25n
25N
25N

El exceso de déficit registrado por la Comunitat en 2019 es equivalente a los 1.457 millones de la infrafinanciación valenciana en el ejercicio

Si la Comunitat Valenciana recibiera un trato justo por el sistema de financiación, su déficit sería el mismo que el de la media del conjunto de las comunidades autónomas de régimen común (0,41%)

El exceso de déficit registrado por la Comunitat  en 2019 es equivalente a los 1.457 millones de la  infrafinanciación valenciana en el ejercicio
31/03/2020 -

La Comunitat Valenciana registró en 2019 un déficit del 1,71% del PIB, según las cifras que ha hecho hoy públicas el Ministerio de Hacienda, sin tener en cuenta la mesualidad del IVA que no fue transferida en 2017 y que el ministerio anunció que no tendrían efecto en el cómputo del déficit. La infrafinanciación que sufre la Comunitat Valenciana, como consecuencia de un sistema de financiación injusto y obsoleto y las consecuencias derivadas del bloqueo político que impidió la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado explican el desfase entre ingresos y gastos que se han materializado en 1.964 millones de euros.

Los datos publicados por el Ministerio de Hacienda evidencian que la media del déficit no financiero del conjunto de las comunidades autónomas de régimen común se sitúa en el 0,41%, una vez descontado el efecto del SII IVA, superando el objetivo de estabilidad fijado en 0,1% del PIB para 2019. Teniendo en cuenta que el déficit de la Comunitat Valenciana es del 1,71% (descontado el efecto IVA), si la Comunitat hubiera tenido los mismos ingresos por habitante que la media de las comunidades autónomas (entregas a cuenta y liquidación) habría recibido 1.457 millones, dando como resultado un déficit equivalente al de la media del conjunto (0,41%).

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha señalado hoy que, “con un sistema de financiación que no castigara a los valencianos y los recursos que contemplaban para la Comunitat Valenciana los Presupuestos Generales del Estado, bloqueados por el PP, Cs y los independentistas catalanes, habríamos cumplido el objetivo de déficit para 2019”.

La no aprobación de los presupuestos supuso que la Comunitat Valenciana dejara de percibir, además de los 450 millones de inversiones territorializadas y los 373 millones de la condonación de la deuda de la Marina; 229 millones derivados del efecto que supuso el cambio en el Sistema de Información del IVA de 2017 y 25 millones para el refuerzo del sistema de dependencia.

Además, los ingresos tributarios propios sufrieron una disminución respecto a las estimaciones iniciales debida a la ralentización de la economía, con una especial incidencia en el mercado inmobiliario, que en agosto de 2019 sufrió un descenso del 21% en inscripciones registrales respecto a agosto del año anterior.

Respecto a los ingresos del Sistema de Financiación Autonómica recibidos desde el Estado (entregas a cuenta 2019 y liquidaciones 2017), la Comunitat Valenciana presenta una infrafinanciación de 1.457 millones de euros, resultado de la diferencia entre la financiación per cápita de la Comunitat Valenciana y la de la media de las Comunidades Autónomas de régimen común. Además, el FOGA histórico derivado de la atención sanitaria a desplazados que no ha sido financiada desde 2012 (344 millones de euros) se convierte en una merma de recursos en la cuentas valencianas de 1.800 M€.

“Estas cifras validan la cifra reivindicativa de los 1.325 millones de euros contemplados en los Presupuestos de la GVA y que no han llegado”, ha apuntado Vicent Soler. El conseller ha indicado que “la Comunitat Valenciana sufre un grave problema de infrafinanciación derivado de un sistema injusto y cuyo reparto entre comunidades no sigue ni la lógica del peso poblacional ni el de las necesidades de gasto.”

“Mientras no dispongamos de la financiación suficiente nos veremos obligados a seguir incurriendo en déficits si queremos que los 5 millones de valencianos tengan unos servicios públicos de calidad y en condiciones”, ha indicado Soler.

798 millones de euros más para políticas sociales

La política de gasto de la Comunitat Valenciana ha sido la de converger con el gasto por habitante del conjunto de CCAA de régimen común, con el objetivo de ofrecer a los ciudadanos valencianos los mismos derechos que el resto de ciudadanos españoles. Esto se ha alcanzado entre 2018 y 2019.

“Las valencianas y los valencianos no somos menos que nadie. Tenemos derecho a disfrutar de unos servicios públicos de una calidad y condiciones similares a los de otras autonomías, y por eso desde el Consell hemos realizado un esfuerzo para confluir con el gasto medio del resto de comunidades autónomas. En estos días, con la pandemia provocada por el coronavirus se ha demostrado más que nunca la importancia de disponer de unos servicios públicos eficaces y dotados”, ha reivindicado Soler.

El gasto no financiero liquidado de GVA en 2019 muestra un crecimiento respecto a 2018 de 1.108,4 millones de euros, un 7,26%, producto del último impulso para lograr la convergencia con el gasto medio de las comunidades autónomas de régimen común. De ese aumento, el 92% se ha destinado a gasto social, lo que supone que ha habido 798 millones de euros más para atender la sanidad, la educación y el bienestar social de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana.

“La política de gasto, con un claro enfoque social, ha permitido que el gasto socio-sanitario por habitante de la Comunitat Valenciana haya pasado de estar 4 puntos por debajo de la media cuando entramis en el Gobierno, a estar 2 puntos por encima en la actualidad”, pone de manifiesto el conseller Vicent Soler.

4.214 profesionales más para atención socio-sanitaria desde 2015

Gracias a esta clara política de gasto, la Comunitat Valenciana ha podido incorporar 4.214 efectivos para atención socio-sanitaria, lo que le ha permitido dotar a los valencianos de unos servicios e instalaciones sanitarias adecuadas a la actual situación extrema derivada del Covid-19.

El conseller de Hacienda señala al respecto que “afortunadamente, el Consell ha hecho desde 2015 una decidida apuesta por equiparar los gastos a los de la media de las comunidades autónomas, sobre todo en materia socio-sanitaria y eso nos ha permitido que en un momento como el que vivimos, por la pandemia provocada por el Covid19, la Comunitat Valenciana ha podido afrontar la pandemia en mejores condiciones”.

Soler recuerda que para una lucha efectiva contra el coronavirus ha sido “fundamental y decisivo” el aumento del personal sanitario que se ha producido tras los recortes del anterior Consell y así remarca que, “nos encontramos en 2015 con una plantilla de 47.126 personas y, en 2020, asciende a 50.561”.

“Las prioridades actuales del gasto público de la Generalitat son atender las demandas y necesidades socio-sanitarias generadas por el Covid-19 y dotar de liquidez a las empresas y autónomos. Sin embargo, el reto futuro debe ser lograr una mayor eficiencia de este gasto revirtiendo así en unos mejores servicios para los ciudadanos y empresas de la Comunitat Valenciana, ha señalado el conseller.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cuatro × 2 =

Informacion coronavirus