25n
25N
25N

Manuel Pérez: "Mi gran reto es involucrar a la gente joven, que se quede en Burjassot"

El concejal de fiestas busca la fórmula para que los jóvenes participen más, además de lograr que las fiestas sean una cosa de todos

Manuel Pérez: "Mi gran reto es involucrar a la gente joven, que se quede en Burjassot"

Manuel Pérez ha vivido muchos momentos como concejal. Épocas con presupuestos abultados en las que traer a los mejores grupos del panorama musical y organizar las mejores fiestas patronales era ‘fácil’ y otras en las que arrimar el hombro se ha convertido en lo mejor que ha podido llegar pues le ha permitido estar cerca de las asociaciones, conocerlas mejor, trabajar codo con codo con ellas. El balance que hace Manuel de su experiencia al frente de diferentes áreas del Ayuntamiento es muy positiva pero el ansia de querer mejorar, de superarse siempre está presente.

 

¿Qué nos puede decir de las fiestas de Burjassot?

Burjassot es muy rica en festividades, tiene más de 30 asociaciones festivas. Burjassot es fiesta, acaban las fallas y empieza Semana Santa, luego viene el 1 de mayo, San Juan, San Roque, las fiestas de las diferentes barriadas…

Las fiestas se reparten entre asociaciones de vecinos, fiestas de barrio, las religiosas como son el patrón (San Roque) que es la fiesta más fuerte y se celebra en agosto y ya en septiembre tenemos la patrona (Virgen de la Cabeza). Desde el Ayuntamiento se promocionan sobre todo los actos infantiles y solemos contar con los diferentes grupos de la localidad que hacen de teloneros de diferentes conciertos… luego el 9 de octubre hacemos calderas para 3500 personas con bailes tradicionales, juegos tradicionales… La fiesta del 1 de mayo, que no es la fiesta del trabajador, sino que la tenemos enfocada simplemente a una fiesta popular en la que a lo largo de todo el día se realizan actividades y por la noche se repartes más de 6500 bocadillo.

¿De que forma se colabora con las asociaciones de la localidad y ellas con el Ayuntamiento?

Actualmente colaboramos mucho con ellas. Antes se les daba una subvención y ya. Ahora lo que hacemos es ver el proyecto, que es lo que necesitan y si lo vemos interesante apostamos por ello y se colabora en la medida de lo posible. A cambio, las asociaciones también colaboran con nosotros, nos ayudan en la organización de las cabalgatas, eventos, con los montajes de sillas, mesas, vallas, etc. en diferentes festividades…

¿Con la crisis hubo un cambio en la forma de entender las fiestas?

Cambió las forma de enfocarlas. Antes se hacían conciertos, por ejemplo venía La Oreja de Van Gogh, y otros eventos en los que te gastabas mucho dinero. Ahora no porque el presupuesto en estos momentos es de la mitad. Pero creo que esto ha sido bueno. He notado una mejoría porque la colaboración ahora es mejor. Antes llegabas, pagabas y ya estaba. Ahora tenemos más contacto con las asociaciones, con la gente y ellos te dan ideas, te ayudan a organizar, buscamos entre todos soluciones…

Este cambio de mentalidad ¿Costo?

Al principio costó mucho porque no entendían que ya no hubiera dinero. En esos momentos podías estar dándole a las asociaciones 2.000 euros y con la crisis ya no puedes dárselo y ayudas de otra forma y eso no se entendía. Los primeros años tuvimos mucha crítica. Pero una vez se ha entendido es de agradecer porque nos ha acercado a las asociaciones, ahora nos conocemos más.

¿Qué fiesta destacaría más?

Las fiestas patronales porque las fallas son fiestas que hacen ellos y las patronales son las más populares, son las del pueblo. Dentro de ellas destacaría las actividades infantiles ya que hemos logrado que los niños conozcan el significado de la fiesta y que las conozcan, que no sea sólo aquellos que han oído de sus mayores.

Además, estoy orgulloso de haber puesto en marcha hace más de doce años la fiesta popular del 1 de mayo. Es algo que hicimos coincidir con este día festivo pero no buscábamos que fuera reivindicativo sino una fiesta en la que la gente de Burjassot se quedara aquí.  Para mi esta fiesta es un estandarte porque es una fiesta en la que todo el mundo participa aunque la climatología no acompañe. Todo el día está lleno de actividades para todos los públicos.

¿Qué reto le queda por conseguir?

El reto ahora es involucrar a la gente joven. Creo que nos falta entender a la gente joven, hacemos muchas cosas pero no creo que estemos acertando. Siempre pecamos en algo, no logramos conectar. No sé si es porque Burjassot es raro o porque la gente joven de aquí no quiere moverse por su pueblo por el que dirán. El caso es que soy consciente de que mi gente joven está más en otros pueblos que en el mio. Los jóvenes son exigentes, saben lo que quieren y es difícil encontrar ese equilibrio. Estoy dándole vueltas para hacer cambios, quiero sentarme con la plataforma de jóvenes para ver que hacemos, saber si fueran ellos los concejales qué es lo que harían para que la gente joven estuviera aquí.

Estamos en trámites de abrir un espacio para que la gente joven pueda estar ya que consideramos que ellos también necesitan su espacio. Queremos que esté abierto hasta la 1 de la madrugada, es un espacio a las afueras con paelleros y sitio lúdico para que se reúnan.

También es el concejal de deportes…

En Burjassot tenemos mucha actividad deportiva como por ejemplo el tenis, atletismo, gimnasia rítmica, gimnasia de mayores, diferentes escuelas deportivas, natación sincronizada… El deporte está como un servicio no como una forma de ganar dinero. Buscamos fomentar las prácticas deportivas cediendo instalaciones, ayudando en todo lo que podemos. Por ejemplo, el pabellón municipal abre  de lunes a domingo, de 7 a 11 horas, solo se cierra en agosto… y al cabo del año ese pabellón tan solo recauda 2.000 euros. Prácticamente es gratuito para las diferentes asociaciones deportivas. ÇTenemos también convenios con la universidad para que practiquen deporte en el municipio…. Nosotros no hacemos negocio con el deporte.

Responsable también del área de seguridad con la Policía Local. ¿Cómo tiene enfocada este área?

Lo cierto es que tenemos una Policía Local muy cercana. Ellos no sólo se dedican a patrullar o vigilar sino que realizan cursos por los colegios e institutos sobre diferentes temas que hoy en día preocupan mucho. Violencia de género, bulling, abusos, igualdad, maltrato, seguridad vial que no de conducir…

Hemos creado la figura del tutor del menor. Ésta consiste en un policía que se dedica a hablar con los padres para detectar acoso y demás problemas que existen hoy en día con los menores. Colaboramos con las Ampas. Cuando recibimos algún caso lo estudiamos ya que a veces un mensaje es simplemente una pelea pero a veces hay algo más. Los policías acuden a los colegios, al recreo y desde allí observan el comportamiento de los menores, estamos con ellos. No se les da charlas sino que al tratar con ellos vas viendo lo que pasa y si hay o no problemas por lo que a veces es más fácil actuar porque conoces los casos de forma cercana.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

2 + dieciocho =

museo prehistoria