caixa popular

"Vox es 'efecto souflé'. Muchos gobiernos progresistas podrán reeditarse"

"Vox es 'efecto souflé'. Muchos gobiernos progresistas podrán reeditarse"
27/02/2019 -

La situación política actual es extraña: nuevas formaciones, ‘vieja política’ y muchas opiniones. Nacen pactos y se rompen otros, y un pequeño problema en la capital parece ser una montaña en el conjunto nacional. Jaume Giner es politólogo y Responsable de Elaboración Política, Estudios y Programa en Esquerra Unida del País Valencià (EUPV), y está cree que muchos de los gobiernos progresistas valencianos conseguirán reeditarse. Está convencido de que, en parte gracias al “toque de atención” que ha sido los resultados electorales en Andalucía, la movilización de la izquierda se traducirá en unos “buenos resultados” electorales.

 

¿Eres pesimista con la situación política?

No, en realidad no. Sí creo que depende un de cada contexto. En cada sitio habrá un resultado diferente. En general no soy pesimista, creo que no se consiga el mismo resultado que en 2015, con un contexto muy concreto de ‘destrozo de la derecha’, peor que aún así muchos de los gobiernos progresistas que en 2015 se auparon, se van a mantener. De hecho, yo diría que la mayoría.

¿Crees que en las municipales, tras las generales, se mantendrán estos gobiernos progresistas?

En las municipales, probablemente, sea donde más posible sea mantenerlos y más difícil que se contagie todo el clima electoral estatal, muy polarizado. Creo que allí donde se ha realizado un buen trabajo, se mantendrán los gobiernos. Por lo que conozco desde EUPV, que estamos en muchos ayuntamientos, creo que se mantendrán. No es así en algunos sitios, como por ejemplo Alacant, donde hubo muchos problemas.

¿Crees que en Alicante es difícil que gane la izquierda?

En Alacant hubo una moción de censura. Empezó porque el alcalde del PSOE tenía sospechas de corrupción, que desgasta. La izquierda valenciana gana en muchos lados precisamente porque tiene un discurso y propuestas muy claras contra la corrupción anterior. Y claro, cuando eres tú el que la haces, se te cae todo. Después también el jaleo de la tránsfuga… Hay mucha crispación y eso, al final, beneficia a la derecha siempre.

¿Crees que separar ambas elecciones es positivo?

‘Ves a Casado, Abascal y Rivera y parecen ellos los ‘guerracicilistas’ cuando proclaman barbaridades’

Sí, porque a nivel municipal no se traslada tanto la polarización estatal. Incluso la gente que estamos en política también nos genera eso un rechazo. Todos los días los mismos discursos, muy incendiarios. Además, siempre nos han dicho a la izquierda que éramos ‘guerravicilistas’… Luego ves a Casado, Abascal y Rivera y parecen ellos los ‘guerracicilistas’ cuando proclaman barbaridades. Al final eso también genera rechazo. Por lo tanto, separar las elecciones generales y municipales me parece bien. A nivel autonómico, quizás, no tanto. El problema será que el 26 de mayo, cuando estén con las negociaciones del gobierno central, se votarán las autonomías… Pensar que a día de hoy unas autonómicas, un mes después de las generales, van a tener un discurso diferente al estatal y se van a centrar a nivel autonómico es mentira. En Andalucía ya pasó con meses de margen, ahora pasa más y más pasará por las negociaciones del Gobierno central. Y más en un país que aún no se han acostumbrado a que quien gobierne tiene que llegar a pactos, lo que lo enrarece mucho más. Las últimas investiduras han sido traumáticas, todo el mundo pegándose con todos, luego dándose la mano… Fue muy extraño y eso puede generar problemas.

¿Pueden los resultados de las generales movilizar a la izquierda en las autonómicas y generales?

Pueden pasar ambas cosas. Al final son hipótesis. Si gana la izquierda, también puede generar un efecto, digamos, de ‘apostar a caballo ganador’. Para la gente que siempre es ‘más guay’ apostar por Fernando Alonso cuando ganaba todas las carreras que cuando se le rompía el coche. Por otro lado es verdad que, si gana la derecha, tiene lógica que se genere ese efecto movilizador. Pero Andalucía, por desgracia para los compañeros y ciudadanos de allí, ya ha generado ese efecto. Al final somos la gente más crítica y a veces nos encantamos fácilmente, pero ya está diciendo todo el mundo “no, no, es que da igual, vota a la izquierda porque lo que viene es mucho peor”.

¿A qué crees que se debe la irrupción de Vox?

Creo que hay varias cuestiones. Primero, a quien pueda comparar a Vox con el Movimiento 5 Estrellas en Italia o Salvini, o Le Pen en Francia, con Trump… No comparto absolutamente nada ese discurso.

¿No entra en la categoría de “la nueva ultraderecha europea”?

No, no es obrerista. Durante un tiempo, sobre todo cuando se hablaba en términos de populismo, se hablaba de dos bloques: el neoliberalismo y todas sus extensiones, y los ‘derrotados’ o perdedores de la crisis. Vox no es eso. Vive de cuestiones que siempre se habían usado como discurso pero que nunca penetraron tanto, como es el tema de la inmigración, el machismo o la exaltación de esa España que podría exaltar cualquier ministro franquista en los años 60. Porque no es un problema de exaltar a España, sino de cómo se exalta, que es de una manera totalmente reaccionaria. También surge porque el PP, una vez pierde el poder, empieza a descomponerse. El PP no era sólo la unidad en torno a un discurso muy amplio dentro del centro derecha hasta la extrema derecha, sino la unión de muchos intereses de mucha gente que quería gobernar de una forma u otra. En el PP siempre han habido muchas almas que hasta ahora han convivido. De hecho Celia Villalobos, que dimitía hace poco, lo comentó y dejó entrever: ella ha estado a favor de muchos dirigentes y en contra de muchos otros, y siempre ha estado en puestos muy importantes. ¿Cuándo se va? Cuando eso se ha desmoronado ya. Cuando Rajoy empezó a perder el poder, la gente se fue yendo a Vox. Y claro, ser concejal y cobrar 3.000€ ahora mismo es más fácil con ellos porque hay poca gente. Si te llevas bien con el que mande… Y más ahora que no hay primarias.

En Andalucía Vox tuvo una mayor presencia en los lugares con rentas altas. ¿Crees que eso se dará también en València?

Creo que Vox es una escisión, a nivel sociológico y electoral, del PP y de Ciudadanos. Evidentemente Vox va a sacar más votos en zonas de rentas altas, estoy convencido. Ahora, ¿hasta dónde llegará aquí? Creo que lo de Andalucía es un caso muy concreto que no va a pasar en ningún otro sitio. Que entre en otros sitios, es posible. Que saque un porcentaje de votos como lo sacó en Andalucía lo veo muy difícil a nivel autonómico y local.

En los medios se habla mucho de Vox como una fuerza importante en las próximas generales.

Sí, pero eso es también un poco ‘efecto souflé’. Con Podemos, por ejemplo, hubo encuestas que le ponían como primera fuerza. Es difícil saber si eso es cierto o no porque hasta el día que se vota no se ve. Pero es verdad que decir que algo tiene pinta de ganar, genera más atracción. Pero de ahí a que se traduzca, finalmente… No creo que tenga tan buenos resultados como en Andalucía. Evidentemente habrá picos. Que en el barrio de Salamanca saquen más votos que en Vallecas, yo lo firmaría y además apostaría dinero con cualquiera a que será así. Que eso le de para ganar, no lo creo.

EUPV se presenta al Congreso con Podem. ¿Y localmente?

De forma local, tanto Podem como nosotros siempre hemos tenido autonomía municipal. Entendemos que, al contrario que PP o Vox que incluso desde Madrid hacen las listas, quien mejor conoce un municipio es quien mejores decisiones toma. Nosotros queremos fomentar pactos, porque entendemos que dentro del espacio político somos fuerzas bastante cercanas, sobre todo a nivel electoral. Pero será una decisión al final de cada colectivo. De momento las sensaciones son buenas.

¿Y la Entesa?

Nosotros estamos a favor. Creemos que es factible y positivo. No es sólo importante el congreso, que es lo que más se ve, sino también el Senado, que genera muchos problemas. Al margen de que luego seamos partidarios de una reforma para que tenga unas competencias más de cámara territorial, no de segunda lectura y cementerio de elefantes.

En las elecciones de 2015 EUPV no entró en el Ayuntamiento de València. ¿Crees que lo hará este año?

Aquí entiendo que habrá confluencia con Podem, que a día de hoy se ve representado por València en Comú -aunque ellos insisten en que no es lo mismo-. Sí, doy por hecho que se entrará y que habrá que ver el tema del gobierno, el cual puede que sea más difícil en València ciudad.

¿Crees que los problemas de Podemos en Madrid puede influir a las confluencias y partidos del resto de territorios?

‘No creo que la ciudadanía castigue como castigó al PP hace 4 años’

No debería. A pesar de que en muchas ocasiones, por desgracia, acaba siendo así. En el País Valencià hemos sido una de las primeras autonomías importantes en conseguir un pacto y nadie habla por todos lados si “¿Podrá pasar como en la Comunitat Valenciana que…?” y en cambio con Madrid, si pasa algo bueno, guay, si es malo, puede contaminar. Aquí somos responsables y lo que tenemos que llevar a cabo lo llevamos. Que lo de Madrid afecte o no afecte… Es posible, al final afectará todo lo que los medios de comunicación quieran que afecte, pero no tanto aquí. Además tengo entendido que Errejón va a pedir el voto por Unidas Podemos en las generales y entiendo que, entonces, lo pedirá en las autonomías.

Apuestas, entonces, por la continuidad progresista en la Comunitat Valenciana.

Soy optimista. Se ha gobernado bien. Algunas cosas pueden no haberse hecho tan bien, pero no creo que la ciudadanía castigue como castigó al PP hace 4 años. Aquello era insoportable. Ahora en 2019 lo que podemos ofrecer, más que un gobierno de resistencia a que venga la derecha, es la dinámica contraria. En 4 años se han eliminado muchas cosas malas, se han empezado algunas cosas buenas, y ahora lo que queda es hacer realmente las transformaciones que necesitamos. Necesitamos, a nivel de País Valencià, ciertas políticas que requieren de compromiso real, mucha valentía y de una apuesta decidida con proyectos que va más allá de una legislatura. Creo que se reeditará el gobierno, que estaremos nosotros y que, por tanto, nos irá mejor a partir de 2019 que de lo que parece que ahora mismo va a pasar.

¿Crees que la desmovilización de la izquierda en Andalucía también se verá en la Comunitat? ¿La fragmentación de la derecha es buena para la izquierda?

Depende. La fragmentación siempre es buena mientras todos los que compitan, entren. En Madrid, si Errejón, IU y Podemos van por su lado -que espero que cambie-, si las tres fuerzas superan el 5% de barrera electoral y entran, con casi toda seguridad sacarían más escaños juntas. El problema es si alguna no entra. Es causa de la Ley Electoral. Para la derecha, lo mismo. Creo que aquí no habrá la desmovilización de la izquierda que hubo en Andalucía, porque aquí tampoco tenemos el PSOE andaluz y se han hecho cosas buenas. El toque de atención ya ha sido en Andalucía. Entonces, si entran en ambos bloques las tres fuerzas, dependerá de la movilización. Pero como una de las tres falle… Adiós.

Más información


jo amb ribo

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

2 × cinco =