La ITV de Zaplana se lo lleva por delante

Así se llevó a cabo la ‘operación Erial’ contra el expresident de la Generalitat y otras seis personas

Un periodista cae al suelo a la salida de Zaplana | @gcaballero1

La ITV de Zaplana se lo lleva por delante
23/05/2018 -

Lo escurridizo que había demostrado ser Eduardo Zaplana no hacía pensar en absoluto que la justicia pudiera ligarlo por alguna arista al lodazal de corrupción en el que se convirtieron las dos décadas de gestión del PP valenciano en la Comunitat. El que fuera primero alcalde de Benidorm, después president de la Generalitat y finalmente ministro de Trabajo en la era Aznar había levantado múltiples sospechas desde su gestión municipal pero siempre ha conseguido escapar por alguno de los resquicios mediáticos y judiciales. Por eso, su detención cayó como un auténtico jarro de agua fría en la actualidad matutina de ayer.

Así salía el coche de Eduardo Zaplana tras el registro | P. PLAZA

Lo que -siempre presuntamente- hacía nuestro protagonista era traer a España desde paraísos fiscales dinero negro procedente de mordidas por adjudicaciones irregulares. Para ello, existió un entramado de empresas inscritas en el registro de Panamá pero gestionadas desde Uruguay. Y los investigadores apuntan que el cobro de comisiones se produjo en la época en la que Zaplana ostentaba la presidencia del Consell, entre 1995 y 2002.

¿Pero de dónde venían las mordidas? La investigación apunta a que procedían del Plan Eólico Valenciano y de las concesiones de ITV en la Comunitat y que iban a parar a cuatro empresas aglutinadas en una UTE (Unión Temporal de Empresas).

‘Operación Erial’

La ‘operación Erial’ -así la ha apodado la Guardia Civil- vivió su punto álgido ayer, cuando a primera hora de la mañana, varios agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) interceptaban a Zaplana a la salida de su vivienda en el centro de València cuando se disponía a entrar en su vehículo acompañado de sus dos escoltas. Con cajas de cartón, los agentes acompañaron al expresident hacia los adentros de su vivienda para realizar un registro y llevarse la documentación pertinente.

Al mismo tiempo, la Guardia Civil se personaba en la Conselleria de Economía para recopilar el expediente de las concesiones de la ITV y del Plan Eólico Valenciano, en el que una ajudicación acabó otorgándose a una empresa participada por Sedesa, compañía de Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresident de les Corts Valencianes.

Acusado de blanqueo de capitales, cohecho, malversación de caudales y desvío de fondos, Zaplana salía aproximadamente a las dos del mediodía de su domicilio en un coche azul marino. La ITV se lo llevó por delante. A él y a un fotoperiodista, a quien un agente de la Guardia Civil tuvo que placar para abrir paso al vehículo en su acelerón.

Final de una mañana agitada en la capital del Túria. También lo había sido fuera de ella. En los pasillos del Congreso de los Diputados, el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, anunciaba a media mañana que la formación suspenderá de militancia a Eduardo Zaplana. Algo similar hacía Telefónica al manifestar que finiquitaba “de forma automática” la relación laboral que mantenía la compañía con el expresident. En ambos caso de forma cautelar, a expensas de lo que vaya sucediendo en la ‘operación Erial’.

>Estos son los siete caídos en Erial, la trama de Zaplana

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

5 × 2 =

sagunt a escena 2019
turismo salou