar o implantar el sistema SoundCool para crear un equipo multidisciplinar de investigadores vinculados a diferentes universidades españolas y trabajar en la creación colaborativa a través de dispositivos móviles, además de lanzar CD Jazzcitric, un disco con temas de jazz creados por los propios alumnos y arreglados posteriormente por Jesús Santandreu para un sexteto de jazz, y no a la inversa, como es lo habitual. Como reconocimiento, han obtenido varios premios entre los que destacan el Premio Nacional SIMO 2016 a la innovación educativa a la experiencia en programación y robótica SoundCool o el Premio al Talento Musical Bankia al mejor proyecto educativo musical de la Comunidad Valenciana en su primera edición de 2017.

Capella de Ministrers

Este último galardón le une con uno de los nombres más sonados del panorama musical en la Comunidad Valenciana: Capella de Ministrers. Y es que desde que se fundó en 1987, ha desarrollado una gran tarea investigadora y musicológica para recuperar y difundir patrimonio musical español desde el medievo hasta el siglo XIX que le ha valido su reconocimiento a nivel regional, nacional e internacional. En concreto, ha ganado premios y distinciones como la de Mejor Producción Discográfica del Ministerio de Cultura, el Premio Bankia a la Formación Musical Valenciana de carácter profesional, el sello de calidad de la GVA Mediterranew Musix o el Premio Internacional de Música Clásica 2018 (ICMA), entre otros.

Asimismo, ha difundido su estudio y recuperación de música antigua a través de 55 discos -con sello discográfico exclusivo de Capella de Ministrers- y más de 1.500 conciertos y participaciones en festivales de Francia, Bélgica, Rumanía, Portugal, Holanda, Egipto, Italia, Alemania, Marruecos, Inglaterra, Polonia, Túnez, Chile, Portugal, Grecia, Argentina, Brasil, EE.UU, México, Finlandia, Austria, Cuba, Croacia, China, Argelia, Suecia, Noruega o la India. Todos ellos, bajo la batuta de Carles Magraner (Almussafes), especialista en música antigua, docente y director que fundó este proyecto.

Tan solo dos años más tarde, en 1989, se fundaba Spanish Brass, también con la ilusión de romper moldes y de dedicarse a su gran pasión: la música. Tras 30 años en funcionamiento, Spanish Brass es uno de los quintetos de metal que más trayectoria ha tenido a nivel nacional e internacional gracias a un esfuerzo que le ha dado la oportunidad de tocar en la gala de los Premios Príncipe de Asturias de 1995 o de recibir, junto con el instituto valenciano y Capella de Ministrers, el I Premio Bankia al Talento Musical en la misma modalidad.

Su trombonista, Indalencio Bonet, explica que, para él, el quinteto es sinónimo de “libertad”. “Spanish Brass nació hace 30 años. Estábamos – Carlos Benetó y Juanjo Serna, con la trompeta; Manolo Pérez, con la trompa; y Sergio Finca desde hace unos años, con la tuba- en la Joven Orquesta Nacional de España y queríamos hacer algo distinto al resto con música de cámara. Ahora organizamos alrededor de 100 conciertos anuales en países como Rusia, Ucrania, Hong Kong, EE.UU, Latinoamérica, Corea del Sur, Polonia, Francia, Alemania o Japón, organizamos el Festival Spanish Brass Alzira y el internacional Bassurround y hemos grabado 25 discos”.

Indalecio Bonet, trombonista: “Spanish Brass es sinónimo de libertad”

Sin embargo, no ha sido un camino fácil. El trombonista valenciano asegura que “crear un proyecto inusual es muy difícil, sobre todo en una cosa tan etérea como es la música”, donde normalmente los músicos de cámara se dedican también a otros campos profesionales musicales. Pero ellos lo han conseguido: todos sus miembros se dedican a tiempo completo a hacer música de cámara y a recorrer mundo para que la gente disfrute de sus conciertos. “Hemos podido crear una empresa alrededor de nuestra ilusión”, celebra echando la vista atrás.

Bonet: “Crear un proyecto singular en la música es muy difícil”

Tanto él como Magraner, aseguran que el soporte de entidades institucionales y privadas es clave para impulsar este tipo de proyectos innovadores. En el caso de Capella de Ministrers y de Spanish Brass, reciben ayudas por parte del Institut Valencià de Cultura (IVC) de la Generalitat Valenciana, así como del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INEAM) del Ministerio de Cultura, mientras que la Universitat de València (UV) también patrocina las actividades de investigación, recuperación y difusión de patrimonio musical del grupo de Magraner.

En este sentido, tanto el instituto de Carcaixent como las formaciones de músicos valencianos consiguen otro empujón gracias a los premios que reconocen su esfuerzo diario, como es el caso de los Premios al Talento Musical de Bankia, que tienen como objetivo “apoyar el desarrollo de la sociedad valenciana a través del reconocimiento a las personas y entidades que están llevando a cabo proyectos de excelencia de referencia nacional e internacional en los diferentes ámbitos de la música”, según defiende la entidad.

“Cuando supimos que habíamos ganado, nos alegramos muchísimo, ya que supone que tu trabajo sea reconocido. Era justo y necesario celebrar unos galardones como estos”, confiesa Carles Magraner después de recibir el premio a la Mejor Formación Musical Valenciana de carácter profesional en la primera edición de 2017. Un reconocimiento muy reñido por la gran calidad de las once candidaturas que reunió esa categoría que, de hecho, conllevó que el jurado no se quedase con un solo premio, sino con dos, en este caso para Spanish Brass. “Es importante que también haya una dotación económica – 10.000 euros al dividirse en dos premiados -, ya que gracias a ello hemos podido mejorar nuestra economía y grabar dos discos desde entonces”, agradece Bonet.

Asimismo, el instituto Arabista Ribera de Carcaixent también fue protagonista de este estreno, ya que se alzó con el Premio al Proyecto Educativo Musical con ‘Experimentarts: música, creatividad y aprendizaje colaborativo’. “Yo creo que más que nuestro proyecto, lo que valoró el jurado fue la trayectoria, ya que llevábamos 7 u 8 años esforzándonos por este programa y recogiendo premios que nos han permitido avanzar. Gracias a esos 20.000 euros que recibimos, pudimos comprar nuevos materiales, grabadoras, teclados y organizar salidas con el alumnado del centro”, explica Murillo.

Spanish Brass en la entrega del galardón de Bankia Spanish Brass)

El cocreador del proyecto añade que “es un reconocimiento al esfuerzo y un impulso a la música, porque muchas veces no llega a la gente todo lo que lleva detrás”. Por ello, y como miembro del jurado de esta nueva edición, anima a todo el mundo a presentarse en la segunda convocatoria de los Premios Bankia al Talento Musical en las diversas modalidades: al Músico Valenciano, a la Formación Musical Valenciana de carácter profesional, al Investigador/a Valenciano/a relacionado con la actividad musical, al Proyecto Educativo Musical y a la Actividad Empresarial o emprendedora relacionada con la música.

Los Premios Bankia al Talento Musical dotan a los ganadores con 20.000 euros para ayudarles con sus proyectos

Según ha indicado Bankia, cada una de estas categorías está dotada de un premio en metálico de 20.000 euros brutos y una estatuilla y el jurado estará formado siete personas “de reconocido prestigio en el ámbito de la cultura y la música” seleccionados por la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV), el IVC y Bankia.

El director corporativo de Bankia en València y Castelló, Jaime Casas, subrayó en su presentación que “la segunda convocatoria de estos galardones son una muestra más del compromiso de Bankia en el reconocimiento a unas sociedades musicales que representan un fenómeno social y cultural de enorme envergadura en la Comunidad Valenciana y que vertebran el territorio”. Desde el IVC, Marga Landete, directora adjunta de Música y Cultura Popular, apuntó que “el sector musical valenciano necesita ser conocido y reconocido y estos galardones bianuales contribuyen a hacerlo visible premiando la trayectoria de personas destacadas de nuestra música”.

La II edición de estos premios ya tiene abierta su convocatoria para presentar los proyectos hasta el 30 de junio y dar, así, un empujón más que premie el esfuerzo diario que hay alrededor de la música delante y detrás de escenarios, auditorios o aulas de la Comunidad Valenciana, cuna y referente de este arte a nivel mundial.

IES Arabista Ribera de Carcaixent

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

12 + trece =

sagunt a escena 2019
turismo salou