25n
25N
25N

La tercera ola de la pandemia ya supera a la primera: “tenemos valores de transmisión elevados y se empieza a colapsar el sistema”

“La vacuna contra la Covid-19 es segura. No ha habido un solo caso destacable de efectos secundarios”

La tercera ola de la pandemia ya supera a la primera: “tenemos valores de transmisión elevados y se empieza a colapsar el sistema”
25/01/2021 -

La Comunitat Valenciana está viviendo una situación crítica a causa de la pandemia del coronavirus. Tras las fechas navideñas, la tercera ola ha cogido fuerza y, cada día, el número de contagios crece sustancialmente. Una “situación grave”, como ha calificado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, que ya empieza a saturar el sistema sanitario.

Pero, ¿cuándo llegaremos al pico de esta oleada de casos? ¿El ritmo de vacunación está siendo el adecuado? Y otra de las incógnitas, ¿cómo es de efectiva la vacuna? De todo esto hablamos con Santiago Elena, virólogo y codirector del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio), centro mixto del CSIC y la Universitat de València.

Si comparamos esta tercera ola de la pandemia con la primera, ¿está siendo más crítica?

En términos de números absolutos, sí. Estamos alcanzando valores de transmisión importantes, números de contagios elevados y se empieza a saturar el sistema sanitario. Y eso es, precisamente, la gravedad de todo este virus. No tanto el número de muertes, ya que sigue teniendo una mortalidad relativamente baja, sino el colapso del sistema.

¿Qué medidas son necesarias para frenar otra vez esta oleada de contagios?

Esto es como un déjà-vu, y todos sabemos cómo se solucionó: con el confinamiento. Es importante endurecer las restricciones y, si al final, hay que llegar a un confinamiento, es mejor hacerlo ya durante dos semanas y, después, hacer una desescalada gradual, pero haciéndolo mejor que en mayo. Y todo esto, por supuesto, combinándolo con el proceso de vacunación, que hasta ahora ha ido a buen ritmo. De esta manera, para verano podríamos tenerlo todo, más o menos, controlado. Ahora bien, también es importante que la sociedad cumpla con las medidas. No puede ser que si no se puede quedar a cenar, queden para merendar… Creo que muchas personas no son conscientes de lo que está pasando.

¿Por qué crees que no existe esa concienciación?

Creo que se ha normalizado la situación. La primera ola nos pilló de sorpresa, el tema del confinamiento asustó mucho… pero, excepto aquellas personas que lo han vivido de cerca y de manera grave – que sigue siendo una proporción pequeña, es decir, 1.000 de cada 100.000 – el resto lo ha normalizado. Digamos que sería como cuando hablan de las muertes por accidente de tráfico. Al final, la gente ha perdido el miedo del principio, que le hablen de contagios y muertes es lo normal y ya forma parte de la vida cotidiana.

¿Cuándo se espera llegar al pico de esta tercera ola?

De acuerdo con el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, estamos empezando a tener mejores indicadores Entonces, poniéndonos en lo peor, empezaríamos a ver los últimos infectados de las fechas navideñas a finales de esta semana. Exactamente cuándo llegaríamos al pico de la tercera ola no sabría decirte, pero sí que deberíamos empezar a notar un frenazo.

¿Vendrá una cuarta ola?

Si nos vacunásemos todos, y al ritmo esperado, hacia el verano podríamos tener al 30% de la población inmunizada. Es cierto que está lejos de esa inmunidad de grupo – sería el 60% – pero ya es una cifra que ayuda. Entonces, con la vacunación, y junto con la no relajación de medidas, sería complicado que tuviésemos una cuarta ola. Yo creo que si no la sufrimos a principios de verano, y lo pasamos con unos indicadores razonables, alcanzando la inmunidad de grupo entre los meses de septiembre – octubre, ya no habrá cuarta ola.

¿Sigue existiendo ese miedo a la vacuna?

Han habido muchos bulos que han hecho mucho daño respecto a la confianza de la sociedad en la vacuna. Se han dicho auténticas animaladas, que no son ciertas. De hecho, en Inglaterra ya han vacunado a millones de personas, y no ha habido un solo caso destacable de efectos secundarios. La vacuna es segura y creo que la gente, poco a poco, se está dando cuenta. Obviamente, quedará un residuo de personas más reacias a la vacuna, pero mayoritariamente creo que el miedo se pasará y se acabarán vacunando.

Además de la de Pfizer y Moderna, ¿se prevé que pronto se incorporen nuevas vacunas?

Sí, en breve se incorporará la de Oxford, y también tendremos la de Johnson & Johnson, porque las dos vacunas chinas y la rusa no pasan los criterios de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento.

¿Será necesario vacunarse cada año o esta vacuna aporta una mayor inmunidad frente al virus?

Todavía es pronto para saberlo. El peor escenario es que fuera como el virus de la gripe y, cada año, nos tuvieran que vacunar. Por contra, la mejor situación sería una vacuna que funcionase de por vida, como la del sarampión o la varicela. Entre esos dos extremos, hay todo un abanico de posibilidades como, por ejemplo, que nos la tuvieran que poner cada dos años o cada cuatro. Habrá que esperar aproximadamente un año para ver cómo funciona y cuánta inmunidad ofrece la vacuna.

¿Por qué se está vacunando a personas que ya han pasado el virus si, en teoría, habrían generado los mismos anticuerpos?

Es una medida de seguridad adicional. En teoría, estrictamente hablando, no haría falta porque ya los habría generado y tendría una inmunidad que duraría lo que durase, pero como existe esa incertidumbre de cuánta gente lo ha pasado y cuánta no, si se tuvo una carga viral muy alta, etc. se opta por vacunar a toda la población para su estandarización.

¿Cuándo recuperaremos una mayor normalidad?

Por ejemplo, respecto a poder viajar, creo que dentro de España, con libertad absoluta, y a Europa al 90% y, por supuesto a países más desarrollados como Japón, Australia o Canadá, a partir del verano será bastante factible. Ahora, viajar a África, Sudamérica… no se están vacunando al mismo ritmo que nosotros, y creo que seguirán habiendo bastantes restricciones porque, aunque tú puedas estar vacunado, el peligro ya no sería que lo cogieras, sino que lo pudieras traer en la ropa, podrían haber variantes nuevas, etc.

Y, respecto a la celebración de fiestas populares, pues bueno la posibilidad de que se puedan celebrar este verano está ahí. Es más factible que el año pasado porque ahora tenemos la vacuna. Entonces, si todo va bien, es posible que podamos tener una cierta normalidad. No será como siempre, pero mejor que el año pasado sí.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

10 − ocho =