25n
25N
25N

"Tenemos un remanente de más de 2 millones que invertiremos en Xirivella"

Michel Montaner, alcalde de Xirivella: “la política es una de las mejores herramientas para hacer feliz a la gente”

“El metro en Xirivella no es un capricho, es una necesidad”

Michel Montaner, alcalde de Xirivella, afronta esta nueva legislatura con la misma ilusión y ganas por trabajar por Xirivella, por mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de esta localidad valenciana. Tiene claro que “la política es una de las mejores herramientas para hacer feliz a la gente”. Por eso, no se ha centrado en macro proyectos, sino en iniciativas que den solución a las necesidades de la ciudadanía. Así, explica, a València Extra, que “una de las principales inversiones que realizaremos será en accesibilidad”, pero también se llevarán a a cabo otras acciones necesarias: “vamos a tener una renovación de todos los colegios de Xirivella, gracias a los casi 10 millones de euros del Pla Edificant”.

Han pasado apenas unos meses en el que el PSPV se ha convertido en la fuerza más votada aquí en Xirivella. ¿Cómo lo valoras?

En primer lugar quiero agradecer a la ciudadanía de Xirivella ese máximo apoyo a la fuerza más votada. Yo creo que la ciudadanía al final lo que va viendo es la experiencia de un partido que ha estado muchos años en Xirivella gobernando y que tiene el municipio que tiene gracias a esas políticas de unos políticos, de unos concejales, de unos alcaldes socialistas, que escucharon la voz del pueblo, y cuando el pueblo te dice “queremos esto”, al final te apoyan. Y puede ocurrir que un momento dado por temas nacionales te dejan una legislatura y no te dan esa confianza, pero luego sí que te vas dando cuenta que al final sí que te dan ese apoyo. Pero porque tienen que tener confianza, confianza en el político y que todo esto no sea una comedia y un teatro, sino conocer a tus ciudadanos.

En la anterior legislatura compartiste gobierno, en este caso con dos fuerzas políticas, era un tripartito. ¿Qué balance haces de gobernar en coalición?

Bien. En Xirivella la experiencia fue buena. No tuvimos ningún conflicto, ningún problema, era confianza, transparencia. Al final, son de otros partidos, pero tú tienes que poner las bases, los pilares, qué tenemos en común, y tener mucha transparencia, mucho consenso y mucho diálogo. Para mí, lo importante es el diálogo. Siempre digo “la mesa del diálogo” que para mí prima en absolutamente todo. Y fruto de ello se pudieron llevar las políticas adelante y no como en otros sitios que dicen “esto es una catástrofe”. Se tiene que trabajar desde el principio en que sí que se pueden realizar cosas, llevar buenas políticas, pero sobre todo, mucha transparencia y claridad.

De hecho, en la anterior legislatura estuviste dos años como alcalde, algo que ha pasado en muchas localidades, pero en esta ocasión no ha habido un acuerdo. Compromís se queda fuera del gobierno.

Sí. Nosotros estuvimos trabajando al principio de esta legislatura el llamado el Pacto de la Concordia en esta Plaza de la Concordia, donde se firmó el pacto con Podem. Hicimos todo lo posible, yo personalmente hice todo lo posible para que Compromís estuviera en este pacto, que siguiéramos con ese tripartito que había funcionado. Podem lo entendió perfectamente. Los resultados electorales muestran una bajada bastante importante de Podem y Compromís en Xirivella. Por parte de Podem, vieron que en el programa electoral estábamos de acuerdo al 99%, todo en común, y entraron a la primera. En Compromís al final desde la dirección decidieron no entrar. Quizás ellos entienden que una coalición les puede debilitar o el resultado que han tenido en la anterior legislatura puede ser por el pacto. Yo no lo entiendo. Es una estrategia para mí no acertada. Aun así, Compromís Xirivella tiene las puertas abiertas para entrar en el minuto que quieran en el gobierno de Xirivella. Cada vez que me reúno con el que era candidato Ricard Barberá se lo comento: “cuando queráis. Mañana, ahora, entrar a gobernar, sin ningún problema”.

Hablemos ya de retos y de proyectos. Xirivella va a invertir más de un millón de euros en infraestructuras en los próximos meses. ¿Me puedes detallar un poco en qué infraestructuras se va a poder invertir?

Fruto del trabajo que se ha estado realizando estos últimos años, en Economía, en Hacienda, en cumplir todos los parámetros, hemos conseguido tener un remanente de más de dos millones de euros, y también cumplimos lo que es el periodo medio de pago a proveedores, que se ha reducido a unos 8 días. Es un reto. En estos meses veremos si 9 días, si 15 días, pero el trabajo lo estamos haciendo bien, estamos cumpliendo. De eso tenemos ese remanente, de 1.069.000 euros, que podemos gastarnos en realizar inversiones en Xirivella.

¿En qué más o menos tenéis planteado invertir este remanente?

Escuchando a la gente y según programa electoral, lo primero en accesibilidad. La gente nos pide aceras más accesibles, y todo lo que son los cruces, las aceras, carreteras, etc; En caminos, la carretera principal, realizaremos esa accesibilidad total para la gente; También, como no, el tema de luminarias, vamos a invertir en ahorro de energía, en cambiar las bombillas contaminantes; y también en lo que es educación, mejoras en algún colegio, como la escoleta infantil, que pronto abriremos. La primera escoleta pública y gratuita en Xirivella. También renovación de parques y jardines. El asfaltado también hace falta, en pintura y seguridad vial, etc. Son inquietudes y necesidades que la gente tenía. Podríamos haber hecho un macro proyecto, pero no, pensamos que hay que ver qué barrios lo necesitan, qué actuación hay que hacer en cada punto y no hacer un macro proyecto con esa cantidad de dinero.

La igualdad es una pieza clave de los gobiernos progresistas, y lo abanderan precisamente el PSOE y el PSPV. ¿Qué líneas tenéis planteadas para los próximos años en Xirivella?

“Tenemos un movimiento feminista muy potente que está permanentemente luchando”

En todos los municipios, la mitad de la población son mujeres. Por lo tanto, obligatorio, es obvio. Tenemos que estar permanentemente luchando. Digo luchando porque si bajamos la guardia, podemos caer de nuevo en lo que ha habido durante miles de años, en olvidarnos de las mujeres. El ayuntamiento de Xirivella tiene una Casa de la Dona, icono prácticamente en toda la comarca, o la Comunidad Valenciana. Tenemos un movimiento feminista muy potente, muy reivindicativo que está permanentemente luchando a todos los niveles. Tenemos también gabinete psicológico, también para ayudar a las personas que han sufrido maltrato de género, coordinado con las fuerzas de seguridad del estado. Y todas nuestras políticas son transversales, donde trabajamos la inclusividad y el lenguaje desde los colegios, desde la edad muy infantil. Hasta en los parques y jardines hacemos campañas, en el cine, en el teatro. Este año la Mostra de Pallassos estará dedicada a la mujer payasa, el feminismo tiene que estar a todos los niveles. Y este año será una Mostra cien por cien feminista.

Imagino que ya estaréis preparando los presupuestos 2020. ¿Qué líneas puedes avanzar de estos presupuestos?

Los presupuestos son al final la voluntad del municipio, que trabajamos nosotros siempre por la persona. Es decir, la partida social es siempre de las más importantes con educación, con cultura… esos son nuestros ejes principales. Seguir trabajando esos pilares. Además de las necesidades de todos los días, como las aceras, como mejorar el mantenimiento de la limpieza viaria, mejorar los parques y jardines. Xirivella tiene 30 o 40 parques y jardines en muy poco espacio. En Xirivella, a menos de 3 minutos bajando de casa, hay un parque, hay un jardín, hay un mobiliario urbano. Mejoraremos el tema de mobiliario urbano, de bancos, de papeleras. Intentamos hacer esa ciudad amable, donde no es solo para los mayores, no es solo para niños, sino para toda la población; donde tenemos previsto tema de aparatos de gimnasia, mesas de ping-pong, etcétera. Es un presupuesto siempre acorde a lo que la gente nos cuenta. Para nosotros, y para mí como alcalde, lo más importante es estar en la tienda cuando estoy comprando y donde la gente te cuenta lo que le interesa. Recogemos todo esto y lo plasmamos en el presupuesto.

¿Qué es lo que te dicen los vecinos cuando vas a comprar?

Lo primer que te dicen es: “Michel, ¿cuándo viene el metro a Xirivella?”. A ver, hay que tener muy claro que hace muchos años alguien puso ahí un cauce del río Turia nos cortaron varios municipios en dos, con el Barrio de la Luz a un lado y el resto al otro, nadie contó con la población. Xirivella sin ese río estaríamos todos conectados, no separados. Pero sí, en estos momentos la gente quiere el metro. Y el metro, además, no es un capricho, es una necesidad. Porque hablamos de un transporte sostenible, ecológico, casi gratuito, barato, donde la gente no tenga que coger su vehículo privado. Pues para eso aquí en Xirivella necesitamos el metro. Y no solo Xirivella, sino Aldaia, Alaquàs, somos 100.000 habitantes. Y creo que ya Europa, el Gobierno, la Generalitat no pueden darnos la espalda. Esta vez, creo que necesitamos ese proyecto y esa financiación a medio y largo plazo.

¿Veremos en un futuro inmediato ese esperado metro?

Hombre, inmediato… Hay que ser realista. Si yo dijera “mañana va a haber metro”, no es realista. Cuando se acabe el último metro de la última fase de la T2, yo creo que toca ya Aldaia, Alaquàs y Xirivella.

De estos cuatro años que acaban de arrancar, ¿qué consideras que es lo más urgente que hay que llevar a cabo para los vecinos y vecinas de Xirivella?

Realmente hay un conjunto. Como os he dicho, hay un plan ambicioso de arreglar todo el tema de aceras. Para mí es muy importante la accesibilidad, la renovación total de parques y jardines de Xirivella, una mejora continua, y tengo algunos proyectos como el llamado PFX, un pabellón festivo en Xirivella para todo tema de actividades, un pabellón para una feria de comercio, para hacer las presentaciones falleras, para hacer conciertos, etc.

También, tenemos la avenida Virgen Desamparados, y quisiéramos hacer un túnel para acceder directamente al polideportivo y, además, incluir todo un parque y unos huertos urbanos que teníamos preparados la anterior legislatura y que no pudimos empezar. Ese es también uno de los proyectos que queremos realizar y en educación, como he dicho, va a haber una inversión con el plan Edificant de casi 10 millones de euros. Vamos a tener una renovación de todos los colegios, y aquí detrás el colegio Gregori Maians que será un nuevo colegio. El que hay se derrumbará y se hará un nuevo colegio adaptado al siglo XXI.

Si volvemos un poco atrás a la anterior legislatura, ¿de qué te sientes especialmente orgulloso como alcalde?

El haber estado con la gente, el haber estado con el pueblo, el haber escuchado a las personas. Hay algunos alcaldes y alcaldesas que se encierran en casa porque la casa consistorial te absorbe, el sillón te engancha, y hay que luchar para no estar en esos sillones. Hay que estar con la gente, hay que escuchar el movimiento asociativo. Xirivella tiene cerca de 120 asociaciones y estamos con ellos permanentemente. Ellos son nuestros ojos y nuestra voz. Y hay que estar con ellos, esa es la política, esa es la democracia, escuchar al pueblo. Nosotros la anterior legislatura también tuvimos algunas inversiones que mejoraron, había algunas urgencias que teníamos que realizar, y lo hicimos. Y siempre te falta algo para llegar. También necesitas esa economía y necesitaríamos algunos planes más. Nos han llegado algunos planes muy importantes de la Generalitat, de la Diputación, alguna subvención del Gobierno. Pero algo más, necesitaríamos algún plan potente. Yo espero que pronto haya un gobierno y nos llegue como aquellos años, un plan a los ayuntamientos que te dé fuerza para invertir.

Estamos en la Plaza de la Concordia, que estuvo muy llena el día de la resurrección de Pedro Sánchez, que escogió precisamente Xirivella. Me gustaría que nos contaras cómo fue posible que Xirivella se pusiera todavía más en el mapa, y además, con la recepción que tuvo Pedro Sánchez aquí.

Sí, fue aquí mismo, en esta plaza. Me viene prácticamente todas las semanas alguien de Asturias, de Melilla, del País Vasco, de Madrid… “Hola, quiero ver a Michel”. Suben. “Estamos visitando Benidorm y Valencia y queremos hacernos una foto aquí en la Plaza de la Concordia”, aquí donde ellos dicen que Pedro Sánchez empezó su vuelta a la política. Y ahí nos hacemos la foto. Se ha convertido casi ya en un icono socialista en el país. Aquel 26 de noviembre de 2016 recuerdo uno de los días que más llovía en la Comunidad Valenciana. También el día que murió Fidel Castro, además. Y teníamos un auditorio lleno de periodistas de todo el país y alguno internacional. Y sí, Pedro Sánchez vino aquí. Su primera parada en cuanto cogió su coche para hablar con la militancia, después de aquel fatídico 1 de octubre. Y algunos pensaban que iba a haber, pues lo normal a nivel local, ciento cincuenta o doscientas personas. Y la verdad, cuando, bueno Pedro Sánchez lo cuenta en su libro Resistencia, cuenta cómo quedó aturdido, es decir, todo esto estaba… Había miles y miles de personas que venían de todas partes. Militancia de base, gente, vecinos que aquel día dijeron el famoso “no es no”. Y aquel día nosotros llenamos la plaza y Pedro llenó los corazones que siempre trató. Y ese día Pedro dijo “hay agua en la piscina, vamos para allá”. Y siguió de acto en acto y a partir de ahí, pues lo que pasó. De ahí, aquel día, nació el llamado ‘Espíritu de Xirivella’, que es el espíritu, yo digo, de cuando ruge la militancia, de que uno no tiene que bajar la cabeza y tiene que decir lo que piensa, y nada más. Y a partir de ahí vimos ese resurgir socialista realmente, y esa fuerza de las bases de la militancia y que, ya veis, presidente del gobierno, y yo, mi quiniela, es que lo volverá a ser esta vez para cuatro años.

¿Cómo es Michel Montaner como alcalde y, sobre todo, como persona?

Yo siempre digo una botella de cristal transparente, ese soy yo. Es lo que hay. No me gustan ni los teatros ni los paripés, como se dice en Francia, la comédie humaine. No me gusta. Yo creo que hay que ser uno como es y estar con su gente, no huir de ellos. Ya sabéis, yo en campaña visité casa por casa, como siempre he hecho. Les propuse “¿puedo cenar en tu casa?”. Cené con la gente y me contaban sus problemas.

Yo soy una persona de corazón, tengo las cosas muy claras. Y me gusta trabajar, trabajar, trabajar por las personas. Una de mis frases en el libro El espíritu de Xirivella es que la política es una de las mejores herramientas para hacer a la gente feliz. Al final todos trabajamos. Los políticos tienen que tener una cosa muy clara, es que tienes que sacar una sonrisa a un niño, a un mayor, a una mujer, a las personas, a la ciudadanía. Sácales la sonrisa. Para sacar esa sonrisa, escúchales, aplica políticas que favorezcan a esas personas. Si son felices, has ganado. Nada más, lo demás, las medallas, los cuadros, todo eso sobra. Los políticos estamos un tiempo, y en ese tiempo tenemos que estar ahí aprovechando que los vecinos vivan mejor. Todo no es posible, a veces te vienen y te piden que les quites una multa. ¿Yo qué voy a hacer? Poner un cartel grande “Las multas no se quitan”. Quiero decir, a veces la gente ve en un alcalde todas las posibilidades. No, a la gente hay que decirle las cosas claras, lo que se puede y lo que no se puede, no hay que pasar la manita ni contarles historias. Hay que ser muy claro.

Los alcaldes y las alcaldesas os levantáis y estáis casi las 24 horas siendo alcaldes, pero también sois personas ¿Cuál es tu principal preocupación cuando te levantas y cuando te acuestas siendo alcalde?

“Hay que escuchar a los jóvenes: son el legado”

Tú lo has dicho, Alex. Somos alcaldes 24 horas, por lo menos en mi caso. Yo, lo primero miro mi WhatsApp y veo 400 WhatsApps. A veces digo “no, llamadme por teléfono porque mi WhatsApp pasa en 10 minutos a 300”. Cuando te levantas por la mañana es “que no se haya roto nada”, “que no haya pasado nada”. En mi caso, yo soy de las personas que de verdad sufro porque no pase nada, que no le pase algo a una familia, que no haya pasado nada, que un árbol no haya caído. Por ejemplo, cuando llueve mucho, yo estoy en contacto permanente con el barranco del Poyo de Xiva para que no se desborde. Si se desborda el barranco de Xiva, a las pocas horas viene aquí. Pues estás horas y horas a veces sin dormir. Por lo demás no, duermo bien, duermo profundamente bien. La verdad, tenemos 30.000 habitantes y estás permanentemente preocupado de si va a pasar esto o lo otro. Y a veces no puedes dar la solución rápida a una inquietud.

Pero de lo demás, ser alcalde es algo bonito. Estar ahí con la gente y crear y ver que dejas un legado. Cuando ya no lo eres, ya dices a tus hijos, en mi caso a Michel y a Carla, “mira, papá en su día hizo plantar esos árboles, ese parque. Papá en su día pudo ayudar a esas familias”. Y en este caso la gente nos pedía “Michel, unas fiestas diferentes, unas fiestas para los jóvenes”. Pues hemos recibido miles y miles de felicitaciones en las fiestas de Xirivella porque estábamos preocupados porque se habían suprimido muchas disco-móviles en toda la contornada, y gracias a la coordinación de las fuerzas de seguridad del estado, y de toda la gente involucrada, no hemos tenido absolutamente ningún conflicto, no hemos tenido que paralizar nada y este año como novedad tuvimos el Barracó Jove, donde los jóvenes disfrutaron por primera vez. La gente quería la Montecarlo, la trajimos y disfrutaron mucho. Porque tiene que haber trabajo, estudio y también ocio. Y ahí sí que también estamos trabajando el tema de ocio. Yo mismo he cogido la concejalía de Juventud. Hay que escuchar a los jóvenes: son el legado, son ellos las generaciones que vienen. Hay que escucharlas.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

quince + 16 =

museo etnologia
ficcions 2019-2020
ficcions 2019-2020