25n
25N
25N

El Plan BonProfit aborda el desperdicio alimentario a través de la educación con una experiencia piloto en 7 colegios públicos de la Comunitat Valenciana

La Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica hace balance del primer año de aplicación del Plan BonProfit y destaca el impulso a la Red Sin Desperdicio y el estudio de la primera prueba de formación sobre el desperdicio alimentario en el currículo escolar

El Plan BonProfit aborda el desperdicio alimentario a través de la educación con una experiencia piloto en 7 colegios públicos de la Comunitat Valenciana
07/01/2021 -

El Plan BonProfit contra el desperdicio alimentario impulsado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica hace balance de su primer año de aplicación. Un ejercicio en el que ha completado una experiencia piloto en 7 colegios públicos de la Comunitat Valenciana.

Medir el desperdicio alimentario en los comedores escolares es uno de los objetivos que se marcó el Plan BonProfit en noviembre de 2019. La prueba piloto, en la que han participado 7 colegios públicos de diverso tamaño, tanto de interior como de costa y de carácter urbano y rural, ha servido de muestra para un primer estudio cuantitativo del desperdicio en el consumo final.

La revisión de 4.241 menús escolares de infantil y primaria indica una media de 98 gramos de desperdicio alimentario por persona y día, el 21,3% de la fracción comestible.

La directora general de Política Agrícola Común de la Conselleria, Maite Cháfer, ha destacado el informe ya que hogares, comedores escolares y restauración colectiva concentran el desperdicio alimentario de consumo final.

Cháfer ha explicado que la acción en los centros escolares se ha completado con una prueba destinada a incluir dinámicas contra el desperdicio alimentario en el currículo escolar: “El seguimiento cuantitativo y cualitativo ha mostrado un cambio favorable de comportamiento en el grupo participante, que además ha sido el encargado de trasladar la formación adquirida al resto del alumnado”.

La estrategia de Acción contra el Desperdicio Alimentario, además de medir el desperdicio de consumo final, ha realizado un primer estudio sobre las pérdidas de cosecha en origen con el fin de avanzar en el conocimiento de los datos de partida, en los diferentes eslabones de la cadena, para alcanzar la meta de reducirlos a la mitad en el año 2030.

El caqui ha sido el protagonista de este informe del desperdicio en origen que revela que, de media, 5.980 kilos de caqui por hectárea quedan en el terreno en un año agroclimático normal; un 11% de del volumen de cosecha potencial.

Red sin Desperdicio

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha valorado el impulso al foro internacional ‘Red para el conocimiento y prevención de las pérdidas y el desperdicio alimentario: Red sin Desperdicio’ dentro de la estrategia basada en establecer “alianzas relevantes” con distintas entidades y administraciones.

Instituciones, profesionales y personal científico de Alemania, Portugal y Ecuador integran la red encaminada a construir un tejido colaborativo de trabajo colectivo así como de intercambio de conocimiento e iniciativas.

El contexto de crisis sanitaria por la COVID-19 también ha mostrado un pequeño impacto conductual en materia de desperdicio alimentario. El sondeo de 483 hogares, de los 7 colegios piloto y las respuestas a un cuestionario en el que participaron 790 personas expresa un mayor interés en hacer recetas de aprovechamiento, optimizar la lista de la compra y valorar el origen de la comida que llega a los hogares.

Las respuestas apuntan al camino por hacer en concienciación, ya que la población en general declara no desperdiciar comida y asumen el problema como “algo grave” pero que originan otras personas.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

2 × 1 =