25n
25N
25N

Riders València: “Queremos ser cautos porque cambiar la normativa puede ser una puerta abierta a la uberización”

La asociación Riders x Derechos València explica cómo afecta la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia a los repartidores de plataformas digitales valencianos

Riders València: “Queremos ser cautos porque cambiar la normativa puede ser una puerta abierta a la uberización”
28/09/2020 -

Los riders han pasado un “infierno laboral” de la precariedad y de falta de derechos laborales. Las plataformas digitales han creado subgrupos similares a las mafias que incluso han llegado a amenazar de muerte a los trabajadores por defender sus derechos, pero, después de cuatro años, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha lanzado un rayo de esperanza: El Pleno de la Sala Cuarta del Alto Tribunal ha declarado que la relación existente entre un repartidor y la empresa Glovo tiene naturaleza laboral, no de autónomos. Este es un primer paso que elimina el “eterno debate” entre dueños de plataformas digitales y riders, a favor de los repartidores. Ahora que ya hay una sentencia, ¿cómo afecta a los riders valencianos?

“Estamos muy contentos porque es una sentencia que llevamos esperando desde hace cuatro años. Aun así, estamos a la espera porque no nos ha llegado la sentencia. No obstante, leyendo el comunicado, creemos que el resultado es bueno”, explica Carlos Iglesias, portavoz de Riders x Derechos València. “Nos sorprende que la sentencia se haya estimado como recurso de casación porque eso implica que se podría convertir en sentencia firme”, añade el portavoz.

Recurso de casación
El recurso de casación es un recurso extraordinario que tiene por objeto anular una sentencia judicial “que contiene una incorrecta interpretación o aplicación de la Ley “. En este caso, la sentencia del Supremo crearía una doctrina mediante la cual todas las sentencias con el mismo motivo, pasarían a ser sentencia firme. Normalmente se necesita más de una sentencia para que se estime el recurso de casación, pero en este caso con una sola ya ha sido suficiente.

Y es que este caso tan polémico y tan seguido por los medios “se lo están pasando como una pelota entre el Gobierno y los tribunales” . Realmente, lo que los riders necesitan es un marco legal para los trabajadores que les ampare: “Queremos ser cautos porque cambiar la normativa puede ser una puerta abierta a la uberización”. ¿Por qué se está trabajando en la Ley Rider? Desde Riders x Derechos València explican que la ley debería ser para los falsos autónomos de las plataformas, no solo de los repartidores, porque de una forma u otra, se vulneran los derechos del trabajador. “¿El recorrido jurídico amparará solo a los riders y a los trabajadores de Uber no? No nos parece justo, la reforma laboral debería implicar a todas las plataformas digitales”, aclara Iglesias.

“Desde que nos dijeron que habría un acuerdo de la Ley rider antes de verano, aun no hemos visto ni el borrador”, dice Carlos Iglesias.

Muchos trabajadores lo han estado pasando muy mal, y esto “aun no ha terminado”. Simplemente, “encamina” el futuro a seguir. De hecho, algunas de las asociaciones de trabajadores que han firmado acuerdos, después han querido meter miedo a los trabajadores: “Si se aprueba la nueva Ley Rider, os iréis al paro”, han llegado a decir. Por eso, los repartidores están sufriendo muchísima presión, algunos incluso han llegado a recibir “amenazas de muerte” similares a “cuidado cuando vayas solo”, refiriéndose a un trabajador que lucha por tener unas condiciones laborales dignas. “Hay que hacerles entender que las plataformas digitales no se van a ir, por lo menos de las ciudades grandes, lo que hay que hacer es unirse para conseguir unas condiciones laborales que se ajusten a la ley”, recalca Carlos Iglesias.

Negociaciones con el Gobierno que no se materializan

Las asociaciones de repartidores llevan reuniéndose con el gobierno desde hace tiempo. “Hemos tenido reuniones con Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social, pero, desde que nos dijeron que habría un acuerdo antes de verano, aun no hemos visto ni el borrador. Solo nos enteramos de los avances que tienen las negociaciones a través de la prensa, y eso nos genera desconfianza”, dice el portavoz.

Por otro lado, no consideran necesaria la creación de una ley exclusiva para riders, si no que “con cumplir con el estatuto laboral sería suficiente. ¿Cómo cumplir con la ley ya establecida? Con más inspecciones de trabajo, pero, si ya eran insuficientes antes debido a la sobrecarga que sufre el sistema, ahora, con la pandemia, es imposible”. El principal temor de los trabajadores es que las empresas como Deliveroo o Glovo apuesten por un modelo similar al de Just Eat, es decir, de empresas subcontratadas que su vez contratan a Empresas de Trabajo Temporal (ETT). “Solo hay que cumplir el estatuto laboral para evitar este desenlace”.

Repartidores de plataformas digitales en Europa, ¿la misma situación precaria?

La legislación de los repartidores depende de las legislaciones nacionales, por eso existen grandes diferencias en las condiciones que se ajustan a la división norte-sur de Europa. “En Alemania, los riders son asalariados. En Francia y en Italia son falsos autónomos como aquí… En Inglaterra, tienen el ‘contrato de 0 horas’, y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ya ha fallado a favor de los riders una vez, pero ha dejado muy claro que la decisión depende de la jurisdicción de país.

RODANT

“Hemos pensado en crear RODANT, una cooperativa que saldrá en unos meses a crowdfunding y que se prevé que empezará a operar a principios de enero del año que viene. La única solución, que nos queda es unirnos entre nosotros porque las plataformas por sí mismas no cambiarán”, aclara Carlos Iglesias, de Riders x Derechos València.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

cinco + 14 =