25n
Orgull
Orgull

La incidencia acumulada en la Comunitat Valenciana ya no es la más baja de España

Aunque la mayoría de los municipios se encuentran en riesgo bajo, ya son siete las localidades de más de 30 mil habitantes que están en riesgo medio

La incidencia acumulada en la Comunitat Valenciana ya no es la más baja de España
09/06/2021 -

Hoy se cumple un mes desde que decayera el estado de alarma en toda España. Un hecho que ha supuesto la flexibilización de algunas de las restricciones más fundamentales para el control de la pandemia de la COVID-19 como son el toque de queda o el cierre perimetral. Así, en la Comunitat Valenciana ha habido un aumento de la incidencia acumulada desde entonces, aunque bastante estable, ya que desde el 24 de mayo tan solo ha crecido en diez puntos.

Según datos de ayer, la incidencia acumulada en la Comunitat Valenciana se sitúa en los 39,90 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días. Cabe recordar que la media en España está bajando en los últimos días, aunque con unas cifras muy superiores a las de la autonomía valenciana (113,45).

El nuevo balance territorializado de la Generalitat recoge los últimos repuntes de la pandemia que se están produciendo en los últimos días que se están empezando a notar en los municipios valencianos. El 76% de estas localidades se mantienen en situación de nueva normalidad, es decir, con menos de 25 contagios por cada 100.000 habitantes. No obstante, el número de poblaciones en riesgo medio por transmisión de Covid-19 (incidencias acumuladas entre 50 y 150) ha crecido de 41 a 56 en las últimas semanas.

En cuanto a las grandes ciudades (más de 30.000 habitantes), se observa un aumento en la tendencia de la última quincena. El virus gana terreno en 17 de 29, entre las que destacan Castelló de la Plana, València y Elche. En total, son siete las que se encuentran en riesgo medio y estos son sus niveles de incidencia acumulada en los últimos catorce días: Vila-real (97), Castelló de la Plana (72), Torrent (62), Burjassot (62), Santa Pola (60), Sant Vicent del Raspeig (56) i València (54).

Dos semanas después de la celebración del triunfo del equipo ‘groguet’ en la Europa League, Vila-real se mantiene como la ciudad con mayor incidencia del virus. Aún así, la curva parece estabilizada y no se han cumplido los peores augurios que presagiaban un aumento notable de las infecciones. No obstante, esta localidad no consigue todavía doblegar la curva, puesto que hace ya más de un mes que tiene el semáforo en naranja por coronavirus, con incidencias por encima de 50.

Por otro lado, una localidad que ha atajado el paso de la COVID-19 es Xilxes. Hace dos semanas era uno de los municipios más afectados por la pandemia con una tasa de incidencia acumulada de 258 positivos por cada 100.000 habitantes. En la última quincena no se ha notificado ningún nuevo caso entre el vecindario y la tasa se ha desplomado a cero.

Así, las incidencias acumuladas más altas en la Comunitat Valenciana se encuentran ahora en pequeñas localidades del interior. A partir de esta semana, el toque de queda, la que fuera una de las medidas estrella para el control de la pandemia, se ha suprimido en todo el territorio valenciano. Aunque, también cabe destacar que varios ayuntamientos costeros como València han tomado medidas para que no aumente la incidencia acumulada en celebraciones festivas como la Noche de San Juan, cuando se cerrarán las playas a partir de las 20 horas de la tarde hasta las 07 de la mañana.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

12 − ocho =