25n
25N
25N

La gratuidad del bus urbano de Ontinyent incrementa un 20% su uso

“Muchas personas no utilizaban el transporte público por su coste; el aumento de pasajeros al hacerlo gratuito así lo demuestra y nos habla de la vertiente social de la iniciativa”, afirma la concejala Inma Ibáñez

La gratuidad del bus urbano de Ontinyent incrementa un 20% su uso

Con el comienzo de 2021 se cumplía un año del inicio de la gratuidad del servicio de bus urbano en Ontinyent. Una iniciativa pionera que permite que toda la ciudadanía pueda hacer uso libre del transporte público sin necesidad de ningún pago ni tarjeta.

Este hecho ha sido posible gracias a una municipalización del servicio, reordenando también la línea urbana y reduciendo el tiempo de espera. Además, según los datos conocidos esta semana, se ha propiciado un notable incremento de usuarios en la línea desde su gratuidad, un 20% más.

“Cuanta más gente utilice el bus más rentabilizamos esta inversión, sin contar con que es la manera más rápida y segura de desplazarse por la ciudad”, destacaba hace unas semanas el alcalde Jorge Rodríguez, quien incidía en que esta medida tiene una vertiente social muy importante porque muchas familias dejaban de utilizar el autobús por no poder atender su coste: “el precio del billete ha dejado de ser un problema para subir al autobús urbano”.

Este modelo de gestión está sirviendo como prueba antes de implantar la línea 2, que mejorará las comunicaciones con los institutos, la estación de ferrocarril o el cementerio, y que será imprescindible de cara a la puesta en funcionamiento del nuevo hospital.

Ontinyent es una de las pocas ciudades europeas de más de 30.000 habitantes que han apostado por servicios como este de movilidad gratuita, que esta semana celebra este incremento de cifras con el reparto de mascarillas del Clúster Textil entre los usuarios y usuarias.

INCREMENTO PESE AL CONFINAMIENTO

En este sentido, la concejala de Transporte Inma Ibáñez explica que el balance del primer año de gratuidad del transporte público urbano “es muy positivo”, puesto que se estima en alrededor de un 20% el aumento de los pasajeros, pasando de una media de 110 a 135 personas diarias.

Unas cifras que cuentan con más valor, ya que el servicio estuvo detenido durante 3 meses por el confinamiento y ha sufrido limitaciones de uso en los meses de desescalada y con las nuevas restricciones. “Podemos concluir que son cifras muy buenas, que nos muestran que la respuesta ha estado altamente favorable”, considera la edil.

Para Ibáñez la gratuidad de este servicio “supone un paso importante hacia una ciudad más sostenible, con menos vehículos y menos contaminación” y recuerda que “muchas personas no utilizaban el transporte público por su coste; el aumento de pasajeros al hacerlo gratuito así lo demuestra y nos habla de la vertiente social de la iniciativa”.

Por lo que respecta al perfil de las personas usuarias, este servicio llega a toda clase de sectores, puesto que lo utilizan personas mayores, de mediana edad y también jóvenes y pequeños incluso para ir a los centros educativos.

La concejala invita al conjunto de la ciudadanía “a aprovecharlo y hacer uso de manera responsable, porque cuanta más gente utilice este servicio, más rentable y útil es para el conjunto de la sociedad”.

APUESTA POR LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

El Gobierno de Ontinyent tiene previsto destinar este año un total de 2,6 millones de euros al fomento de la movilidad sostenible y la consecución de acciones directas para lograr una ciudad más sana y verde.

Concretamente, en las cuentas municipales elaboradas para el presente ejercicio se destinan más de 900.000 euros a acciones en el camino hacia un modelo de movilidad óptimo, como las obras del anillo ciclopeatonal que conectará el IES l’Estació, el polideportivo y el nuevo hospital con la conocida como “ruta del colesterol” y el paseo de Benarrai (372.000 euros); la anualidad del servicio de alquiler de bicicletas eléctricas (70.000 euros); las ayudas para la adquisición de bicicletas eléctricas, o, entre otros, al impulso al transporte público con una inversión global de 445.530 euros, destacando la adquisición de los dos autobuses nuevos por importe de 295.000 euros.

En este sentido, está previsto que en el primer semestre de este año se pongan en marcha los dos nuevos autobuses urbanos de bajas emisiones adjudicados a la empresa Iveco España SL, con una inversión de cerca de 300.000 euros de los cuales 112.000 están subvencionados con Fondos Europeos de Desarrollo Integral (FEDER) dentro del programa EDUSI.

Un impulso a la movilidad sostenible que el alcalde Jorge Rodríguez ya avanzaba en diciembre de 2019 durante el anuncio de la gratuidad del servicio de bus: “luchar contra el cambio climático desde cualquier ámbito ya no es una opción, como pudimos comprobar en nuestra ciudad con el paso de la DANA de septiembre. Y si tenemos que exigir a los gobiernos de los países que actúen, también tenemos que contribuir a escala local con nuestro granito de arena, con acciones como la potenciación del uso transporte público. Porque con pequeños gestos también podemos ayudar a cambiar el mundo”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

siete + 14 =