25n
25N
25N

Les Corts aprueban la Ley del Juego, un proyecto pionero en todo el estado español

En la Comunitat Valenciana la cifra de afectados por la ludopatía ha crecido más de un 62% de 2013 a 2018, desde los 1.618 hasta los 2.628

Les Corts aprueban la Ley del Juego, un proyecto pionero en todo el estado español
28/05/2020 -

Les Corts Valencianes han aprobado esta mañana la ley pionera en materia de juego y prevención de la ludopatía con el apoyo de los miembros del Botànic, PSPV, Compromís y Unides Podem. Esta Ley del Juego lleva a su espalda una lucha incansable después de un debate de tres años y como consequencia, muchos diputados de los partidos que forman el Botànic han asegurado haber recibido presiones para evitar su aprobación.

“No se entiende que la oposición pueda estar en contra de una Ley que actualiza una norma que fecha de 1988 y que no contempla las nuevas modalidades de juego”, asegura Jose Muñoz, portavoz socialista de Hacienda y ponente del PSPV-PSOE de la Ley del Juego. Del mismo modo, el PP en anteriores gobiernos puso pegas a la norma a través de la aprobación de decretos, según Muñoz, “poco transparentes” y que no solo no solucionaron el problema social que es el juego patológico, sino que permitieron que, en solo seis años, se incrementara en un 100% el número de casas de apuestas.

“Solo hay que ver las puertas giratorias entre el sector del juego y algunos partidos para entender porque ponen por delante los intereses de las grandes multinacionales del juego a la salud de las personas”, asegura Fran Ferri, síndico de Compromís a las Cortes.

Entre luchar contra la ludopatía que destroza familias o defender el negocio multimillonario de algunas empresas, la derecha ha elegido esto último. Fran Ferri

España cuenta con la tasa más alta de personas con problemas de ludopatía entre 14 y 21 años de Europa y, según la Consellería de Sanidad el grupo de jóvenes que sufren ludopatía ha crecido un 24%, además de que el 25% de los pacientes atendidos por juego patológico es menor de 30 años. Se calcula que, en España, el 20% de los jóvenes es adicto al juego y que los que están en tratamiento se han cuadruplicado en nuestro país en los últimos años y, en la Comunitat Valenciana la cifra de afectados por la ludopatía ha crecido más de un 62% de 2013 a 2018, desde los 1.618 hasta los 2.628.

“Es una norma que, si antes del coronavirus era necesaria, ahora todavía lo es más”, afirma Muñoz. Con el confinamiento, estas conductas han aumentado: los psicólogos han advertido que la demanda de terapia en linea por problemas de ludopatía se ha duplicado desde la entrada en vigor de las medidas de confinamiento. José Muñoz asegura que “se ha demostrado, además, que las apuestas y el juego se multiplican durante las crisis, ante la esperanza de las personas que sufren alguna penuria económica, de obtener un premio que pueda aliviar su situación”.

De este modo, la nueva Ley del Juego establece que los salones de juego y todos aquellos establecimientos de apuestas no puedan estar ubicados a menos de 850 metros de los centros escolares. Del mismo modo, entre un local y otro de la misma tipología, ya sea de apuestas o del juego, no podràn haber menos de 500 metros.

Sin embargo, aquellos bares y restaurante que cuentan con maquinas tragaperras también deberan de aplicar todas las medidas que recoge esta normativa, puesto que deberan de aplicar el sistema de activación de control remoto del mismo modo que ya lo tienen las maquinas de tabaco, para evitar que los menores de edad así como todos aquellos inscritos en el registro de personas excluidas del acceso al juego, no puedan utilizar estos dispositivos.

De acuerdo con las anteriores afirmaciones de los dos diputados con quién València Extra ha accedido a hablar, “están surgiendo muchos bulos y presiones que proceden de intereses económicos que solo representan a unos pocos”, declara Jose Muñoz. Al contrario de lo que se intenta hacer creer, esta Ley no destruirá puestos de trabajo, como tampoco lo hizo la Ley del Tabaco. Del mismo modo, se está diciendo que se cerrarán bares porque tendrán que cambiar las máquinas tragaperras para instalar los controles de acceso y que esto lleva como mínimo un mes, pero, Fran Ferri asegura que “la ley contempla un periodo transitorio de 12 meses, así que tienen tiempo suficiente para instalar un control remoto como el que tienen las máquinas de tabaco”.

Respecto a las casas de apuestas, no se cerrarán locales, sino que los locales tendrán que adaptarse a unas normas, sobre todo, de distancia respecto de los centros escolares. “Esta adaptación a las nuevas normas se hará a medida que caducan sus licencias actuales, es decir, de forma gradual”, según el socialista José Muñoz.

Como ya se ha explicado, la Ley actualiza una norma obsoleta que para el Botànic, “ya no se ajusta a la realidad del juego y que olvidaba priorizar la protección de las personas más vulnerables, especialmente de las personas que sufren problemas relacionados con la ludopatía, y de los menores”.

La protección de las personas menores es una prioridad para evitar que se inician en el juego. Jose Múñoz

La anterior ley tan solo exigía controles de acceso en determinadas zonas de los salones, en concreto, aquellas en las cuales existían máquinas que ofrecieron premios de 3.000 euros. Sin embargo, no lo reclamaban en las puertas de entrada, con lo que el acceso de los menores a los locales era libre. Múñoz destaca que la anterior Ley “tampoco contemplaba, como es evidente, las apuestas online, y ahora casi todo el mundo tiene acceso a internet y esto nos hace más vulnerables, sobre todo a las personas jóvenes, porque significa que con tan solo un clic podemos gastarnos miles de euros en cuestión de minutos”.

Además, esta Ley es vital para garantizar la salud de nuestra población joven; asociaciones como Patim registran un aumento de la ludopatía sobre todo en la población joven, siendo en 2018 la ludopatía una de las principales causas de tratamiento, solo por detrás de la cocaína. Más del 13% de los menores apuestan dinero a pesar de las prohibiciones exprés en la normativa vigente, de forma que la necesidad de adaptar la normativa se hace obvia.

Si le preguntamos a Fran Ferri sobre las mejoras que comporta la aprobación de esta ley pionera en materia de juego y prevención de la ludopatía, nos contesta que “ destacaría tres”. Primero que todo, “una mejora del control de acceso para evitar que los menores puedan acceder a juegos de este tipo”; “la prohibición de la publicidad exterior y endurecer una medida que ya estaba vigente y que prohíbe a la Generalitat poner publicidad institucional en los medios que tengan publicidad de apuestas y otros tipos de juegos”, así como “el establecimiento de la distancia mínima de 850m de los salones de juego con los colegios”, pero también, “establecer la prohibición de créditos a jugadores, que es uno de los ganchos que tienen estas empresas para atraer jugadores y que genera más adicción”, destaca Ferri.

La nueva ley fija una moratoria de cinco años para nuevas autorizaciones de establecimientos de juego o de explotación de máquinas recreativas con premio destinadas a ser instaladas en locales de hostelería o similares, y contempla sanciones de hasta 600.000 euros y cierre de locales en caso de las infracciones muy graves. Si algo hace a esta ley ser pionera, es que el territorio valenciano tendrá que contar con una estrategia valenciana integral de prevención y tratamiento del juego patológico, con acciones de prevención y tratamiento de la ludopatía.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

once + dos =

caixaontinyent
Informacion coronavirus
paterna