caixa popular

La gratuidad de la educación infantil para PP y CS pasa por centros privados, no por ampliar la red pública

Ambos partidos apuestan por un “cheque escolar” generalizado independientemente de la escuela o el nivel de renta

La gratuidad de la educación infantil para PP y CS pasa por centros privados, no por ampliar la red pública
22/05/2019 -

Desde los cinco principales partidos que concurren a las elecciones municipales en València hay una apuesta común. Tanto Compromís, PSPV, UP-EUPV, PP y Ciudadanos han apostado por extender la gratuidad de la educación infantil de cero a tres años. En el bloque de la derecha, sin embargo, no pasa por extender la red pública, sino por generalizar un “cheque escolar” que pague las matrículas en centros privados.

Tanto el candidato de Ciudadanos, Fernando Giner, como la candidata del PP, María José Català, se han pronunciado en varias ocasiones sobre este nuevo “cheque escolar” también propuesto por la ultraderecha de Vox, pero no por la ampliación de las ‘Escoletes’ públicas. Ambos han hecho sus cálculos: según el candidato del partido de Rivera, prevé un gasto de 14,5 millones de euros; según la popular, este partida sería de 35 millones.

La última vez que el tema fue rescatado fue el pasado lunes, en el debate de los candidatos municipales organizado por À Punt. “Voy a crear un cheque escolar de cero a tres años para que ser padre y madre, y trabajar en València, sea posible”, ha prometido Giner. La semana pasada Català, con un discurso muy semejante, aseguró que es “muy importante” la gratuidad de la educación infantil mediante estos cheques escolares, “con independencia del modelo educativo público, privado o concertado que elijan los padres”. Algo que, aseguró, no tendrá “limitaciones en función de la renta“.

“Hay que ser un buen gestor y, sobre todo, saber donde están las prioridades de las familias que viven en los barrios de nuestra ciudad y que necesita, por ejemplo, una escoleta municipal pública“, respondió la candidata socialista Sandra Gómez a Giner. Desde la formación de Joan Ribó, Compromís, también defienden la puesta en marcha de nuevas escoletes públicas. Ponen como ejemplo la de Massarrojos, que el ayuntamiento rehabilitó y ahora gestiona directamente la Generalitat: aseguró que el objetivo “a medio plazo” es ampliar estos centros con un “buen profesorado” e “instalaciones muy buenas”.

De 350 a 30 euros

“El cheque escolar puede estar operativo este mes de septiembre, porque es algo que ya existe y consiste en gestionarlo mejor”, señaló Giner en el anterior debate. El Ayuntamiento de València tiene en marcha un sistema de ‘cheque’ que pretende facilitar el acceso a este nivel educativo a familias con pocos recursos económicos. Señalan desde el Ayuntamiento que es una “herramienta” para fomentar la “igualdad” de oportunidades. La concejalía encargada de llevar a cabo esta medida fue la de María Oliver, la candidata de UP-EUPV a la alcaldía y socia de La Nau. Oliver señaló el pasado mes la necesidad de avanzar para ampliar la red pública de escoletes: “Cuando entramos al gobierno en 2015 nos encontramos con las escuelas infantiles más caras, con 350 euros, y hemos conseguido reducir su precio hasta los 30 euros”, señaló durante el debate.

Esta bajada de precio es consecuencia, aseguró hace unas semanas la candidata de UP-EUPV, de la gestión directa. Unas escoletes públicas mantenidas con los impuestos de todos son, así, más baratas que la generalización de un cheque escolar.

Más información


try valencia

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cuatro × 2 =

Valencia orgullosa
sempre teua