25n
25N
25N

José Luis Pérez Pont (Centre del Carme): "Queremos seguir extendiendo nuestra acción no solo a las capitales sino incluso llegar a zonas rurales"

Hablamos con el Director del Consorci de Museus que recientemente ha sido renovado por otros cinco años y con una gestión que ha sido reconocida y premiada por el Observatorio de la Cultura de España situando al Centre del Carme en primera posición.

José Luis Pérez Pont (Centre del Carme): "Queremos seguir extendiendo nuestra acción no solo a las capitales sino incluso llegar a zonas rurales"

Han pasado ya cinco años desde que José Luis Pérez Pont ganase con su proyecto la dirección del Consorci de Museus. En este tiempo, el Centre del Carme se ha consolidado como el espacio favorito de los valencianos y las valencianas. Muchas han sido sus exposiciones que han revolucionado la cultura y cada día desde el propio Consorcio trabajan para seguir acercando la cultura a todos los públicos y cada vez más a todos los territorios.

Ya es oficial que el Consejo General del Consorcio de Museos te ha renovado por otros cinco años como su director ¿Qué significa para ti esa renovación de 5 años?

Estoy muy agradecido por la confianza y contento de tener la oportunidad de seguir impulsando un modelo que hemos puesto en marcha durante estos 5 años y que ahora tenemos la oportunidad de que se afiance y pueda ir creciendo y extendiéndose en cuanto al trabajo que se hace y a la extensión territorial que puede llegar a alcanzar.

¿Qué balance haces de estos cinco años del Consorci de Museus en los que el Centro del Carme se ha convertido en una referencia gracias a tu gestión?

El balance es positivo, era un reto partir de una institución cultural que estaba prácticamente parada, que tenía poca utilidad social y que prestaba poco apoyo al sector artístico y cultural de la Comunitat Valenciana. El reto era que la institución realmente fuera útil para vertebrar culturalmente el territorio. Y por otra parte, que mostrara y que sirviera de plataforma para visibilizar el trabajo del mundo del arte valenciano, pero también dar apoyo a otros ámbitos de la cultura contemporánea y también del arte clásico, recuperar figuras del arte clásico valenciano que ha sido uno de los objetivos en ese campo. Por otra parte el Centre del Carme tenía una identidad difusa y hemos conseguido centrar el marco de trabajo de la institución, definir bien los objetivos y generar toda una batería de proyectos y de contenidos, muchos de ellos a través de convocatoria pública, que ha sido otro de los elementos claves en este nuevo modelo de gestión. Además de conseguir que el Centre del Carme cubriera ese espacio que en el mapa museístico de la Comunitat Valenciana y de la ciudad de València en concreto no estaba cubierto, que era el campo de la cultura contemporánea y de la creación última.

¿Crees que has conseguido poner en el mapa al Centre del Carme a los valencianos que, por desconocimiento, no lo conocían?

Hemos conseguido que miles de valencianos se acerquen al Centre del Carme, que conozcan este espacio como elemento patrimonial que forma parte de la historia de la ciudad y en el que se solapan capas de referencias arquitectónicas y de épocas diferentes. Y por otra parte, hemos hecho que la cultura contemporánea sea accesible a todos los públicos y conseguir hacer colas para ver exposiciones de arte contemporáneo es algo que no sucede habitualmente, de manera que creo que hemos cumplido ambos objetivos. Poner en valor el espacio del enclave patrimonial y, por otra parte, hacer que la cultura contemporánea sea un motor de agitación cultural y que encuentre conexión con la ciudadanía.

¿Cómo se vive y se ha vivido el gran éxito de exposiciones del CCCC que imagino que inicialmente no tenían unas expectativas de tantas y tantas visitas?

La respuesta del público siempre es un misterio, nosotros no trabajamos persiguiendo un volumen de visitantes, sino con el objetivo de que la institución sea útil a la ciudadanía y cumpla con la misión y con el servicio público que tiene encomendado, por lo tanto, partiendo de programaciones culturales de calidad, lo que hacemos es hacer accesible esa creación contemporánea última a todo tipo de públicos y trabajar para la ciudadanía y no solo para especialistas.

¿Cuáles serán los próximos retos así más destacados de esta casa en este caso tu segunda etapa, estos próximos ya 5 años?

Queremos seguir trabajando en la línea de acción que hemos abierto, lógicamente, para seguir profundizando en ella. Y hay cuestiones básicas a nivel de extensión territorial de la acción del consorcio, con el objetivo de llegar no solamente a las capitales, no solamente a numerosos municipios como ya estamos haciendo ahora a través de diferentes programas, sino también llegar a zonas rurales. Y contribuir con ello a esa acción contra el despoblamiento y ese apoyo a áreas geográficas de nuestro territorio a las que habitualmente no llega una oferta cultural de estas características y desde el consorcio nos gustaría poder generar ese impacto en esos territorios.

Y bueno, si fuera posible estaría muy bien que el Consorci tuviera una presencia física propia en Alicante y en Castellón, porque eso nos permitiría poder implementar el modelo de trabajo que estamos llevando a cabo a través del Centre del Carme, que en definitiva se ha convertido en un laboratorio en el que desde el Consorci experimentamos nuevas metodologías, nuevos proyectos, nuevas formas de participación y de desarrollar iniciativas que solo podemos hacer aquí porque es un espacio que se se dirige desde la propia institución, pero en otros museos y centros de arte no podemos hacerlo igual porque no tenemos la capacidad de tomar esas decisiones, de manera que nos gustaría en este período que el consorci tuvieron una presencia física en Alicante y en Castellón.

Hemos leído que hay posibilidad que el Centre del Carme puede tener su propio espacio en Alicante, ¿ es viable, o inminente?

Ese es un objetivo que en principio la Generalitat no tiene espacios propios en Alicante, de manera que está condicionado a una colaboración con Diputación y Ayuntamiento que son quienes en Alicante tienen espacio propio, de manera que hay líneas de diálogo abiertas con el Ayuntamiento, pero no se ha formalizado de momento ninguna decisión. No hay realmente ninguna línea concluyente en ese sentido y bueno, es algo que está abierto al trabajo y al desarrollo.

 

¿ En qué va a consistir el Observatorio de las Artes Visuales, cuál debe ser su principal función? ¿Y la oficina del artista?

Queremos seguir profundizando en la implantación de las buenas prácticas en la Comunitat Valenciana, en las instituciones culturales, en la práctica de la cultura y en particular, de las artes visuales. Y en ese sentido, nos gustaría impulsar de la mano de las asociaciones profesionales y del sector un observatorio de las artes visuales porque hemos detectado también, por supuesto, la necesidad de estar en constante observación y mejora. El Observatorio tendrá que constituirse de la mano de las asociaciones profesionales y de los representantes del sector, de manera que lo que haremos será impulsar líneas de trabajo que tendrán que ser definidas en ese momento, o sea, no vamos a partir con una hoja de ruta, sino que esa hoja de ruta se va a construir con el diálogo y la participación de los agentes activos del sector, de manera que no tenemos una hoja de ruta previa, sino que el objetivo es que esa hoja de ruta se construya con la participación.

Luego, por otra parte, esa oficina del artista o como quiera que finalmente se llame, el objetivo será de acompañamiento a los creadores, artistas, comisarios, gestores, las personas que desarrollan su trabajo en el ámbito de la Comunitat Valenciana, en el ámbito de las artes visuales. Durante estos años hemos detectado que en el campo de la profesionalización hay un camino por hacer, porque muchos profesionales con los que hemos trabajado han necesitado un asesoramiento por parte del departamento nuestro de administración de cómo hacer una factura, es decir, cuestiones muy básicas que no saben realmente cómo gestionar y que nosotros, lógicamente, hemos apoyado durante este tiempo. De este modo, la Oficina puede ofrecer ese apoyo y un asesoramiento en materias de todos los tipos, en materias que lo que van a ayudar es justamente a reforzar la profesionalización porque al final no puedes estar desempeñando un trabajo en un ámbito profesional sin saber cómo tienes que gestionarte, sin saber si te tienes que aplicar o no el IVA, sin saber cómo la desgravación la aplicas luego y te desgravas aquellos gastos correspondientes a tu actividad.

En esta pandemia el Centre del Carme se ha transformado, ha hecho una promoción virtual que en este caso ha sido finalista. ¿Esperabas acabar finalista en estos premios?

La verdad es que cuando hicimos ese trabajo en pleno confinamiento y lo pusimos en marcha a una velocidad récord, toda una respuesta ante una situación inesperada para todos de confinamiento. En un contexto histórico desconocido, trabajamos desde el primer minuto con el objetivo no de lograr premios, que eso ha sido algo inesperado, sino de que la cultura y la institución siguiera prestando un servicio público de calidad, no presencialmente porque no era posible, pero sí a través de las herramientas digitales, que era lo que en ese momento teníamos como posibilidad. De manera que, a partir de ahí pusimos el talento de mucha gente a trabajar y el trabajo de muchas personas para que eso fuera una realidad en un plazo de 60 días aproximadamente de confinamiento y desarrollamos 80 acciones culturales, sacamos convocatorias públicas, hicimos de todo para, por una parte, seguir apoyando a la ciudadanía y que la cultura llegara a los hogares. Por otra parte, para que el sector profesional siguiera teniendo salidas. De hecho, en 2020 sacamos adelante 8 convocatorias públicas y seleccionamos 153 proyectos artísticos con más de medio millón de euros de dotación para apoyar esos proyectos, de manera que es evidente que la situación es complicada para el sector, pero en la medida de nuestras posibilidades siempre hemos hecho lo que estaba en nuestra mano para apoyar al sector y al público.

En la actualidad tenéis una exposición de un fotógrafo muy destacado, Martín Parr. ¿Qué está transmitiendo a los visitantes de la exposición y qué evolución está tomando esta exposición después de dos meses?

Está expuesta hasta el 6 de junio. Hacía más de 20 años que Martín Parr no tenía una gran exposición en España desde la que tuvo en el Reina Sofía y bueno, era la oportunidad de mostrar en Valencia el trabajo de un fotógrafo, un artista que no había tenido nunca una exposición en la Comunidad Valenciana y, bueno, la respuesta del público ha sido magnífica, es un fotógrafo muy conocido por una parte, pero muy desconocido por otra. Ha sido, por una parte el disfrute de los especialistas, de los profesionales de la fotografía, y de la gente, que se han encontrado con sus obras en vivo y en directo, de una gran calidad y con un número importante de obras en la exposición, y por otra parte, la ciudadanía ha descubierto, una parte del público ha descubierto, un fotógrafo, un creador que no conocía pero que conecta perfectamente y que tiene un discurso visual fácil, accesible, incisivo… Y que tiene ese componente crítico, a la vez que que tiene la parte suave del humor.

Bueno, como ya es una tradición con vosotros, todos los años,  hacéis una exposición que os vincula al mundo de las fallas, este año las fallas no se han vivido en marzo. ¿Habéis notado una buena respuesta del público, pese a no tener fallas en el mes típico de marzo?

La respuesta vinculada a las exposiciones de fallas es que ,además este año hemos incrementado nuestra apuesta, no podíamos hacer la instalación experimental que hacemos como falla en el Centre del Carme no se ha hecho, igual que no se ha hecho en el resto de la ciudad, pero lo que hemos hecho ha sido apoyar una segunda opción expositiva que era mostrar el trabajo de los artistas creadores de la falla infantil del Ayuntamiento de manera que con Ceballos y Sanabria abrimos también una línea posible de colaboración con ese ámbito y hemos seguido apoyando la colaboración con el artista que diseña la falla grande del Ayuntamiento, que en este caso es Dulk. Él ha hecho un trabajo magnífico en la sala, un trabajo inmersivo que además tiene el componente de análisis y de crítica y de reflexión acerca de la contaminación y la degradación de un espacio natural protegido como es la Albufera. Creo que ambas se complementan. Y ha sido el único punto en la ciudad durante este tiempo de las fiestas de marzo, en el que se ha podido ver ninots. Y el público ha respondido haciendo colas para ver las exposiciones, pero no solamente esos días, sino que todos los días de la semana el Centre del Carme recibe numerosos visitantes y el fin de semana especialmente ahí hay una mayor afluencia de público.

También habéis estrenado un programa de radio, ¿Cómo nace esta iniciativa?

Nos parece una propuesta interesante porque ayuda a reforzar nuestro deseo de comunicarnos en una institución cultural que conforme la entendemos no es un espacio quieto, es un espacio en movimiento y ese movimiento tiene muchas direcciones y muchas acciones. Este proyecto forma parte de toda una nueva hornada de proyectos que ponemos en marcha en 2021. Uno es CCC Radio, otro es CCC Music Lab, que es un proyecto en el que estamos trabajando para poner en marcha una incubadora de proyectos en el ámbito de la música y de las discográficas para apoyar a jóvenes talentos, a jóvenes que están despuntando, que quieren iniciar una trayectoria profesional en el mundo de la música, de manera que ahí generamos otra línea con gente muy joven y la radio era una experiencia que nos apetecía. Siempre hemos tenido, desde que yo empecé aquí la gestión, una colaboración estrecha con radios, con Cadena Cer, con Onda Cero, CV radio, con Radio Nacional, etc. Pues eso, con diferentes emisoras de radio hemos tenido siempre una colaboración estrecha y los hemos invitado a hacer programas con Plaza Radio, hacer programas en directo desde el Centre del Carme es algo que siempre nos ha gustado porque nos parece que es una forma de difundir el mundo y también que la experiencia de la radio tenga la viveza de ir directamente a los espacios donde sucede la cultura, en este caso en el Centre del Carme. De manera que nos pareció interesante el impulsar una propuesta de radio propia que se retransmite a través de Facebook Live y de Youtube. De manera que sucede en directo, puede haber público presente en la sala Refectorio, se retransmite en streaming, pero a la vez se queda grabado y se genera también un archivo en el que van pasando por entrevistas y participando en los programas, no solamente artistas y profesionales que están participando en la programación del Centre del Carme, sino también otros agentes culturales de la Comunitat Valenciana, que son invitados a participar en el primer programa que desarrollamos la semana pasada. A parte de Arquilecturas que se ocupa de la mediación cultural del Centre del Carme a través de la convocatoria, también estuvo invitado Tonino y List Dust. Y bueno, pues arrancamos el proyecto, este viernes hay un nuevo programa y vamos a seguir avanzando en ese camino.

En el Observatorio de la Cultura de España habéis alcanzado el número 1. ¿Cómo valoras ocupar el primer puesto?

Sí, esa es la valoración que hacen los profesionales de las instituciones culturales en la Comunidad Valenciana y sitúan al Centre del Carme como la institución insignia, de manera que si tenemos en cuenta que en 2018 el Centre del Carme todavía no aparecía o aparece por primera vez tímidamente, hemos conseguido hacer un trabajo en estos 5 años que sin pretender la relevancia, sino el hacer un buen trabajo y el prestar un servicio de calidad y de apoyar al sector, hemos conseguido que eso conecte además con los profesionales y que a nivel estatal se valore porque esa valoración lo bueno es que viene de un abanico enorme de profesionales de todo el territorio del estado español y eso hace que el trabajo que desde aquí estamos haciendo que a veces no tenemos perspectiva para analizar, está siendo bien valorado, bien recibido y bien considerado. Hubo un tiempo en el que venía gente a visitar exposiciones y tenemos que progresivamente ir recuperando cuando pase la pandemia será más fácil, lógicamente, pero tenemos que ir recuperando ese motor de atracción, porque si algo hay en la comunidad, en nuestro territorio, es una enorme potencia creativa y mucha gente que tiene la capacidad de hacer cosas y tenemos que tener también instituciones capaces de mostrar y proyectar ese trabajo, porque es la forma en la que podemos proyectar las trayectorias de sus artistas.

El Centre del Carme, desde que reabrió obviamente después del estado de alarma no ha parado de recibir visitas, que es también un hecho importante. En estos momentos en los que parece que la pandemia está hacia una tendencia más relajada en la Comunidad Valenciana, pues lidera a la baja la incidencia acumulada. ¿Qué previsiones tenéis en el Centre del Carme de cara a los próximos meses?

En realidad nosotros no hemos dejado de programar nada. Hemos seguido haciendo conciertos, recitales, ciclos de performances, conferencias, presentaciones de libros,… No hemos dejado hacer nada, lo que hemos hecho ha sido hacerlo todo atendiendo a las restricciones y las indicaciones de las autoridades sanitarias. Igual antes hacíamos un concierto y venían 3000 personas y ahora podían venir 120 y con las últimas medidas vienen 150 en el claustro al aire libre, de manera que no hemos dejado de hacer las cosas, lo que hemos hecho ha sido seguir haciéndolas reduciendo aforos, o sea, teniendo las restricciones sanitarias y todas las indicaciones que nos han llegado y implementar el streaming para que, además de quienes podían presencialmente participar de esa actividad, otros desde casa y desde cualquier lugar podían también disfrutar de ella, de manera que no hemos en realidad dejado de hacer nada, o sea, lo que hemos tenido, es bueno, mucho cuidado en aplicar todas las medidas.

¿Cómo han ido las visitas en estos meses comparado con la antigua normalidad?

Desde que comenzó este año, hemos notado un incremento progresivo de visitantes y una respuesta de público muy importante, estamos realmente en cifras de visitantes bastante considerables. En 2019, el mes de abril tuvo 26.845 visitantes. En 2021, en el mismo mes, 22.765. De manera que, en realidad la diferencia son 4000 visitantes, en el mes de abril de 2019 que era vida normal y 2021 que es una vida en pandemia. De manera que creo que desde el Centre del Carme hemos conseguido recuperar en cuanto a cifras de visitantes una situación sin ser todavía normal con las restricciones y con todas las condiciones. Y hemos puesto en marcha desde hace menos de dos semanas unos equipos de depuración de aire con un tratamiento especial covid. De manera que, en cada una de las salas de exposiciones hay un equipo que está purificando el aire y que están limpiándolo de posibles virus, bacterias, etcétera, de manera que eso, bueno no es una panacea, pero desde luego contribuye a garantizar condiciones de cultura segura.

Y ya para acabar, una de tus reclamaciones ha sido que el Consorcio de Museus necesita más personal. No sé si con esta renovación vas a tener incremento de personal en el equipo del Consorci.

Pues en el último mes se incorporaron dos funcionarias de la Generalitat con una adscripción al Consorci de Museus y está previsto un incremento de 4 puestos más de trabajo que no sabemos exactamente cuándo llegará, pero esperamos que dentro de este año. Está autorizado con un incremento de masa salarial, por ende del Consell, de manera que eso por una parte. Por otra parte, está pendiente de autorización cubrir temporalmente las plazas que están vacantes por enfermedad, por finalización de contrato o por diferentes motivos. Hay varias plazas que están vacantes, que necesitaríamos que se cubrieran temporalmente, mientras que salen a concurso y por otra parte tienen que salir a concurso las plazas de la oferta pública de empleo 2017 que con la pandemia se retrasó como se ha retrasado todo. Y en los próximos meses deberían de salir esas convocatorias para que esos puestos de trabajo pasen de ser indefinidos no fijos a ser fijos. De manera que sería una forma también de regularizar los puestos de trabajo que tiene la institución y abrirlos también a concurrencia pública.

Aún así, hay un reto importante y es que los consorcios y en concreto el Consorci de Museus, se debería de nutrir según sus estatutos y según la normativa legal vigente de trabajadores que procedan de los propios entes consorciados. La única institución que está cumpliendo con eso es la Generalitat, que tiene en este momento 3 trabajadoras en la adscripción con el consorcio, pero el resto de entes consorciados, ayuntamientos y diputaciones de Alicante, Valencia, Castellón, hasta el momento no han aportado ningún trabajador y es un objetivo, es un reto que deberíamos de plantear más seriamente para que realmente la institución pueda funcionar mejor justamente para que ese objetivo de alcance territorial de la acción de la cultura pueda ser más efectivo teniendo recursos humanos que nos ayuden a hacer extensiva esa acción cultural en todo el territorio. Pensar que todo el desarrollo que se hace, se hace con el personal que está trabajando aquí en el Centre del Carme, que con 10 personas estamos programando más de 1250 actividades en 2020 y 84 exposiciones. Eso requiere como respuesta un refuerzo de personal para realmente poder hacer bien ese trabajo, poderlo hacer en buenas condiciones y poderlo hacer mejor y con una extensión mayor. Nuestro objetivo es trabajar más y mejor, pero necesitamos para eso más recursos humanos, cosa que es en este caso justificado y razonable.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

3 × 1 =