25n
Orgull
Orgull

Generalitat rescata el recuerdo del rey Jaime I en la memoria del pueblo valenciano y como se ha convertido en un símbolo identitario y cultural

El presidente de la Generalitat ha conversado con el escritor sobre esta obra, que muestra como la figura de Jaime I ha sido invocada a lo largo de los siglos

Generalitat rescata el recuerdo del rey Jaime I en la memoria del pueblo valenciano y como se ha convertido en un símbolo identitario y cultural
10/06/2021 -

Una mirada histórica al símbolo que ha acontecido entre el pueblo valenciano la figura del rey Jaime I es el hilo conductor del libro ‘Jaime I en la memoria de un pueblo’, escrito por el catedrático de la Universitat de València Vicent Josep Escartí, que acaba de publicar Presidencia de la Generalitat y se puede adquirir en las librerías Llig.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una reunión en el Palau, ha conversado con el escritor sobre esta obra, que traza un recorrido histórico alrededor de la figura del rey conquistador -rey de Aragón, rey de Mallorca, rey de València, conde de Barcelona y señor de Montpellier- y de como esta figura ha sido, entre los valencianos y las valencianas, un símbolo de la identidad colectiva, rememorado especialmente como creador del Reino de València.

El recuerdo de aquella imagen del rey en Jaume -perpetuada en buena parte a través de su ‘Libro de los feits’-, no perdió nunca el poder de atracción sobre el mundo académico e intelectual ni tampoco entre el pueblo, que lo ha invocado siempre como garante de las libertades de los valencianos y de las valencianas. Por eso, como ha destacado el presidente, la memoria de Jaime I no ha desaparecido nunca.

El volumen, que lleva por subtítulo ‘El rey Conquistador en la literatura y en la historiografía, del siglo XIII al XX’, recoge como el recuerdo del rey fue perpetuándose a lo largo de los siglos. Así, durante la edad media, tanto los trovadores como los cronistas -incluido el mismo rey Jaume, autor de una crónica- fueron los primeros en mantener viva la presencia de aquel rey extraordinario. La celebración del 9 de octubre en València colaboró, ya en aquellos primeros momentos y así, por ejemplo, se sabe que Alfonso el Magnánimo, el 1428, lo celebró con una cabalgata espectacular.

Durante el siglo XVI, el interés por los orígenes de las sociedades llevó a historiadores como Beuter o Viciana a dedicar parte de sus esfuerzos, a la vez que humanistas como Gómez Miedes iniciaban la difusión de la Crónica del rey en latín y en castellano. En el siglo XVII (el 1633) se produjo el intento fallido de un descendente suyo, el conde de Guimerà de canonizar el rey Jaime, del cual se valoraba especialmente la gran devoción por la Virgen María.

Según ha explicado el autor, “la agudización del proceso de transculturación en el marco de la monarquía hispánica, la definitiva expulsión de los musulmanes que quedaban en la península y otros aspectos provocaron un progresivo olvido de la figura real, la presencia de la cual, en València, solo quedó muy viva en la celebración del 9 de octubre, que revistió siempre una gran solemnidad hasta que Felipe V, al anexionar a Castilla el reino de València ‘medio justo derecho de conquista’ en 1707, impuso unas nuevas instituciones que se iban a encargar de eliminar tanto como les fuera posible cualquier vestigio de la época foral. “Aunque en el caso no salieron bien”, ha afirmado Escartí.

En el siglo XVIII, el capítulo de la catedral de València preservó una conmemoración litúrgica de primera magnitud para los valencianos y las valencianas y también el recuerdo de la gesta de la conquista de la ciudad por Jaime I. En especial, destaca la celebración del centenar, el 1738.

El renacimiento, en el siglo XIX, aprovechó la conmemoración del sexto centenario de la muerte de Jaime I (1876) para convocar, en València, donde se admitía que se habría producido seguramente la muerte del rey, una fiesta poética extraordinaria, que reunió las principales figuras renacentistas de València, Cataluña, Baleares y Provenza.

El siglo XX ha sido, pero, el que más interés ha mostrado por el rey medieval. Los territorios de la antigua Corona de Aragón, desde diferentes perspectivas y con diferentes iniciativas, lo han reivindicado como una pieza clave del pasado. Especialmente en tierras valencianas se ha convertido en un signo de identidad y en un emblema de su cultura hasta la actualidad.

El libro de Escartí hace este largo recorrido por el interés en la figura y en la obra autobiográfica de Jaime I, que ya pasa ahora los ochocientos años y que ha dejado numerosísimos testigos, muchos de los cuales son motivo del estudio.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

quince − siete =