25n
25N
25N

El Hospital La Fe de Valencia, sinónimo de humanización

“Crear un ambiente agradable puede contribuir a reducir la ansiedad”

El Hospital La Fe de Valencia, sinónimo de humanización
02/11/2018 -

El Hospital La Fe de Valencia se ha convertido en un centro de referencia para la asistencia clínica, la investigación y la docencia. Pero, además, es ya todo un ejemplo a seguir en la humanización de los hospitales. Y es que, gracias a pacientes y profesionales que se han involucrado en crear espacios más amables tanto para los propios pacientes, como para los familiares, han conseguido llevar ese concepto de humanización a su máxima expresión.

Dentro del programa ‘Hospital Amable’, que se incluyó en el Plan Estratégico de la Gerencia, se han ido desarrollando acciones que facilitan la estancia en el hospital, reduciendo la ansiedad o el estrés. En este sentido, el doctor Enrique Soler ha expresado que el objetivo de este proyecto no es otro que “el interés del Hospital La Fe por acercar los espacios a las personas que los ocupan, y querer saber cómo quieren esos espacios. Además, con la creación de la Comisión de Humanización se han realizado acciones en el centro que han facilitado accesos, han acortado estancias y han simplificado procesos en beneficio de la salud de las personas”.

Sin ir más lejos, la última acción, enmarcada dentro del programa ‘Hospital Amable’, se presentaba hace unos días. El lugar escogido: la sala de espera y preparación de pacientes para las exploraciones de TAC en el Área de Imagen Médica. Una intervención cromática, resultado del concurso de ideas ‘Color y Arquitectura Interior’, desarrollado por el Hospital La Fe y la Universidad Politécnica de Valencia, que ha convertido esta sala en un espacio floral con mucho color.

La Fe

“Crear un ambiente agradable y que aporte serenidad en un espacio donde pacientes y profesionales están preparándose para pruebas diagnósticas o para tratamientos tan importantes puede contribuir a reducir la ansiedad, mejorar su estado general y aliviar su forma de afrontar este momento. Es algo que aplicamos a todo tipo de pacientes, tanto infantiles como de mayor edad”, señalaba entonces Soler.

Sin embargo, no es la única acción que han llevado a cabo con el objetivo de desarrollar un hospital más humano y cercano, sino que han trabajado en decorar pasillos y techos del centro e, incluso, dentro de los propios equipos de imagen, como es el caso del TAC pediátrico que, junto a la Fundación Juegaterapia, lo convirtieron en una auténtica selva africana llena de animales.

Alrededor de 2.000 niños y niñas son atendidos en el TAC pediátrico de La Fe, y por la sala de espera pasan unos 13.000 menores. Con este tipo de iniciativas, se consigue que los pacientes tengan una experiencia más cercana con menos ansiedad y estrés. Una decoración diferente a la que estamos acostumbrados, que también se llevó a cabo en la sala de Oncología Pediátrica, donde se optó por motivos espaciales.

Por supuesto, tampoco nos podemos olvidar del ‘Jardín de mi Hospi’ de la Fundación Juegaterapia, gracias al que todos los menores ingresados pueden distraerse jugando y pasando un rato entretenido, o al proyecto Can de la Mano, un programa de voluntariado con perros para hacer más amena la estancia hospitalaria a niños y adultos. En definitiva, pequeñas acciones que son muy grandes para todos los pacientes que, cada día, pasan por el Hospital Universitario La Fe de Valencia.

 

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diecinueve − 13 =

museo prehistoria