25n
Orgull
Orgull

Javier Urquijo: "No se trata de cantar sino de transmitir un momento de la historia, de la vida, unos sentimientos..."

Este próximo viernes el Casino Cirsa rendirá tributo a Los Secretos y la música de los 80

Javier Urquijo: "No se trata de cantar sino de transmitir un momento de la historia, de la vida, unos sentimientos..."

¿Qué es lo que vamos a poder disfrutar en el Casino Cirsa?

Vamos a poder disfrutar un poco de todo. Interpretaremos canciones de todo tipo, de Los Secretos sobre todo pero también de Antonio Vera, de los 80, canciones mías… de una manera u otra vamos a disfrutar un rato de  buena música. Ningún concierto es igual y el de este viernes será especial, pasaremos una noche muy bueno y será una noche irrepetible.

Después de toda una vida encima de un escenario… ¿qué prefiere un escenario íntimo o los grandes conciertos?

Cada uno tiene su encanto. En los grandes conciertos estás más protegido con la banda, no estás solo en el escenario, te sientes más arropado… pero tal y como están las cosas con las contrataciones, lo complicado que está el mundo de la música, lo cierto es que cada vez tengo más conciertos solo o en dúo a pesar de tener un grupo propio. Cuando estás solo es más duro pues haces como de hombre orquesta pero tiene su encanto porque eres tu el que marca el ritmo de las canciones, notas al público más cercano, se siente todo más… lo cierto es que los mejores conciertos que he realizado han sido en acústico, en ‘petit comité’.

Todavía siente ese nervio al subir al escenario…

Sí, sí… por supuesto si no los sintiera sería una mala señal. Creo que nos pasa a todos. Estamos nerviosos antes de salir, cuando subes al escenario y compruebas que todo suena bien, que no se acopla (esa es mi pesadilla) todo va rodado, los nervios desaparecen y disfrutas al máximo.

¿Que siente cuando piensa en las páginas de la historia de la música española que ha escrito a lo largo de su trayectoria?

Son muchos recuerdos los que acumulas desde que empezamos. Cuando piensas que hay canciones que llevan casi 40 años sonando, que son varias las generaciones que han crecido escuchándolas y que se siguen emocionando al escucharlas… la verdad es que te pone los pelos de punta. Las sigo cantando e interpretando y resulta muy emocionante. Son temas que han pasado a la historia y que han pasado la barrera del tiempo. A mis conciertos viene gente de mi edad pero también sus hijos o nietos. Son varias generaciones que han crecido con Los Secretos y eso es muy emocionante porque con tus canciones se enamoraron, lloraron…

Durante una época abandonó el mundo de la música… ¿A qué se dedicó?

Durante este tiempo que estuve fuera del mundo musical hice varias cosas pero sobre todo recuperarme del accidente de moto que tuve que me rompió los dos brazos y las dos piernas. Tras la rehabilitación puse un estudio de grabación, estuve produciendo cosas que me sirvió para aprender mucho sobre este mundo. Me junté con Enrique otra vez para colaborar con el disco que iba a hacer con Los Problemas y fue cuando falleció. Y a partir de ese momento hicimos la gira de homenaje y comencé con mi banda, haciendo lo que me apetecía sin depender de nadie y es en lo que estamos.

¿Cómo cambió su percepción del mundo de la música tras las duras situaciones vividas en este mundo musical y el haber editado discos?

Con el paso de los años te das cuenta de como es este mundo y la percepción va cambiando. Yo no era un músico que tocaba con los demás. Mi mundo en la música era Los Secretos y tenía un papel muy específico y era tocar la guitarra y cantar los coros. Con todo fui evolucionando y finalmente me lancé a hacerlo por mi cuenta. Mi primer concierto fue el la Sala El Sol, al igual que con Los Secretos, fue en el año 2000 y volví a retomar mi carrera de otra manera, a mi bola, sin discográfica, sin manager… y lo cierto es que ha valido la pena. Estoy muy orgulloso de ello.

¿Qué siente al revivir la música de Los Secretos?

Son muchos sentimientos pues cada canción tienen una historia, tiene un momento de creación y todo ello te viene a la mente. Estás cantándola y todo te influye. Intento transmitirlo en cada una de ellas, cantar con el corazón e intentar que el público sienta lo mismo. No se trata de cantarlas sino de transmitir un momento de la historia, de la vida, unos sentimientos…

¿Cómo ha sido el revivir todo el mundo que rodea a Los Secretos con la grabación del documental?

Normalmente en este tipo de cosas se puede trastocar o liar la historia, ya nos pasó con un libro sobre Enrique en el que sacaron cosas de contexto y demás. Sin embargo, este documental fue muy emocionante, está hecho con mucho criterio y con muy buen gusto. Fue emocionante reencontrarte con compañeros del colegio, profesores, gente de la época… La verdad es que estamos muy contentos con el resultado, es un documental muy digno y muy recomendable de ver.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

dos + doce =