25n
25N
25N

Vuelven "El Bigotes", "Don Vito" y Francisco Camps

Hoy empieza la vista oral de Gürtel, que investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular

Vuelven "El Bigotes", "Don Vito" y Francisco Camps
15/01/2018 -

Ya está aquí de nuevo. La trama ‘Gürtel’ vuelve a la palestra y a los juzgados. Hoy empieza el juicio de la pieza principal de este caso en la Audiencia Nacional, que se alargará hasta el 6 de abril en un calendario de 22 sesiones. Tres meses en los que se juzgará, no solo la presunta financiación irregular del PP valenciano, sino una forma de entender la política y de gobernar. Resumimos brevemente la historia de ‘la Gürtel valenciana’.

Los principales personajes

Francisco Correa, apodado “Don Vito” por él mismo (en referencia a Vito Corleone, El Padrino cinematográfico de la mafia italiana), es uno de los responsables de Orange Market, la empresa contratada por el PP en multitud de ocasiones. Hace poco admitió que el PP valenciano le había pagado en ‘B’ y había emitido facturas falsas a favor de la trama. Actualmente se encuentra cumpliendo una condena de 13 años de prisión después de que el Tribunal Superior de la Comunitat (TSJCV) lo declarara culpable por otra pieza de Gürtel.

Álvaro Pérez, alias “el Bigotes”, el presidente de la empresa Orange Market y amigo cercano de Francisco Camps. Presuntamente, es el que recibía el dinero negro en Madrid tras las gestiones en la Comunitat. Él, además, era el que organizaba los actos encargados por el PP. También el TSJCV lo condenó a 12 años de cárcel.

Pablo Crespo, ex secretario de organización del Partido Popular gallego y dirigente de la empresa Special Events, supuestamente también participó en la organización de los actos en Valencia. El TSJCV lo envió a prisión, junto a los otros dos, y lo condenó a 13 años.

Los políticos imputados en este caso son el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, el ex vicepresidente de la Generalitat Vicente Rambla, y el ex diputado David Serra. Destacable es la ausencia de Francisco Camps, el president de la Generalitat Valenciana y dirigente del PP mientras se firmaban todos los contratos con la trama. Eso sí, él acudirá a declarar en calidad de testigo.

Así funcionaba ‘la Gürtel valenciana’

La trama se organizaba así, al menos presuntamente. Según la Fiscalía, “El Bigotes”, “Don Vito” y Pablo Crespo articularon sus empresas en la Comunitat con la “finalidad de aprovechar las posibilidades de negocio mediante el acceso a determinadas personas que desarrollaban su actividad política” y para “conseguir una posición ventajosa en la convocatoria y adjudicación de contratos relativos a eventos que pudieran ser organizados por el propio partido político, por órganos de la Administración autonómica valenciana”.

Así pues, supuestamente, el Partido Popular de la Comunitat le encargó a Gürtel, por lo menos, los actos de campaña de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y de las generales de 2008. Y tal y como confesó Correa, le pagó de tres formas: de forma legal, con facturas en ‘B’, y mediante facturas falsas. Si este testimonio es cierto, se confirmaría la financiación irregular de la formación valenciana.

Se acusa a Ricardo Costa, Vicente Rambla, David Serra de haber participado en estos hechos, y también a la ex gerente del partido, Cristina Ibáñez, aunque ella no está imputada en el caso.

Los beneficios de la Gürtel

¿Y todo esto con qué fin? En primer lugar, para que el PP se dopara de cara a los comicios. Es decir, para saltarse el límite de gasto establecido para las campañas electorales de los partidos políticos. Se pagaba una parte, y la otra se ocultaba para no rebasar el límite. Además, para saldar las deudas que el PP contraía con las empresas de la trama, se emitían facturas falsas, y de paso se ocultaban estos gastos.

Y finalmente, para favorecer a los conocidos de los imputados. Y esto, en esta pieza, no se investiga, pero como reza la acusación de la Fiscalía, se buscaba una “posición ventajosa” para conseguir contratos. De esta forma, las instituciones valencianas gobernadas por el PP adjudicaban a dedo contratos públicos a las sociedades relacionadas con Orange Market. Y todos contentos.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diecisiete + 15 =