25n
25N
25N

El concurso de fotografia y de microrelatos es "un retrato de lo que la pandemia supuso para los vecinos de Patraix"

La Associació Veïnal de Patraix puso en marcha diferentes actuaciones para ayudar a superar el confinamiento

Fotografía ganadora del concurso, Francisca Prieto.

El concurso de fotografia y de microrelatos es "un retrato de lo que la pandemia supuso para los vecinos de Patraix"
31/07/2020 -

El confinamiento fue una situación dura para todos. Los hay quienes les gusta estar en casa, y los hay quienes pasan el tiempo libre siempre lejos de ella, pero para cualquier tipo de persona, estar junto a todo el núcleo familiar dentro del hogar se convirtió en algo, por lo menos, extraño. Durante este periodo, que superó los 60 días, muchas personas exprimieron su ingenio e inventaron diferentes tareas donde invertir este tiempo que no podían gastar fuera. Algunos, lo hicieron para entretenerse, otros, para no sentir el miedo que les provocaba esa situación, y esas cosas que hicieron, hoy en día sirven de recuerdo. Los vecinos de Patraix tuvieron durante este periodo del estado de alarma diferentes concursos, el de microrelatos, y el de fotografía, que por fin ha nombrado ya a sus ganadores. ¿Qué vieron a través de las ventanas?, ¿qué sintieron estando encerrados? Sus participaciones son la muestra de lo que la pandemia ha supuesto para el Barrio de Patraix.

Fotografía de Amador Rodríguez.

La Asociació Veïnal de Patraix tiene un gran arraigo dentro del barrio. Ellos son los encargados de realizar las fiestas populares, las reivindicaciones y el mantenimiento de un barrio con mucha tradición en València y que comenzó en sus inicios siendo una antigua alquería musulmana. La asociación no quiso dejar pasar la oportunidad de amenizar a los vecinos en esa época tan extraña y por eso, decidió hacer los concursos. El concurso de fotografía era remunerado pero con fines benéficos, por eso, todos los participantes donaron el premio a organizaciones benéficas. Francisca Prieto -ganadora del concurso de fotografía- decidió donar 200€ a Cáritas Parroquial de Patraix, al igual que Loles Montoro, que donó 100€ a la misma organización. Amador Rodriguez donó sus 100€ a la Casa de la Caridad de València. Los fondos provenían de la asociación vecinal.

Toni Pla, presidente de la Asociació Veïnal de Patraix cuenta porqué decidieron hacer estos dos concursos: “dada la situación que estábamos todos viviendo, creímos que la mejor forma de cohesionarlo era plasmar de una forma fija el momento histórico que estábamos viviendo, por lo que suponía la alarma sanitaria y social en el barrio. Queríamos impulsar y dar la oportunidad, tanto a la gente del barrio como fuera, de contar sus vivencias de esa situación”. Cabe destacar que “cuando vimos las fotos del concurso, no significaba lo mismo que ahora. Da mucha emoción pensar en lo que hemos vivido, eso es exactamente lo que sientes cuando lo ves en las fotografías de este concurso o lo lees en los microrelatos”, resalta Pla. “Eso es lo que quedará para la posterioridad. Ahora que se puede salir, ya no es lo mismo; pero queríamos mantener vivo y cohesionado el barrio más allá de no salir, haciendo este tipo de cosas”, explica el presidente de la asociación.

Fotografía de Loles Montoro.

Además de los concursos, la asociación se esforzó por unir a la comunidad en los momentos más difíciles. Por eso, hicieron llamadas grupales a las personas mayores para que no se sintieran solas y para que estuvieren en contacto con las nuevas tecnologías. Además, mantuvieron una conexión continua con todo el entorno del barrio, es decir, con los comercios, las iglesias, etc. y los vecinos. Algo que siguen haciendo para aquellos que no puedan o deban desplazarse. Otra de las iniciativas más solidarias que realizó la asociación fue habilitar un punto de encuentro para poder explicar los procedimientos necesarios para conseguir las ayudas, tanto individuales como del comercio local. “También, en este punto, se recogieron y repartieron alimentos perecederos, siguiendo un estricto protocolo que no pusiera en peligro la seguridad de ningún vecino. En caso de ser una ayuda insuficiente, le poníamos en contacto con otros organismos oficiales”, explica Toni Pla.

Para mantenerse en contacto con los vecinos, utilizaron las redes sociales y el correo electrónico. El objetivo de los concursos era el de “publicar algo que fuera una foto fija, que representase la primera vez que nos pillo a todos fuera de órbita. Puede que esto vuelva a ocurrir algún día, pero no será lo mismo que ese choque inicial” argumenta Pla. Sorprendentemente, la participación fue todo un éxito: “al principio pensábamos que no contestaría casi nadie, pero, a las fotografiás se presentaron 60 y de relatos 20, que da para una publicación por sí misma. en cuanto a las votaciones, lo hicieron más de 600 personas”, dice sorprendido el presidente. El premio del concurso de fotografía fueron las donaciones económicas, y el premio del concurso de microrelatos fue el compromiso de que se publicarían los textos en una publicación, de la que cada finalista tendría un ejemplar y un diploma. “También nos gustaría hacer un encuentro literario y una cena cuando el virus lo permita. Tenemos la necesidad de salir de este mal sueño y recuperar la alegría de lo que supone reunirse”, afirma optimista Toni Pla.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

uno × cuatro =