Xavi Castillo: "Yo no sé dónde está la llave para solucionar el problema de À Punt"

El humorista Xavi Castillo volverá a co-presentar el programa de À Punt ‘Trau la llengua’, además de participar en ‘Pròxima parada’ y estrenar la serie infantil ‘Noves històries medievals’

Xavi Castillo: "Yo no sé dónde está la llave para solucionar el problema de À Punt"
09/09/2019 -

Xavi Castillo es humorista, actor y ‘showman’, aunque también lo podemos calificar de superviviente. Decimos esto porque, durante más de 20 años, organizó espectáculos sarcásticos que atentaban contra los gobiernos populares y, además, estuvo vetado por RTVV. Sin embargo, con la apertura de À Punt, el panorama cambió radicalmente para este cómico criado en Alcoi, ya que la nueva radiotelevisión valenciana le abrió las puertas sin pensarlo, ofreciéndole el programa ‘Trau la llengua’, el cual co-presenta junto a Pepa Cases.

Ahora, Castillo declara que volverá a presentar este mítico y “necesario” espacio televisivo, además de  confirmarnos el estreno de su nueva serie infantil para Àpunt, ‘Noves històries medievals’. En esta entrevista nos habla sobre la televisión pública pero también reflexiona sobre conceptos como los límites del humor, la corrección política, entre otros.

¿Cómo se gestiona que durante toda tu carrera profesional te vete RTVV y, de repente, un día, te abra las puertas?

‘Nos lo pasamos muy bien grabando ‘Trau la llengua’, fue una experiencia muy divertida’

Tiene su punto de cachondeo. Pero yo lo estoy viviendo de forma muy natural. Nos llegó una propuesta de ‘Trau la llengua’ y yo encajé muy bien en el equipo, un equipo que llevaba muchos años junto a Eugeni Alemany. Nos hicieron una prueba a Pepa Cases y a mí y nos cogieron. La verdad es que nos lo pasamos muy bien grabando, fue una experiencia muy divertida. Hicimos una primera temporada y ahora nos han propuesto una segunda, así que Pepa Cases y yo volveremos a presentar ‘Trau la llengua’. Además de este programa tan necesario, también haré una colaboración diaria en À Punt radio, concretamente en ‘Pròxima parada’, y, por último, se incluirá en la programación de otoño de Àpunt una serie infantil producida por ‘Pot de Plom’ que, personalmente, tenía muchas ganas de que se estrenara: ‘Noves històries medievals’. Aunque sea para un público infantil, este era un proyecto ambicioso que, al final, podremos sacar a la luz.

Entonces, ¿todas estas experiencias en la televisión pública las estás viviendo con total normalidad, no?

Sí, claro. Yo pienso que es lo normal, lo que tendría que haber sido. Por tanto, lo estoy viviendo con mucha normalidad. Aunque luego está ‘Las Provincias’, que dice que gracias a À Punt yo me he hecho un chalet y soy un empresario. Recuerdo que la noticia dice “gracias a À Punt, Xavi Castillo se ha hecho empresario”, pero no tienen razón, porque yo he sido empresario toda la vida, desde que tengo 20 años, porque yo siempre he trabajado en mi propia compañía. Lo mejor de todo es que el titular de esta noticia es “El cómico Xavi Castillo, de autónomo a empresario gracias a À Punt”, cuando “autónomo” y “empresario” es, en esencia, lo mismo.

¿Crees que es importante contar con una radiotelevisión como À Punt?

‘Si quieres una tele pública digna y de calidad, tienes que inyectarle dinero, si no estaremos todo el año tirando de “L’Alqueria Blanca”‘

Sí. Pero si preguntas por el ‘politiqueo’, yo no tengo ni idea. Estoy dentro, pero no sé nada sobre lo que pasa. El problema, aquí, radica en que si quieres una tele pública digna y de calidad, tienes que inyectarle dinero. À Punt, tras la debacle del cierre de Canal 9, ha tenido que empezar desde cero con contenido muy novedoso y muy variado. Ahora se está reactivando la producción de nuevos proyectos pero eso ha coincidido con que no hay dinero. Una televisión de calidad necesita un apoyo político que vaya en sintonía con lo que se vaya a hacer, porque, de lo contrario, vamos a estar todo el año tirando de redifusiones y de ‘L’Alquería Blanca’… Entonces, llegados a este punto, todo es un puzle político en el que a mi se escapa todo. Yo no sé donde está la llave para solucionar este problema.

Cuando mandaba el PP, hacer humor en valenciano desde fuera de Canal 9 ya era casi un género en sí mismo. Ahora que estás en la oficialidad y no al otro lado de la trinchera, ¿lo haces todo igual?

Sí, porque yo mi humor no lo he cambiado. Por ejemplo, estoy preparando un espectáculo satírico sobre la Biblia en ‘el Teatre el Micalet’, un show que llevo actualizando y renovando desde hace muchos años y que se basa en hacer coña sobre textos del antiguo y del nuevo testamento. Pero es importante recalcar que nosotros siempre hemos trabajado haciendo el mismo tipo de humor: cuando ocurrió todo el empastre del PP, nosotros estábamos produciendo parodias sobre todo lo que pasaba, haciendo broma de Zaplana, de les visites del Papa, de Rita y todo eso.

‘Que mande la izquierda no significa que vayas a tener un trabajo asegurado’

Pero, por lo que respecta al humor, estamos viviendo un momento extraño que tiene que ver con la inseguridad y la corrección política…lo típico de que la gente no quiere ofender, porque todos se ofenden. Un ejemplo que pongo siempre es Ovidi Montllor; él, durante la época franquista y la transición, era una especie de símbolo y tenía trabajo de sobra, pero a partir de la muerte de Franco, Ovidi dejó de trabajar, y eso es interesante, porque se supone que cuando entran “los socialistas” todo va a ser bonito, pero no funciona así. Los homenajes de Ovidi no llegaron hasta mucho después. Que mande la izquierda no significa que vayas a tener un trabajo asegurado. Eso no funciona así.

¿Por qué crees que es necesario juntar humor con política?

Para mí eso es algo inevitable. Yo empecé haciendo sketches de humor más blanco, más visual, pero era inevitable mezclar eso con la política, porque luego veías a Camps o a la Rita y era imposible no hablar de ellos con un toque de humor. Yo no lo puedo evitar, porque lo veo todo muy unido, veo que el teatro está muy unido a la política, y el humor también. Hay otros tipos de teatro y de comedia, pero para mí es impensable separar esos dos conceptos.

Pero, en estos tiempos, es delicado juntar política con humor. ¿Dónde crees que están los polémicos ‘límites del humor’?

‘Ahora se va más gente de mis espectáculos que cuando mandaba el PP’

Eso nos ha estado dando que pensar desde hace mucho tiempo. Ese tema, el de los límites del humor, yo hasta lo he convertido en parte de mi espectáculo, porque hay una parte que utilizo para hablar de los límites del humor, entonces, está todo mezclado: lo de la corrección política tiene que ver con lo que le está pasando al humor y con el momento histórico actual. Y todo esto es muy peligroso. Y por lo que respecta a los límites, yo creo que no los hay. A mí, por ejemplo, se me ha levantado gente mientras yo estaba en escena; aunque es curioso que ahora se levantan más que cuando mandaba el PP, porque ahora hay una conciencia de ofenderse por todo.

¿Tienes algun bolo próximo que quieras anunciar?

Sí. Presento espectáculo aquí en València, titulado “La Biblia contada por Xavi Castillo”. Estaremos en ‘el Teatre el Micalet’ del 19 al 22 de septiembre.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

ocho − 2 =

cultura als barris 2019
programacion rialto
anna i la maquina del tiempo
cultura als barris 2019