25n
25N
25N

Fuentes históricas en la ciudad de Valencia

La Asociación Acció pel Patrimoni Valencià pide la rehabilitación de la Fuente de los Somomurjos del Carmen

Fuentes históricas en la ciudad de Valencia
04/04/2017 -

La ciudad de Valencia siempre ha estado ligada al agua, debido al río Turia que, antiguamente, atravesaba la ciudad. Sin embargo, no fue hasta el año 1850, aproximadamente, cuando se proyectaron fuentes públicas, que se ubicaron en diferentes puntos de la ciudad. Un acontecimiento que permitió controlar la higiene y terminar con algunas epidemias.

Valencia acoge en sus calles un gran número de fuentes históricas, que ya forman parte de nuestro paisaje. En Valencia Extra, hacemos un recorrido por algunas de ellas.

Empezamos con la Fuente de los Somomurjos, situada en la Plaza Vicente Iborra del barrio del Carmen, y que, recientemente, la asociación Acció pel Patrimoni Valencià ha reclamado la rehabilitación de esta fuente. A principios de los años 60, el Ayuntamiento de Valencia encargó al taller francés Barzebat&Cia su construcción. En esta fuente, que ha tenido diferentes ubicaciones en la ciudad, aparecen representados dos somomurjos, unas aves típicas de la Albufera, que son símbolo de los encantos de nuestra tierra.

Situada junto el Puente de Aragón, nos encontramos con la Fuente de los Cuatro Elementos, que desde 1852 estuvo situada en la Plaza del Mercado de Valencia. Esta fuente, que fue obra de ‘Les Fonderies du Val D’Osne’ de París, se modernizó en 1875, momento en el que se añadió cuatro surtidores en forma de niños, que representan los cuatro elementos principales para la vida, de acuerdo con la mitología. Estos son el agua, la tierra, el fuego y el aire. Por eso, cada niño lleva en sus manos un objeto representativo.

En los Jardines de la Glorieta se encuentra la Fuente del Tritón desde 1833, aunque se retiró en 1844 hasta que en 1860 se volvió a colocar en el mismo lugar. Esta fuente, que está inspirada en una obra de Bernini, tiene como personaje central al dios Tritón, rodeado de otros seres de la mitología griega. Esta estatua pertenecía al conocido ‘Hort de Pontons’ del canónigo de la Catedral, Antonio Pontons, ubicado en el barrio de Patraix.

Otra de las míticas fuentes es la Fuente del Negrito, que fue la primera fuente pública de agua potable que hubo en la ciudad de Valencia. Inaugurada el 19 de noviembre de 1850, la imagen de un niño sosteniendo una concha por la que sale el agua, así como el color oscuro de la escultura, originó que, popularmente, se conociera con el nombre de ‘el negrito’. Tanto es así, que la plaza que antes llevaba el nombre de Calatrava, cambió su nombre por la Plaza del Negrito.

Por último, no podemos dejar de nombrar la Fuente al Tribunal de las Aguas, situada en la Plaza de la Virgen, que fue inaugurada en 1976. Esta fuente, obra del escultor Manuel Silvestre Montesinos, representa al milenario Tribunal de las Aguas. Para ello, el río Turia está representado por un varón que sostiene un gran cuerno, símbolo de la abundancia. A su alrededor, aparecen ocho adolescentes con peinado y peineta de labradora valenciana, que sostienen un cántaro del que mana agua, como representación de las ocho acequias del Turia.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

diez − cinco =