25n
25N
25N

La mirada extra: El fin de la etapa Sánchez

La mirada extra: El fin de la etapa Sánchez

Ha sido una semana donde hemos podido presenciar todo un espectáculo lamentable dentro de unos de los partidos de referencia de España: el PSOE. Dos bandos, dos enfrentamientos y sin duda, todas las miradas en su ya exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Ayer el Comité dejó la primera víctima de todos estos días: la dimisión de Pedro Sánchez.

Sin embargo, el día de ayer nos debe preocupar a todos los demócratas. Gritos, lágrimas, acusaciones de pucherazo, todo esto es un resumen de lo vivido ayer. Un partido político debe ser plural, debe tener opiniones, contrastes, debate pero siempre en el marco de una democracia interna. Y esto precisamente es lo que parece que ayer no brilló en todo momento.

Vivimos un momento histórico donde el PSOE está fragmentado. La entrada de nuevas fuerzas políticas ha provocado un duro varapalo para el Partido Socialista Obrero Español que no ha sabido volver a conectar nuevamente con su militancia y los votantes. Si bien es cierto que durante estos dos años de Pedro Sánchez no se ha producido ese conocido “sorpasso”, el PSOE sigue encadenando malos resultados electorales.

Tras la dimisión de Pedro Sánchez, es momento de sentarse, es momento de analizar la situación del partido. España ya no es un país bipartidista y por tanto, el PSOE debe volver a encontrar la forma de conectar con su electorado. Quizás es más importante encontrar primero el mensaje y después buscar su líder. Ahora mismo, todo apunta mucho más a un gobierno en minoría del Rajoy que unas terceras elecciones. Si el PSOE se enfrentase de nuevo a las urnas, podría ser un auténtico suicido electoral.

Es tiempo de reflexión, es tiempo de democracia y esperemos que también sea el momento de volver a ver un PSOE fuerte como el que ya vivimos con la época de José Luis Rodríguez Zapatero.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

siete − seis =