El Magnànim anuncia los ganadores y ganadoras de los Premios València y València Nova 2019

Marta Quintín, Emili Bayo, Jovi Seser, Mario Vega, José Ángel García Caballero, Aina García Carbó, Ramon Guillem Alapont, Marcos Yáñez, Jorge Fernández Gonzalo y Jordi Peidro son los galardonados de esta edición [.]

El Magnànim anuncia los ganadores y ganadoras de los Premios València y València Nova 2019
27/06/2019 -

La Institució Alfons el Magnànim-Centre Valencià d’Estudis i d’Investigació ha dado a conocer hoy a los ganadores y las ganadoras de los Premios València y València Nova de 2019. Un total de diez galardones otorgados por seis prestigiosos jurados que se han reunido a lo largo de la mañana en la Sala Gregori Mayans del MuVIM. El anuncio de las obras ganadoras de los Premios València ha corrido a cargo de la vicepresidenta de la Diputació de València, Maria Josep Amigó; el director del Magnànim, Vicent Flor; y el jefe del servicio de Cultura de la Diputació, Josep Vidal, que ha actuado como secretario.

Marta Quintín y Emili Bayo han conseguido los premios de narrativa en castellano, mientras que Jovi Seser ha ganado el Premio València de narrativa en valenciano. Por su parte, Mario Vega y José Ángel García Caballero han ganado en las modalidades de poesía en castellano; y Aina García Carbó y Ramon Guillem Alapont en las de poesía en valenciano. En las categorías de ensayo, Marcos Yáñez se ha hecho con el València Nova y Jorge Fernández con el València. Por último, el ganador en la categoría de novela gráfica ha sido Jordi Peidro. La gala de entrega de los Premios València será el próximo 18 de octubre de 2019 en el Centre del Carme de Cultura Contemporània. La Institució Alfons el Magnànim editará las obras ganadoras en la modalidad de ensayo, que se publicarán en su colección ‘Estudis Universitaris’. Bromera se encargará de la edición de las categorías de narrativa y poesía en valenciano; mientras que Hiperión lo hará con las de poesía en castellano y Versátil con las de narrativa en castellano. Por último, Anda se encargará de la obra ganadora del Premi València de novela gráfica.

El director del Magnànim, Vicent Flor ha querido destacar que “los Premios València son los premios literarios y científicos decanos de la sociedad valenciana; con más categorías, once en total; y más transparentes”. Por su parte, la vicepresidenta de la Diputació de València, Maria Josep Amigó ha querido “dar la enhorabuena a los ganadores y ganadoras, así como agradecer a los miembros de los diferentes jurados su trabajo y al equipo profesional del Magnànim por su esfuerzo para que la Diputació y la institución otorguen estos premios que este año editarán diez libros”.

Consolidación del Premio de Novela Gráfica

Esta es la segunda edición que se convocan los premios de novela gráfica y el resultado ha sido impecable por lo que respecta a los miembros del jurado y al ganador, Jordi Peidro Torres, con la obra La era de Acuario. El jurado –formado por Álvaro Pons, Cristina Chumillas, Vicent Llobell Sento y Miguel Ángel Giner Bou– ha destacado “el despliegue narrativo y de recursos gráficos y compositivos, asimilados desde una óptica propia para el desarrollo de una historia de argumento trepidante que sabe mezclar el exotismo con la aventura personal”. La editorial encargada de la publicación es la valenciana Andana.

Nacido en Alcoi en 1965, ciudad en la que reside en la actualidad, desarrolla un buen número de proyectos ligados al diseño y la escritura. En los últimos 35 años ha escrito teatro, cortometrajes y ha ilustrado novelas, cuentos y libros de texto, entre otras cosas. En el campo del cómic, durante la década de 1980 y 1990, publicó los álbumes El ojo africano y La bahía del ahogado. Años después, ya en 2014, hizo colaboraciones con la revista Xiulit! y los álbumes San Francisco de Borja, duque y santo, El misterio del mundo solidario y Esperaré siempre tu regreso. Actualmente está trabajando en un nuevo cómic sobre la Guerra Civil.

Una seria reflexión sobre el humor

Jorge Fernández Gonzalo obtiene el premio de ensayo con El resto risible, una obra de la que el jurado, formado por Àurea Ortiz, Maria Josep Picó, Xavier Andreu y Juan Pecourt, ha valorado el atrevimiento y la dimensión transgresora a la hora de plantear muy seriamente el humor. “Se trata de una reflexión filosófica muy profunda, pero próxima y al mismo tiempo divertida, que combina las referencias filosóficas más complejas del mundo clásico con elementos propios del humor y de la cultura de masas, como Monty Pythons o Jim Carrey”, explica el jurado, destacando que “el autor reivindica el humor y la filosofía como forma de conocimiento”. Fernández Gonzalo, profesor de Filosofía en la Complutense, ha publicado libros de poesía y ensayo, entre los que destaca Filosofía zombi (2011, finalista del premio Anagrama de ensayo) e Iconomaquia. Imágenes de guerra (2017, premio Málaga de ensayo).

Por lo que respecta al premio de ensayo para jóvenes, la obra ganadora es El bosque. Espejo literario del hombre, de Marcos Yáñez Velasco. En ella el jurado ha valorado la originalidad del tema y la capacidad del autor para abordarlo desde una perspectiva transversal, que incorpora referentes procedentes del conservacionismo, la filosofía, el cine y la literatura. “Muestra el bosque como un espacio simbólico, una construcción cultural desde la cual reflexionar sobre la sociedad, la política, las subjetividades y la modernidad”. Yáñez Velasco, natural de Segovia, es profesor de filosofía, historia y teoría del arte en Barcelona y escritor y divulgador de contenidos culturales audiovisuales.

Amor a la tierra y sencillez

El Premio València de poesía en valenciano ha sido otorgado a Ramon Guillem Alapont (Catarroja, 1959) por la obra Fugaç. Los cuatro miembros de un jurado encabezado por Jaume Pérez-Montaner, acompañado por Irene Mira, Antònia Cabanilles y Josep Antoni Fluixà, ha destacado “la sencillez aparente o buscada de una poesía que se basa en los detalles íntimos, casí intangibles. Ja desde los primeros poemas va estableciendo el contenido de todo el libro. Con un estilo no muy usual en nuestra poesía, el autor consigue crear pequeñas chispas de emoción e interés bien profundos”. El autor es técnico de bibliotecas y dirige la colección de poesía de ediciones Perifèric. Como escritor ha cultivado tanto la narrativa como la poesía, destacando del primero de los dos géneros La cambra insomne (1992) y Com l’angèlica (2007). Ha obtenido por su obra numerosos premios como el Premio de Literatura Eròtica La Vall d’Albaida (A foc lent, 2004). Entre la poesía, es necesario señalar los poemarios D’on gran desig s’engendra (1984), Premio Vila d’Alaquas i La febre dels diez, Premio Maria Beneyto del Ayuntamiento de València, 2004.

Por lo que respecta al premio València Nova de poesía en valenciano, ha recaído este año en la obra El cor heretge, de Aina Garcia Carbó (Castelló de la Plana, 1993) de la cual el mismo jurado ha valorado que “muestra ya desde los primeros versos un buen dominio del ritmo y la expresión. Combina poemas magníficos y definidores de una poética personal. Amor filial y amor al país, a la tierra”. Maestra de Educación Infantil, está especializada en literatura infantil y juvenil y libros. Su primera publicación es de 2015, el poemario Rere la paraula, al que siguieron otros dentro del género de ensayo y narrativa, de los que destacan Nosaltres les fusterianes (2017) y Les detectives i el banquet de carxofa (2018). Las dos obras serán publicadas por la editorial Bromera.

Un volumen de cuentos de gran intensidad narrativa

Como novedad este año, una recopilación de relatos obra de Jovi Seser titulado Pedres que han de ser remogudes obtiene el premio de narrativa en valenciano. El jurado, integrado por Margarida Castellano, Enric Salom, Lourdes Toledo y Gonçal López-Pampló destaca la “calidad literaria que el autor ha demostrado en un género nada fácil como es la narrativa breve”. Así, “fragmentariedad se convierte en un valor añadido gracias a la diversidad temática y de estilo”. De la obra también han destacado la capacidad de creación de ambientes y atmósferas, así como el ritmo y la intensidad narrativa. Seser es periodista, escritor y comunicador. Debutó con dos volúmenes de cuentos Sis contes i una novel·la incerta y Efectes secundaris (2011), y también ha publicado las novelas Una historia de ficción (2014), Últimes existències (2012) y El traductor (2015). Además ha hecho incursiones como autor y adaptador en el mundo del teatro y el cine.

Respecto al premio de narrativa en valenciano para jóvenes, el jurado, a pesar de valorar positivamente la existencia de esta modalidad para fomentar la creación literaria entre los jóvenes, ha considerado que ninguna de las obras presentadas cumplía las expectativas propias de este premio.

Unanimidad en los dos premios de narrativa en castellano

El premio València de narrativa en castellano se le ha concedido a Emili Bayo Juan (Lleida, 1961), que ha participado con la obra Lo que deja la vida. De este manuscrito los miembros del jurado –Félix Palma, Susana Rodríguez Lezaun, José Luis Vicent y Eva Olaya – han destacado que “es una novela que seduce al lector desde la primera página por su fuerza visual y la originalidad de la trama, la inteligencia de su estructura y, sobre todo, por la construcción de todos sus personajes, especialmente, la de su carismático protagonista, que acaba alojándose en nuestras vidas”. Del autor han alabado su “voz tan personal que, escriba lo que escriba, encontrará muchos lectores que le escuchen (y le lean)”. Este profesor de lengua castellana de un instituto de enseñanza secundaria de Lleida tiene otras novelas publicadas tanto en castellano como en catalán, de las que destacan Tan tuyo como la muerte (2017) o Més que ràbia (2018).

El mismo jurado ha concluido que La tortuga que huía del jaguar, de Marta Quintín Maza (Zaragoza, 1989) merecía ganar el Premio València Nova de narrativa en castellano, para menores de 36 años. Destacan “la belleza de su lenguaje con ecos evolucionados del realismo mágico, la sabia combinación del lirismo y acción y porque, en definitiva, es una gran metáfora de la libertad en clave de rondalla. Y es además un canto a la naturaleza y una defensa de su supervivencia”. Las dos novelas premiadas serán publicados por la editorial Versátil. Marta Quintín tiene otras dos publicaciones: Dime una palabra (2012) y El color de la luz (2018).

De la cultura clásica griega a Machado

El jurado formado por Jenaro Talens, Constantino Molina, Jesús Munárriz y Marta López ha otorgado el premio de poesía en castellano al poemario El jardín roto, del valenciano José Ángel García Caballero. Del libro ha valorado “la acertada mezcla de la cultura clásica griega con la realidad contemporánea, ya sea griega (Seferis) como hispana (Machado), con un lenguaje extraído de aquello cotidiano y con una utilización muy hábil del verso de la familia del endecasílabo”. Caballero (València, 1977) es profesor de secundaria y ha publicado los poemarios Llaves olvidadas (2010) y Buhardilla (2014).

Además, Mario Vega Nogal (Oviedo, 1992) se ha hecho con el galardón de poesía joven en castellano con la obra La mala conciencia, un libro, en palabras del jurado, “maduro para un poeta joven, comprometido con el lenguaje poético cuidado y una sólida estructura que revela un mundo real los conflictos que despiertan en el autor una mala conciencia a la manera de Gil de Biedma en su celebrado libre Moralidades. Mario Vega combina su trabajo como editor con la poesía y ha publicado Al umbral de las horas (2016).

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

1 + cinco =

sagunt a escena 2019
turismo salou