25n
25N
25N

Nou Campanar, Ciutat Vella y Quatre Carreres son las zonas de mayor incidencia de COVID-19

El Palmar registra “un aumento significativo”

Nou Campanar, Ciutat Vella y Quatre Carreres son las zonas de mayor incidencia de COVID-19
25/09/2020 -

La concejala de Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, ha presentado esta mañana en rueda de prensa los resultados del análisis de restos de coronavirus en las aguas residuales de València, según los cuales “nos encontramos en una fase estable” después de transcurridas varias semanas desde que se inició el curso escolar. Aun así, la regidora ha apelado a “la responsabilidad y el esfuerzo de la ciudadanía, porque en cuestión de propagación del virus, en un período de 7-10 días” la situación puede variar. Por zonas, Nou Campanar, Ciutat Vella y Quatre Carreres son las de mayor incidencia de COVID-19 en la última semana. El Palmar “también ha registrado un aumento significativo”, por lo que “estaremos muy pendientes”, si bien se trata de un área “geográficamente bien aislada y se pueden acotar bastante bien las medidas que tomemos”.

Valía ha destacado como “hito fundamental” en el estudio de restos de coronavirus en las aguas residuales de la ciudad el 7 de septiembre, “cuando se inició la actividad escolar” y “se iniciaban también otras muchas actividades”. “Hemos estado muy pendientes durante las dos semanas posteriores de cómo se desarrollaban los análisis y los resultados para ver la incidencia y la propagación del virus”. En ese sentido, la edila ha asegurado que “ahora mismo estamos en una fase estable, nos encontramos en una fase de cierta estabilidad, dentro de que nos encontramos en una fase de magnitudes más altas, de valores más altos si tenemos en cuenta desde el inicio del estudio”, que comenzó a realizarse el pasado 12 de mayo.

Así, “la magnitud está siendo relativamente estable y, aunque tenemos unos días con mayor incidencia que otros, no podemos decir que tenemos incrementos espectaculares o significativos que supongan un indicio de que pueden incrementarse los números de PCR de la ciudad”. De hecho, los datos de la Conselleria de Sanidad sobre PCR confirmados en el municipio de València “reflejan una situación similar a la que reflejan los análisis de aguas residuales”, por lo que “ahora mismo estamos en un momento en que podemos decir que la cantidad de PCR que se van confirmando día a día están estabilizados, tenemos unos resultados que por lo menos demuestran un control de la situación”.

Aun así, la responsable de Ciclo Integral del Agua ha hecho hincapié en que “es importante que traslademos el mensaje de que en cuestión de propagación del virus, en un período de 7-10 días podemos tener una situación descontrolada, aunque la tengamos ahora controlada” y ha querido “apelar a los esfuerzos que estamos haciendo todos y todas en nuestro día a día, en nuestras actividades diarias para mantener ese control de la situación”.

ZONAS PRIORITARIAS

Entre el 18 y 24 de septiembre, las zonas de la ciudad con mayor incidencia de COVID-19 en aguas residuales son Nou Campanar, Ciutat Vella y Quatre Carreres. El Palmar “también ha registrado un aumento significativo”, por lo que “estaremos muy pendientes”, si bien se trata de un área “geográficamente bien aislada y se pueden acotar bastante bien las medidas que tomemos”. Elisa Valía ha apuntado que “estamos también pendientes de los sectores que tienen algún hospital, porque podría desvirtuar evidentemente los resultados”, y ha explicado que en estos momentos “desde el Ciclo Integral del Agua y la empresa que está realizando los análisis estamos desarrollando toda una metodología para interpretar los resultados, que no siempre son fáciles”, ya que hay que tener en cuenta “la fisionomía de la propia red de alcantarillado, porque hay algunas zonas que tienen más caudal que otras y, por tanto, un mismo valor en un punto y en otro puede representar diferentes cosas”.

Una “de las potencialidades más importantes” de la herramienta de detección de coronavirus en aguas residuales es la posibilidad de segmentar los resultados por zonas. “Hemos elaborado un plano de la ciudad con la sectorización que hemos utilizado y hemos grafiado más oscuro los barrios, los sectores que más incidencia tienen, y más claro los que menos, para que se pueda ver de forma muy rápida cómo va evolucionando la incidencia en todos los sectores de la ciudad”. A partir de ahora, “este es el tipo de gráfico que utilizaremos para comunicarnos con la ciudadanía para que sepan cuál es la situación en su contexto y para que extremen las precauciones, porque si bien es verdad que València ahora mismo, en el escenario de todo el país, presenta datos relativamente positivos, esto se debe al esfuerzo que estamos haciendo todos y no podemos dejar de hacer los esfuerzos que venimos haciendo, porque entonces la situación puede cambiar”.

EVOLUCIÓN DE LOS DATOS

Valía ha ofrecido una “visión general sobre la evolución de los datos” sobre restos de coronavirus en las aguas residuales de València desde que comenzó a realizarse este estudio el 12 de mayo. “En la desescalada teníamos algunos incrementos en algunos días, pero más o menos se mantenía en un rango determinado, pero a partir de mediados de julio hemos pasado a otras magnitudes de datos en el conjunto de la ciudad”. El “pico” en el mes de julio, “lo hemos considerado, no un rebrote desde el punto de vista epidemiológico, pero sí un punto de inflexión desde el punto de vista de nuestro estudio”.

En cuanto al mes de agosto, cuando se decretó el cierre del ocio nocturno y la restricción de horarios de algunos establecimientos, “lo hemos utilizado para engrasar la maquinaria del gobierno municipal para ver de qué manera se podía interpretar los datos y de qué manera era lo más útil posible para el resto de servicios del Ayuntamiento para que pudiesen tomar medidas o adaptar sus protocolos a escenarios futuros”. Así, “gracias a algunas medidas que fuimos implementando se ve que sí que conseguimos controlar el aumento significativo de agosto, conseguimos reducirlo a finales de agosto, algo muy positivo, puesto que en septiembre, al margen de los colegios, se iniciaban también muchas otras actividades, y para nosotros era muy importante iniciar el mes de septiembre con unos niveles lo más bajos posibles para poder tener más garantías de que ese período se iba a desarrollar con normalidad”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

7 + catorce =

bombers