25n
25N
25N

València prioriza la protección del espacio público en el uso de vehículos de sharing

Movilidad Sostenible recomienda para la oferta de vehículos de sharing un máximo de 2.000 motocicletas, incorporar el modelo round trip para los coches y descartar los que se estacionarían en las aceras

València prioriza la protección del espacio público en el uso de vehículos de sharing
16/12/2020 -

Movilidad Sostenible ha elaborado un informe sobre la capacidad de la ciudad de València para albergar vehículos de sharing. En base a este estudio, desde Espacio Público se elaborará la nueva normativa que regulará los sistemas de vehículos compartidos de alquiler sin persona conductora y sin base fija, quedando excluidas las actividades económicas de alquiler de vehículos de uso compartido con base fija.

Así, en líneas generales, desde Movilidad recomiendan limitar a un máximo de 2.000 las motocicletas que operarían en la vía pública; apostar por el modelo round trip para los coches; y descartar los vehículos de sharing que estacionarían en las aceras, como los patinetes. En palabras del concejal Giuseppe Grezzi, “el objetivo de este informe es regular, de forma efectiva, el uso del espacio público, garantizando la accesibilidad, principalmente de los viandantes, priorizando la seguridad vial y reduciendo el uso de vehículos motorizados privados”.

Si bien es cierto que, en la actualidad, los vehículos de sharing tienen cada vez más presencia, todavía son sistemas incipientes. De esta manera, se hace necesario realizar este estudio para adelantarse a su proliferación, regulando ya su puesta en marcha. En este sentido, como ha explicado Grezzi, a este diario, “este informe será la base para la elaboración de una nueva regulación por parte del área de Espacio Público”.

Pero, ¿a quiénes afectará? A aquellas empresas de vehículos compartidos, de desplazamiento y estacionamiento libre, que basan su operativa en la geolocalización mediante una app a través de la que los usuarios pueden localizar el vehículo e iniciar y finalizar el trayecto desde el móvil. De acuerdo con el tipo de vehículo, desde Movilidad Sostenible se realizan las siguientes recomendaciones:

Motocicletas y ciclomotores

Actualmente, en València, operan diferentes empresas de sharing de motocicletas y ciclomotores sin autorización, “aprovechando los vacíos legales que existían”. Ahora, el objetivo es “completar esos vacíos con una renovación de la Ordenanza de Espacio Público que, además, resuelva el problema actual de estacionamiento”. Y es que no es raro ver motos aparcadas en zonas peatonales, junto a carriles bici o sobre aceras que no cumplen con el ancho mínimo que permite estacionar en ellas, y que obstaculizan el tránsito peatonal y dificultan la accesibilidad.

De esta manera, Movilidad propone un número máximo de 2.000 ciclomotores y motocicletas para estos sistemas de alquiler, otorgando autorizaciones demaniales, con un máximo de 500 vehículos a una misma persona o empresa por el plazo de un año prorrogable anualmente, hasta el plazo máximo de duración de cuatro años. No se exigirá número mínimo de vehículos para favorecer la participación de pequeñas y medianas empresas.

El Ayuntamiento podrá evaluar el funcionamiento de estos sistemas, y entre los aspectos que se recomienda tener en cuenta a la hora de conceder las autorizaciones se encuentra que los vehículos sean 100% eléctricos, que estén disponibles 24 horas los siete días de la semana o que permita el acceso y la devolución del vehículo de forma autónoma, entre otras.

Por supuesto, los vehículos tan solo podrán estacionar en las zonas habilitadas para estacionamiento libre de la ciudad, de acuerdo con la Ordenanza de Movilidad y demás normativa vigente en materia de tráfico. En ningún caso, lo podrán hacer en la futura Zona Verde.

Vehículos tipo turismo

Como ha detallado Grezzi, “se recomienda un sistema basado en el modelo round trip, es decir, la persona usuaria recogería y entregaría el vehículo en un mismo punto o estación base, obligando a realizar un recorrido circular”. Esto se debe a la apuesta del Ayuntamiento por una ciudad donde no solo se reduzca la ocupación de la vía pública, sino también el número de desplazamientos que se realizan en coche.

No obstante, como ya se ha concedido una autorización demanial a la empresa CarGreen Movilidad Sostenible S.L. basado en el sistema de desplazamiento libre sin base fija – pendiente de ponerse en marcha – “se estudiarán los resultados para ver qué modelo interesaría más para la ciudad de València”.

Las bicicletas y los patinetes, descartados

València cuenta, desde el 2010, con un sistema de alquiler de bicicletas sin persona conductora y con base fija – Valenbisi – que ofrece 2.750 bicicletas distribuidas en 276 estaciones. Además, el incremento de la red ciclista y las actuaciones de pacificación del tráfico han provocado un notable incremento del uso de vehículos de movilidad personal, como patinetes.

Por este motivo, y teniendo en cuenta que “no existe una demanda social de empresas de sharing de este tipo de vehículos, ya que, por un lado, la gente los compra y, por otro, ya hay empresas que los alquilan, consideramos que no es conveniente la implantación de sistemas de alquiler de bicicletas y/o vehículos de movilidad personal sin persona conductora y sin base fija en València”, ha apuntado Grezzi. Además, “protegemos el uso general del espacio público”, ha concluido.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dos × cuatro =