25n
25N
25N

“Apostaremos por convertir Rocafort en un pulmón verde”

Rosario Marco: “Hay que pisar el acelerador si queremos dejar un planeta vivo”

“Apostaremos por convertir Rocafort en un pulmón verde”
02/12/2019 -

rosario-marco-rocafortIgualdad y Medio Ambiente, dos áreas que, en la actualidad, ocupan la agenda política, pero que, indiscutiblemente, tienen un nexo común: la educación para conseguir la concienciación. De cómo abordar ambos aspectos hablamos con Rosario Marco, concejala de Igualdad y Medio Ambiente de Rocafort, que nos adelanta algunas de las acciones que desarrollará a lo largo de esta legislatura.

¿Cuál ha sido el balance de la campaña #IgualesyLibres del 25-N?

Estamos muy satisfechos porque ha tenido una acogida muy buena en el municipio. La campaña tenía un cartel con el hashtag del tema de la campaña #IgualesyLibres. Además, teníamos preparado para ese día una acción concreta que consistía en recordar a las 52 mujeres asesinadas por sus parejas con rosas blancas. Rebeca, María, Leonor, Irene, Silva, Anna, Carmen… Llenas de luz, vida e ilusión.

Lo que nos ocurre, en muchas ocasiones, es que los vecinos me preguntan qué pueden hacer ellos, como padres y madres, tías y tíos, abuelos y abuelas y vecinos y vecinas para que no existan más rosas blancas a las que tener que recordar. Y preparamos una acción que consistía en que desde todos los edificios municipales teníamos dispuestas 52 rosas blancas. Y la idea era que recorrieran todo el municipio pasando de mano en mano, trasladando el mensaje de que lo que sí que podemos hacer, y que además está a nuestro alcance, es educar en igualdad.

Todos los comercios participaron y fue una sorpresa que cuando llegábamos a algunos comercios nos encontrábamos que la rosa ya había llegado. Con lo cual, estamos encantados. Era una acción con la idea de que la gente se sorprendiera en su día a día. Irrumpimos en las cafeterías, en la conversación, y de repente que llegara una flor, la gente empezó a hablar, a reflexionar… Era un poco ir a ellos, romper su rutina y sorprenderles. Y estamos encantados con la acogida que ha tenido. Además, luego movimos la campaña en redes sociales para que también llegue a los jóvenes. Así que un balance muy positivo.

¿Puedes avanzarnos algo del Plan de Igualdad de Rocafort?

“Las pancartas deben llevarse por la sociedad civil, y los políticos somos los que tenemos que estar trabajando desde atrás”

Durante este año, concretamente, los tres pilares fundamentales van a ser igualdad, educación y muy acompañado del deporte. Este año, voy a trabajar fundamentalmente en acciones concretas que aúne la concejalía de Deportes con la concejalía de Igualdad. Porque creo que van a salir acciones muy bonitas y, sobre todo, que tengan un nivel de participación muy grande. Mi idea de igualdad no es venir a convencer al que ya está convencido, sino aproximar a aquellas personas que todavía no lo tienen claro. Y yo creo que a través del deporte podemos hacer actividades muy bonitas, que acerquen a la persona y empiecen a convencerla de que la lucha por la igualdad es una lucha de todos, y que todos debemos ir de la mano.

Sobre todo, estoy intentando también despolitizar mucho el tema. Durante estos cuatro años, por ejemplo, no vamos a leer manifiesto institucional, ni vamos a tener declaración institucional. Le va a poner voz una persona que esté luchando en el día a día contra la violencia de género. Este año, ha sido la encargada del grupo VioGen, Mari Paz, que hace una labor excelente y es una gran profesional, con un gran perfil humano, la que dio un testimonio estremecedor, que fue la antesala al minuto de silencio. Al final, se trata de que cuando la gente se vaya a su casa, recuerde ese minuto de silencio. Con testimonios como la encargada del grupo VioGen es indudable que todo el mundo se acuerda. En cambio, de las declaraciones institucionales se olvidan.

Desde que he entrado a este nuevo ayuntamiento, una de mis obsesiones fundamentales es despolitizar al máximo y que sea una lucha de todos. Esto lo tengo clarísimo. Voy a prescindir de colores, de cualquier color que nos identifique con cualquier signo político de toda la corporación municipal. De hecho, la campaña 52 rosas blancas ha sido en blanco y negro. Voy a despolitizar las declaraciones institucionales hasta el punto que estos cuatro años, el 25-N, quien lea va a ser un testimonio que lucha día a día contra la violencia de género. No me gustan las pancartas, las fotografías políticas… Creo que esas pancartas deben llevarse por la sociedad civil, y son los vecinos los que tienen que estar en primera línea. Y somos los políticos los que tenemos que estar trabajando desde atrás. Y esa va a ser mi máxima obsesión.

¿En qué líneas vas a trabajar desde el área de Igualdad?

Fundamentalmente las fechas clave. Estamos trabajando ya en el 8-M, porque el 8-M va a ser una acción que va a aunar igualdad y deporte. Todas las acciones van a ir acompañadas de campaña. Desde el departamento de comunicación vamos a hacer una campaña de mover en redes, porque muchas de las acciones que se hacen en la calle no acercan a los jóvenes, y si pretendemos educar y hacer que los jóvenes entiendan que es importante la educación en la igualdad, debemos acercarnos a ellos a través de las redes sociales. El uso de Twitter, de Instagram, campañas atractivas, donde tengan estilos como el grafiti y el cómic… Para mí es muy importante que un joven en su perfil de redes sociales comparta esa campaña, porque es una forma de comprometerse.

Y esa va a ser una batalla desde el departamento de comunicación junto con el de igualdad. No desvelo lo que vamos a hacer el 8-M porque está un poco en cocina, pero se trata de hacer una acción deportiva muy bonita, teniendo en cuenta a unas personas que se les va a dar mucha importancia y que, además, se lo merecen.

¿Cuál es el papel que tiene VioGen en Rocafort?

Por un lado, tenemos la Policía Local de Rocafort. Ante cualquier llamada de emergencia o situación de extrema gravedad, a quien hay que llamar es a la Policía Local de Rocafort. La encargada del grupo VioGen se encarga más de ese trato posterior, ese asesoramiento, hablar con la víctima, ayudarle… Pero la primera llamada de auxilio, por decirlo de algún modo, es a través de la Policía Local. Luego es Mari Paz quien hace un seguimiento de tratar con ellas, de que empiecen a expresarse… Y es un contacto muy directo. Ella está muy preparada.

De hecho, durante la lectura del manifiesto, ella describió que hay mujeres que les cuesta mucho asumir que lo que les está pasando es violencia de género porque la persona que les está agrediendo es su pareja sentimental, hay un lazo afectivo en el que cuesta mucho asumir que la persona a la que tú quieres, o consideras que te quiere, es la que más daño te está haciendo. Ese paso es muy difícil. Y ella el mensaje que dio, por su trayectoria, es que hay luz al final del túnel, que no están solas y que estamos aquí para apoyarlas.

rocafort-igualdad

¿Crees que vamos por el buen camino para acabar con la violencia de género?

Creo que vamos por el buen camino porque las políticas de igualdad están en la agenda política. Hoy en día están los consejos de igualdad, las comisiones de igualdad, los planes de igualdad… Y eso es un paso muy importante. Tenemos las agentes de igualdad, es decir, ya hay profesionales especializados, como grupo VioGen. También tenemos campañas, el 25-N… A mí me está sobrando la batalla política, y creo que el objetivo por parte de los políticos no es solo llevar adelante acciones encaminadas a luchar por la igualdad y que radique en la violencia de género, sino despolitizar al máximo, porque eso genera una desafección y una falta de credibilidad respecto al vecino que es bastante triste y lamentable. Hay temas que son transversales y que no tienen color político, y los políticos tenemos el objetivo, como decía antes, de concienciar a aquellas personas que todavía no están concienciadas. Y, desde luego, con esta escenificación política, dudo que lo consigamos.

¿Supone un reto estar al frente de esta concejalía?

Más que un reto es empezar a ver desde otro prisma la Igualdad. Es decir, cuando eres vecina, cuando estás en una manifestación, cuando vas como un ciudadano más, sientes la impotencia de qué puedo hacer. Lo bonito de estar en una concejalía de igualdad es que ahora ya puedo actuar. Lo estoy viviendo con mucha ilusión y con mucha tranquilidad, porque lo que he hecho nada más llegar es ver qué había hecho el anterior equipo de gobierno, ponerlo todo sobre la mesa, no tener prisa y hacer un análisis y un estudio de lo que se estaba haciendo y si se puede mejorar; continuar lo que se estaba haciendo bien; y abrir líneas nuevas.

Y, sobre todo, creo que aquellas alcaldías que se conquistan, y la concejalía de igualdad cambia de signo político, es muy importante hacer una valoración. Es decir, sobre el Plan de Igualdad que se ha estado desarrollando por el anterior equipo de gobierno, hay un estudio hecho de si vamos por el buen camino. Para mí lo más fácil sería darle una continuidad, pero a mí me gusta ser muy responsable. Entonces, no hay un estudio hecho de las acciones que se están llevando a cabo, qué repercusión final o que efectividad están teniendo en los vecinos, y eso es obligatorio antes de seguir con la línea. En ocasiones, genera frustración a la oposición porque parece ser que yo quiera paralizarlo todo, pero yo creo que unos meses de parálisis para arrancar con una evaluación correcta y profesional es lo más responsable por mi parte.

Estás al frente también de otra concejalía que está en plena actualidad, como es Medio Ambiente. ¿Qué acciones tenéis previstas?

“Ayuntamiento y vecinos tenemos que ir de la mano en la concienciación para cuidar el medio ambiente”

De entrada, la lucha contra el cambio climático también está desde hace muchos años en la agenda política. Tenemos que pisar el acelerador, estamos muy dormidos. Tenemos subidas de temperatura, los fondos marinos empiezan a destrozarse, no hay concienciación sobre dejar la basura en la naturaleza… Hay mucho por hacer y, si no pisamos el acelerador, no vamos a dejar un planeta vivo para nuestras generaciones futuras. En el caso concreto de Rocafort, vamos muy retrasados. De entrada, Rocafort está adherido al pacto de los alcaldes. El problema fundamental es que estamos aún en la fase inicial. En esta fase inicial tenemos a una consultora que está elaborando un inventario de emisiones en el municipio. A mí me gusta adoptar medidas concretas con un análisis. Me gustaría que, hasta que este estudio no esté sobre la mesa, no trabajar sobre las acciones concretas que se van a hacer. Pero, además de que estamos a la espera de esta primera consultora que nos dará un diagnóstico del municipio, en el Ayuntamiento de Rocafort no tenemos un plan de movilidad urbana sostenible, no tenemos tampoco un plan local reducido de prevención de incendios, no tenemos un plan de inundaciones, no tenemos implantada la fracción orgánica dentro de la recogida de residuos urbanos, que este ayuntamiento va a empezar ya a implantar… Es decir, hay mucho por hacer.

Y sobre todo, vamos a apostar por que Rocafort sea un pulmón verde. Estamos elaborando el proyecto del parque Ramón Fontestad, un área de 17.000 metros cuadrados que va a ser un auténtico pulmón verde para Rocafort, donde se le va a dar mucha importancia a las especies arbóreas, con señaléctica educativa, que sea el recorrido un ejemplo para nuestros más pequeños, porque al igual que ocurren en igualdad, el medio ambiente también es educación y concienciación.

Muchos afirman que pese a impulsar medidas, si después no hay colaboración ciudadana, volvemos a empezar…

Es como ir de la mano. Muchas ocasiones digo que hay muchas quejas vecinales sobre la limpieza viaria o el estado de los parques y jardines, que pueden ser consecuencia del ayuntamiento porque la empresa que se ha contratado no llega, por ejemplo. En ese caso las asumo e intento solucionarlas al momento. Pero, después, tenemos el día a día de los vecinos. Y ahí es donde la colaboración con el ayuntamiento es fundamental. Cualquier gesto enseña a nuestros jóvenes, y en esas acciones pequeñas es donde más hay que incidir. Y ahí ayuntamiento y vecinos tenemos que ir de la mano en la concienciación absoluta para cuidar el medio ambiente y tener una absoluta lucha contra el cambio climático.

Os habéis adherido a la campaña ‘No alimentes al monstruo de las cloacas’…

Esta campaña nos la proponen desde Aguas de Valencia – Global Omnium. Este ayuntamiento tiene un convenio con Aguas de Valencia y ellos constantemente están realizando campañas a las cuales los municipios nos podemos adherir. En este caso, se han adherido 99 municipios con coste cero para los ayuntamientos. Es una campaña muy divertida, y sobre todo va directamente al tema de arrojar toallitas por el inodoro, que provoca problemas medioambientales por vertidos de aguas residuales brutales. En este gesto cotidiano es donde los ciudadanos, si están concienciados, pueden de una manera directa ayudar a cuidar el medio ambiente. Y les tenemos que pedir a los ciudadanos acciones tan sencillas como esta. Al final es una lucha de todos.

¿Crees que hay más concienciación medioambiental por parte de los jóvenes?

Sí. Creo que los jóvenes están más concienciados, aunque también creo que hay una parte de jóvenes muy concienciados y otra parte más ‘pasota’. Pero sí que es cierto que los jóvenes están bastante concienciados. En los mayores es más difícil cambiar hábitos. El futuro está en educar y concienciar.

En otra entrevista dije “hay que pisar el acelerador si queremos dejar un planeta vivo” y si no pisamos el acelerador, yo, personalmente, creo que no llegamos. En ocasiones ocurre, y me está pasando en este ayuntamiento, que los ayuntamientos lo que hacen es adherirse a todo. Y si pones en comparación a todos y cada uno de las adhesiones, el objetivo final es el mismo: la lucha contra el cambio climático. En ocasiones, los ayuntamientos se dispersan, adhiriéndose a todo, y no nos centramos en trazar un camino directo. El pacto de los alcaldes es un pacto completísimo, y lo que no quiero es tener a los técnicos haciendo la misma cosa por dos vías diferentes. Los ayuntamientos debemos ser más eficaces y efectivos, y no estar constantemente adhiriéndonos a todo.

¿Qué líneas de futuro tenéis para impulsar el reciclaje?

No tenemos aún implantada la fracción orgánica. Tenemos un problema fundamental. España, aunque se dice que no se recicla, es uno de los países que más envases de plástico recicla. El problema lo tenemos en el cómputo total de lo que generamos. Mientras que en determinados aspectos como es el envase de plásticos reciclamos mucho, en el cómputo total estamos un poco suspendidos. En muchas ocasiones, los municipios llegamos a lo que llegamos. Y por parte de las administraciones, desde arriba, se tienen que poner mucho más las pilas.

Por otra parte, creo que exigimos mucho a nuestros ciudadanos sin compensar ese esfuerzo. Hay que empezar por bonificar esos esfuerzos de reciclaje, puesto que eso es un agente motivador muy importante. Entonces, muchas veces, las administraciones les pedimos un esfuerzo grande a los vecinos, y no premiamos el esfuerzo. ¡A ver si me escuchan desde arriba!

¿Cuáles son tus retos a cumplir en estos cuatro años?

Por un lado, llegar al máximo de gente posible, es decir, la concienciación mediante campañas y, por otro, vamos a trabajar mucho en campañas educativas para los más pequeños, entre los 7 – 10 años, que es cuando ellos pueden estar bastante concienciados.

Vamos a intentar hacer un plan de movilidad, que para mí es un reto fundamental. Rocafort es un municipio que invita mucho al paseo, a la bicicleta, al running… Y esas formas de desplazarnos son fundamentales. Y ahí también pego un tirón de orejas a las administraciones, que en muchas ocasiones fomentan el uso de la bicicleta o no coger tanto el coche, pero para los que vivimos en el área de los alrededores nos lo tienen que poner fácil. Personalmente, no tengo coche ni tengo carnet de conducir. Mis desplazamientos son en bici, en patinete o en transporte público. Y a mí me gustaría que los horarios fueran más abiertos, que yo pudiera desplazarme a València con unos horarios mayores. Creo que esos planes de movilidad y de concienciación al uso de la bicicleta tienen que ir acompañados de una mejora en el transporte público indiscutiblemente.

Por lo que hemos estado hablando, si hay algo en común entre Igualdad y Medioambiente sería la educación.

Es el nexo de unión fundamental. Durante cada 25-N llenamos España de manifestaciones, de pancartas, de minutos de silencio, de declaraciones institucionales y al día siguiente la gente sigue su rutina. Y yo me pregunto, “Y después, ¿Qué?”. Quizás aunamos esfuerzos en visibilizar mucho un día, que está bien, pero luego perdemos las fuerzas en el resto del año. Al final, creo que estamos en una fase de hacer campañas en positivo, de apostar por la igualdad en el tema de la educación y esto requiere de trabajo diario. Todo el esfuerzo concentrado en un 25-N está muy bien, pero mi pregunta es “Y, al día siguiente, ¿Qué?”. Creo que en esa situación se está suspendiendo mucho.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

11 − 4 =