25n
25N
25N

Un grupo de mujeres ocupa la Delegación del Gobierno para exigir la retirada de la Ley Mordaza y multas a feministas

Las jóvenes que han entrado han pedido hablar con Gloria Calero y otras protestan a las puertas del palacio

Un grupo de mujeres ocupa la Delegación del Gobierno para exigir la retirada de la Ley Mordaza y multas a feministas

Un grupo de mujeres feministas han ocupado esta mañana la sede de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, el Palacio del Temple de València, según ha publicado el periódico Las Provincias citando a fuentes del organismo. En concreto, exigen la retirada de la Ley de Mordaza”, así como de todos los procedimientos sancionadores impuestos por la huelga feminista celebrada en 2018, algunos de ellos, aseguran, recibidos recientemente.

La Assemblea Feminista de València ha colgado en redes sociales el siguiente mensaje: “Ocupamos la Delegación de Gobierno y pedimos la derogación de la Ley Mordaza en su totalidad, no la modificación; el archivo de todos los procedimientos administrativos en curso relativos al movimiento feminista; el reconocimiento público donde conste que las personas más afectadas por la Ley Mordaza han sido las esenciales, en mayor medida mujeres migrantes, y el reconocimiento de las cargas y abusos policiales a las movilizaciones por la libertad de expresión”.

Todas estas peticiones se han plasmado en una ‘Carta de Compromiso Institucional’ firmada por el colectivo Feministes i Antiracistes sense Mordassa y para que la pretenden conseguir el compromiso público de la delegada del Gobierno, Gloria Calero, con quien reclaman reunirse.

Estas jóvenes se habrán saltado el control de acceso y han conseguido sentarse en el patio interior para pedir hablar con la delegada de Gobierno, Gloria Calero, pero según señala el periódico se les ha explicado que para hacerlo deben solicitar una cita por canales oficiales para conseguir esa reunión.

Al parecer las jóvenes que han entrado al Palacio del Temple continúan en el lugar exigiendo este encuentro, mientras que otro grupo ha iniciado una protesta a sus puertas. Una de ellas ha explicado a periodistas que hay alrededor de “una veintena de compañeras” que quieren hablar con Calero en el interior del edificio, que a primera hora de la mañana estaba abierto pero que ahora ha sido cerrado.

En este momento, Calero se encuentra en la jornada por videoconferencia ‘Mujeres frente a la COVID’, un acto que forma parte de la campaña del 8M.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

1 × dos =