25n
25N
25N

Ontinyent blinda el Pou Clar y limitará su acceso a partir del verano

Podrán acceder 250 personas simultáneas y 900 a lo largo de un mismo día y se deberá reservar grautítamente mediante una APP

Ontinyent blinda el Pou Clar y limitará su acceso a partir del verano

El Ayuntamiento de Ontinyent se ha puesto manos a la obra para garantizar la protección del paraje del Pou Clar a partir del verano. Un verano que, a falta de conocer el avance de la pandemia y de si habrá medidas restrictivas más allá del uso obligado de las mascarillas, se prevé una potenciación del turismo de proximidad.

La intención de reactivar el sector turístico choca, actualmente, con la dificultad para encontrar destinos internacionales. Actualmente muchos países obligan a realizar una cuarentena a los viajeros llegados de España, una medida que previsiblemente decaerá en muchos de ellos con la llegada del mes de julio. También está a la espera de definirse el pasaporte sanitario por parte de Europa y la gratuidad o no de las PCR necesarias para aquellos ciudadanos que aún no se han vacunado.

Ante esta incertidumbre los destinos nacionales y también los más cercanos tendrán un protagonismo destacado durante los próximos meses. En este sentido, junto al gran abanico de opciones de playa que ofrece la Comunitat Valenciana, las zonas de interior ofrecen propuestas complementarias y también referentes para los vecinos y vecinas de la zona.

POU CLAR, VALOR NATURAL Y PAISAJÍSTICO

Un ejemplo de ello es el paraje del Pou Clar de Ontinyent. Se trata del paraje fluvial más importante de la capital de la Vall d’Albaida y alberga importantes valores naturales y paisajísticos. El río Clariano nace en este enclave y en sus primeros metros configura un seguido de pozos excavados por el agua sobre roca calcárea conformando un paisaje bien singular de formas redondeadas y de tranquilas láminas de agua.

La fuerte vinculación de este paraje con la población local ha hecho que cada pozo tenga un nombre: “Pou dels Esclaus”, “Pou Clar”, “Pou Gelat”, “Pou de la Reixa”, “Pou Fosc” y “Pou dels Cavalls”.

Una zona de baño a la que se puede acceder tanto en vehículo a motor (tomando la carretera CV-81 entre Ontinyent y Bocairent) como a pie o en bicicleta. Además de poder refrescarse, este paraje está muy próximo, a unos 500 metros, del inicio del sendero PR V-122 que llega al núcleo urbano de Bocairent en menos de una hora. Un recorrido que envuelve al visitante de las peñas, los molinos, la vegetación y el ocasional ruido del agua del “barranc dels Tarongers”.

Pou Clar. Foto: Luis Botella (AFO).

APP DE RESERVA GRATUÍTA

Este paraje no pudo ser disfrutado masivamente, como es tradicional con la llegada de las altas temperaturas, durante la época estival de 2020. La crisis sanitaria obligó a las autoridades locales, el pasado mes de mayo, a mantener cerradas las zonas de parking de acceso al Pou Clar durante todos los meses de verano, restringiendo el acceso habitual de visitantes.

A partir de este verano el acceso estará controlado por el Ayuntamiento a través de una APP de reserva gratuita integrada en la APP de la web municipal. El sistema de control de acceso y reservas que está todavía ultimándose incluirá la limitación de acceso en 250 personas simultáneas y 900 a lo largo de un mismo día, “las mismas que pusimos en marcha el año pasado, pero que ahora controlaremos de mejor manera con la APP a la cual estamos todavía dando forma y donde la voluntad es también incorporar la reserva del estacionamiento, que será muy limitado”, afirma Sayo Gandia, concejala de Sostenibilidad.

Por su parte, el alcalde Jorge Rodríguez destaca que las mejoras y cambios que van a llevarse a cabo “pretenden por un lado dar cumplimiento al mandato de la ciudadanía en el proceso Ontinyent Participa de aumentar la protección del paraje natural municipal y, a la vez, abordar las problemáticas de uso en verano que se han visto agraviadas por la pandemia. No será sencillo, pero trataremos de llevarlo a cabo todo de la mejor manera posible y siempre en comunicación muy directa con el vecindario”.

El objetivo que se marca el Consistorio es ir cambiando el tipo de visitante de domingo y picnic por otro más responsable que visite el paraje para andar. Dentro de esta línea de acción, se potenciará que los vehículos se estacionen en el polideportivo, y se acceda desde aquí a pie o en bicicleta por un itinerario totalmente señalizado.

El proyecto de las actuaciones a llevar a cabo en cuanto a la nueva señalización e infraestructuras está presupuestado en 47.950 euros y tiene un plazo de ejecución de 2 meses. Este proyecto incluye la remodelación de la zona de recreo de Galindo (donde se han hecho tareas de limpieza, plantación de arbolado y dotación de nuevo mobiliario); dotar de mesas el Pou dels Cavalls atendiendo también a una petición de la ciudadanía; y cambiar la señalética en todo el paraje.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

tres × 3 =