25n
25N
25N

Guillermo José Gimeno: “La puerta de mi despacho está siempre abierta para cualquier vecino o vecina de Rocafort”

En la sección ‘Converses amb’, hablamos con el alcalde de Rocafort, Guillermo José Gimeno, primer alcalde de l’Horta de Ciudadanos

Visitamos Rocafort, y hablamos con su alcalde, Guillermo Jośe Gimero, que nos cuenta las líneas en las que se va a trabajar en estos cuatro años, y cómo afronta el reto que supone ponerse al frente de la alcaldía de este municipio.

Eres el primer alcalde de l’Horta de Ciudadanos. ¿Cómo valoras este hecho?

La verdad es que fue una sorpresa porque ni habíamos reparado en ello. Nos enteramos porque nos llamó un compañero vuestro para decirnos que íbamos a ser los primeros. Es algo que, evidentemente, siempre va a quedar ahí, pero no lo valoramos más allá. Es más importante el día a día y la labor que tenemos que desempeñar. Es más anecdótico que otra cosa.

Ahora ya con perspectiva, ¿Cómo valoras los resultados electorales?

“Yo he estado en la oposición cuatro años, y tenía una idea diferente del estado mismo del Ayuntamiento”

Yo creo que los resultados electorales sí que fueron un poco en la línea. Nosotros achacamos mucho el hecho de que el anterior equipo de gobierno, en concreto el alcalde, salía continuamente en medios de comunicación haciendo una campaña brutal. Yo le decía que no tenía mucho sentido cómo lo estaba haciendo, daba la sensación de que tenía más recursos que los demás. Pero decía que era una invención nuestra… pero ahora a las pruebas me remito. Mirando facturas de los presupuestos municipales de este año, la partida que había de comunicaciones era de unos 17.500 euros y los gastos que llevamos detectados a fecha de hoy, son de 75.000 euros. Estamos pasando de 15.000 a cinco veces más el importe que estaba. Creo que eso hizo mella, y evidentemente le habrá traído algún voto más de los que tenía.

También es cierto que estar gobernando da una perspectiva diferente. Yo he estado en la oposición cuatro años, y tenías una idea diferente del estado mismo del Ayuntamiento. Te daban un acceso a la información mucho más limitada de lo que ahora tienes. Viendo el día a día, muchas de las cosas que nos habían dicho te das cuenta de que, al final, no era así. La gente eso desde fuera no lo ve. Puede parecer que se están haciendo más cosas de las que hay. Con esto no quiero decir que nosotros vamos a ser perfectos, al revés. Vamos a cometer errores, pero aprenderemos. Lo que nunca vamos a hacer es mentir a nadie.

Aquí, en el campo de fútbol municipal, hubo un primer lío que se montó con la unión de los grupos. Nosotros llegamos y lo primero que hicimos fue solucionar este tema. Llevaban un año con este tema, y no habían solucionado nada. Nosotros en cinco reuniones con los dos clubes, explicamos la situación, lo que se había hecho hasta ahora y lo que queríamos hacer. Hemos llegado a un acuerdo, el año que viene se hará la fusión. Yo le digo mucho a la gente que no estoy aquí para decirte lo que quieres oír. Estoy aquí para decirte lo que se puede hacer, es una diferencia importante. Porque el anterior equipo de gobierno, en concreto el alcalde, era muy de a todo decir que sí. Pero creo que hay que ser un poco más serios. Desgraciadamente, no todo se puede hacer, hay cosas que se podrán abordar y otras que no, ya que dependemos de un presupuesto. A mí me encantaría tener una varita mágica y a todo el mundo que tenga un problema, solucionarlo, pero hay que ser más realista, igual no puede ser ahora, pero el año que viene sí, o no podrá ser.

De estos primeros meses cuando llegaste al Ayuntamiento, ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención?

“Yo creo que la gente tiene que ser consciente de que un ayuntamiento no es el alcalde o el equipo de gobierno, sino que son los trabajadores desde el primero al último”

Dos cosas. Una, el tema de los trabajadores y el personal del Ayuntamiento. Nos habían vendido una idea de que tenían bloqueado el ayuntamiento, pero nosotros estamos todo el equipo de gobierno encantados con todos los trabajadores porque cosa que les hemos pedido, nos la han hecho. Nos están apoyando continuamente. Yo creo que la gente tiene que ser consciente de que un ayuntamiento no es el alcalde o el equipo de gobierno, sino que son los trabajadores desde el primero al último. Nosotros estamos un poco para dirigir o gestionar lo que es el ayuntamiento, pero el trabajo, el día a día, lo tienen que sacar los funcionarios. Me sorprendió mucho que no se valorase el trabajo que realmente realizan, que es un trabajo diario muy duro.

La otra que me sorprendió: la primera semana, solicitamos un listado con todas las licitaciones. Me sorprendió que, siendo una administración pública, que tenemos que dar ejemplo, la mayoría de los servicios que estamos ofreciendo están sin contrato, sin licitar. Por eso tenemos los reparos del interventor que tenemos. Creo que es absurdo que no tengamos contratos tan básicos como de extintores, de mantenimiento de ascensores, aires acondicionados… cosas básicas, el informático, el arquitecto, el ingeniero… cosas que necesitas para el día a día.

Nosotros ya hemos conseguido estar en trámites para 11 licitaciones. Esta misma mañana hemos estado hablando con el personal que se ha reincorporado para decir que, como máximo, cada 2 semanas queremos tener una licitación. Si no vamos a ese plazo, acabarán los cuatro años de legislatura y no habremos sacado todas las licitaciones que hay. Es increíble que no haya casi nada licitado. El objetivo tiene que ser no hacer ningún reparo. Siempre vas a tener alguno, evidentemente hay ciertos gastos que no puedes controlar.

¿De qué cifra podemos estar hablando, que a través de no haberlo licitado, ha supuesto dinero extra?

No es tanto que haya supuesto dinero extra, al final no es extra. Si hubiesen prestado el servicio hubiera costado lo mismo. Yo he levantado un reparto del anterior gobierno de 174.000 euros, pero quedan pendientes otros tantos. En este Ayuntamiento puede haber cerca de un millón de euros al año en reparos. En un presupuesto de 4,5 millones, estamos hablando de un 22, 23% en reparos. Al final, la gente piensa que los reparos no es algo tan vehemente ni tan sencillo. Si se levanta el reparo, el señor interventor siguiendo la ley dice “mire, el señor alcalde ha dicho que se paguen estas facturas a pesar de que yo he dicho que no se debe de hacer, porque no hay contrato en vigor”. Creo que debemos de huir de ello.

Han pasado hace nada las fiestas, ¿Qué balance haces de tus primeras fiestas como alcalde?

La verdad es que, tengo que decir que muchísimo más positivo de lo que yo pensaba. Nosotros entramos el 15 de junio y las fiestas eran en agosto. Tienes mes y medio, bueno… pero hay que hacer contratación de orquestas, organizarlo todo… es un poco complicado. También partíamos de que el presupuesto que había, como habían elecciones, se habían realizado una serie de actos que se habían fundido parte de esa partida. Hemos tenido que ir a suplementar cerca de 25.0000 euros más, para poder llegar a cubrir las fiestas. Para el poco tiempo que hemos tenido, y con el margen que ha habido, estoy muy contento con la labor del concejal de fiestas, Agustín Aliaga, como el resto del equipo. Hemos estado todos a una y hemos podido sacar unas fiestas. La gente ha empezado a notar un poco el cambio. Intentamos volver a las fiestas que teníamos antiguamente, recuperar las tradiciones.

Me han avanzado que estáis metidos de lleno en los presupuestos del 2020, ¿Qué me puedes avanzar?

“La mayoría de los servicios que ofrecíamos estaban sin contrato, sin licitar”

La verdad es que una de las máximas de este equipo de gobierno y mías. Queremos ir en la línea de que todo debe estar en tiempo y forma. Los presupuestos podríamos haber esperado a octubre para hacerlos, pero aprovechando que en agosto no hemos cerrado por vacaciones, hemos aprovechado y ya te puedo decir que los tenemos cerrados. Ahora vamos a matizar, están cerrados a nivel de hacienda y con el interventor, pero no con cada una de las áreas. Esta semana me voy a reunir con cada concejal, que me plasmen sus ideas y sobre eso terminar de perfilarlo. La idea es tenerlos acabados ya durante esta semana y la que viene y poderlas llevar en octubre al pleno y el día 1 de enero partir con presupuestos nuevos.

Nosotros en los presupuestos vamos a apostar mucho por todo el tema de servicios sociales, subvenciones que habían. Eso se había vendido como si fueran a venir los malos malísimos e íbamos a cortarlo todo. Nuestro compromiso fue no aminorar ninguna de esas partidas, y todas las que dependan directamente de nosotros, el compromiso fiel de este equipo de gobierno es mantenerlas todas. También vamos a meter una inyección importante a todo el tema de instalaciones deportivas, el tema de Ramón Fontestad, un parque de 17.000 metros cuadrados, que podría convertirse en un pulmón verde para Rocafort y lo tenemos prácticamente abandonado. Los últimos tres equipos de gobierno llevan prometiendo que se va a acabar… pero acaba la legislatura y vuelve a los programas electorales.

Os puedo adelantar que nosotros ya, antes el verano que viene, se van a iniciar las obras. Nuestro objetivo claro era un compromiso electoral. Queremos que sea un espacio, no como ahora que es un recinto cerrado que no vale para nada, sino que esté abierto para nuestros vecinos, que vayan con quien quieran a disfrutar. Va a tener un poco de todo: zona de ocio, recreativa, deportiva, de descanso, una zona de restauración… un poco vamos a combinar todo, pero siempre dentro del marco que estamos: un mirador a la huerta. Queremos darle algo que sea con encanto.

Me han comentado que vais a invertir en mejoras en todas las instalaciones deportivas, como este campo de fútbol de Rocafort. Yo a simple vista veo unas instalaciones que están muy bien…

Este campo de fútbol, cuando lo instalamos hace 10 años, era de lo mejor que había. Pero claro, un campo de fútbol con tan buenas instalaciones, si no le haces un mantenimiento, al final cuando tienes que actuar, implica una mayor inversión. Es lo que ha pasado. Ha habido una dejadez, tanto en el campo, como en la sala multiusos, en el campo de tenis, en el frontón, en los vestuarios… se ha dejado. Ahora, aunque esto parezca que está bien, hay muchas cosas, como las vallas, que no cumplen normativa. Todo esto debe estar protegido. Yo soy muy claro. Si está mal, hay que decirlo. La gente tiene que saberlo porque nosotros vamos a actuar para solucionarlo.

Creo que es importante que sepamos dónde están los errores, para eso hablamos con los dos clubes de fútbol que nos transmitieron sus inquietudes y lo que había que reparar. Nuestro objetivo es que las instalaciones sean bonitas, pero que además se saque el uso. La licitación del bar del polideportivo es algo que queremos sí o sí, que esté abierto con cocina, que se pueda dar un servicio todo el año. Cuando yo jugaba al fútbol, inauguramos este campo, y el poliderpotivo tenía el bar y era una gozada. Estaba abierto todo el año, la gente venía, tomaba lo que fuera… pero si están las instalaciones sin bar, sin un servicio, eso merma mucho el que la gente pueda venir y quedarse.

Este año, en la piscina municipal, llevaban tres años consecutivos cerrándonos la piscina. Conselleria venía y no pasaba los controles de sanidad, algo básico. Nosotros llegamos y tardó en abrirse una semana más, pero incidimos mucho en ese aspecto. Tuvimos dos inspecciones sorpresa, una del agua y otro para la legionella. Las dos han sido las mismas inspectoras que la habían cerrado, pero ahora nos han felicitado por su estado actual. Me dijeron que iba a ser el primer año que no nos la cerraban. Que pasen tres años y no poner medios… luego ponen excusas de que la empresa que lleva el servicio lo está haciendo mal. Pero somos nosotros los que tenemos que hacerlo al final.

En el tema del medio ambiente, si tienes un concejal que no está a pie de calle, no está en el día a día y no lo organiza, la gente se puede relajar más. Creo que esa es nuestra labor, es algo con lo que estoy muy contento con el resultado.

De hecho, vienes del mundo de la privada. Y sigues, de hecho. Me han chivado que no sigues el horario de la pública. ¿A qué hora sueles entrar y a veces salir en este ayuntamiento?

Lo bueno es que como está el tema de fichaje, el jefe de policía me avisa de que no está puesta la alarma… es que sigo allí. No te voy a exagerar, pero ha habido días de las 12:00-12:30 de la noche. También te digo que solo al principio, no es el día a día. Había que hacer muchísimas cosas. También nosotros nos teníamos que poner al día en muchas cosas. Nosotros no somos políticos profesionales, la gente lo tiene que entender. Yo vengo de la privada, y su funcionamiento es uno, y de la pública es otro, los tiempos se manejan de forma distinta. En la privada yo voy a una empresa a pedirles lo que sea, y está mañana. Aquí hay que ir allá, tiene que pasar este filtro, de aquí al otro… al final tengo que llegar al mismo punto, pero esto es así.

Hasta que nos hemos cogido un poco a esa dinámica, nos ha costado un poco más. Yo creo que al final es una cuestión de dedicación, y no cobro. Yo elegí en su momento, y lo dije, que si estaba no quería cobrar, porque creo que no se debe. Yo dije que yo no iba a cobrar, y es cierto que hace tres años dije que estaba en contra de eso. En nuestro programa, en el punto 41 ya decíamos que entendíamos, durante estos años en la oposición, que sí hacía falta ese personal, pero no con los sueldos que tenían los anteriores. La diferencia está en que con lo que antes cobraban dos personas, ahora nosotros tenemos a cuatro con el mismo equipo de gobierno. Hemos dividido sueldos de 41.000 euros, y ahora están trabajando en 23.000 euros, que ya es un sueldo que está bien. Para las horas que hacen está justo, pero es igual, es lo que hay. No podemos llegar y empezar a tirar el dinero, porque es dinero público.

Me llama la atención que un alcalde que entra a las 8:00 y que a veces salga a las 00:00 no cobre…

Sí, mi hija me dice que no le gusta mi nuevo trabajo. Yo soy muy de acostarla y me lo dice… alguna vez ha venido conmigo por la tarde a pintar… pero insisto, no me considero ni mucho menos un ejemplo para nada, pero sí que considero que ahora, al principio, había que hacerlo. Yo soy una persona que si me meto en algo, me gusta involucrarme. Esto es mucho más serio.

Te voy a hablar de otro municipio, Alfafar. Juan Ramón, su alcalde del PP, aplica un modelo de ayuntamiento muy al estilo de una empresa porque considera que es mucho más eficiente. Tú que vienes del mundo de la empresa, ¿Crees que se pueden aplicar ciertas normas del mundo empresarial a los ayuntamientos?

 

Sí, totalmente. Siempre he dicho que el problema es que aquí, por ejemplo, se vende mucho decir que tenemos superávit, entonces somos los mejores del mundo… a ver, una cosa es tener superávit y otra cosa es hacer una buena gestión. Puedes tener superávit de 100.000 euros, o de 1 millón. O de 10 euros, no es lo mismo. Esto quiere decir que si estás malgastando el dinero, aunque tengas superávit vas a seguir vendiendo que lo has hecho, pero igual podrías haber tenido más.

Yo soy de la opinión de que, en mis empresas privadas, yo abogo mucho por la conciliación de la vida laboral y familiar, aunque yo no lo aplique. De hecho, estuvimos en una empresa de ingeniería, que trabajábamos dando servicios a empresas durante todo el día, y trabajamos hasta las 15:00, todo el año. Al final es hablándolo, hay dos personas que se quedan de guardia una vez a la semana… pero que al final todos están encantados. Aquí, el horario es el que hay. Pero si valoras más a los funcionarios, que su labor es muy importante y que se crean que son una parte fundamental de esto, las cosas salen adelante.

Nosotros cuando entramos, yo dije “mira, soy el alcalde, y no voy a decir que estamos en el mismo nivel porque seguramente estéis vosotros por encima de mí…” si al final hay una discrepancia, las decisiones nuestras serán las que prevalecerán, pero nunca vamos a hacer algo en contra de un informe del secretario, del interventor o del responsable técnico… es que sería ilógico. Y no es lo normal, nosotros hemos visto aquí que no. Hemos visto cosas que tenían un informe en contra y aun así se ha hecho. Cuando a un trabajador le estás diciendo que te da igual lo que diga, porque vas a hacer lo que quieras… pues creo que no es lo mejor.

Nosotros notamos que el ambiente es diferente. No es ya el silencio sepulcral… la gente entiende que se puede opinar, que somos totalmente accesibles. La puerta de mi despacho está abierta continuamente para cualquier trabajador del ayuntamiento, cualquier empresa o vecino que venga. Es otra cosa en la que hemos hecho hincapié, contestar los registros de entrada. Aquí había registros que en tres años no se habían contestado. Si la única forma de que los vecinos transmitan sus quejas es por registro de entrada, y no contestamos… estamos dando un mensaje de que nos da igual. Máximo en 2-3 semanas, tenemos el compromiso de contestar a todos, y en eso estamos. En los tres meses que llevamos, a todos los vecinos se les está contestando en tiempo y forma. Es fundamental que vean que somos una administración cercana. Y hay muchas cosas que mejorar todavía.

Vamos a apostar por las nuevas tecnologías, el tema de plataforma… no puede ser que tengamos empresas que nos lleven el tema de transparencia y ciertas cosas, que no sepamos nada de qué se está haciendo. Además, luego tienes medios de Consellería o Generalitat que lo tienes a nuestro acceso y gratis. Estamos pagando un servicio cuando ya lo tenemos… no le veo ningún sentido. Al venir de la privada, yo tengo el concepto de que sé lo que vale ganar 1 euro. A mí, malgastarlo me duele. Porque en mi empresa yo tengo un socio, y al final, toda la parte económica la llevo yo, mi socio no me pregunta porque sabe que cualquier cosa que me pida, le voy a dar la justificación.

Aquí lo mismo. Como también soy concejal de Hacienda, tengo que garantizar a los vecinos que no se va a malgastar un euro… y seguro que cometemos errores, pero intentar que sean los mínimos posibles, porque no somos perfectos. No vamos a hacer nada mal a sabiendas. Aquí lo ha habido, lo de Casa Bou. Ahora nos han llegado sanciones de trabajadores que se habían contratado de manera irregular… eso es dinero que tiene que salir de las arcas municipales. Todo eso habrá que depurarlo y ver de quién es la responsabilidad. No puede ser que yo venga, haga lo que quiera y luego no pase nada. A mí me gustaría también que cuando yo acabe, a mí se me pueda exigir, y se me haga una auditoría, a ver lo que ha pasado y he hecho estos años. Si he hecho algo mal, que se investigue, que se averigüe y, si tengo responsabilidad, que se me exija. Es fundamental que eso salga, si no da la sensación de que podemos hacer lo que queramos.

En estos tres meses, ¿Cómo ha sido la relación con tu socio de gobierno?

Al principio, cuando lo planteamos era todo idílico y perfecto, empezamos y, como toda maquinaria, al final los engranajes tienen que engranar de manera correcta. Pero nos costó poquísimo tiempo, de hecho hemos sacado las fiestas y ha sido una sorpresa. Yo estoy gratamente sorprendido, junto al equipo de gobierno. Se había criticado mucho, la figura de Sergio, el concejal de Vox… yo digo que desde servicios sociales han dicho que es una persona coherente, capaz, con quien puedes hablar y dialogar… no viene con unas ideas marcadas. Al final lo que se quiere es hacer las cosas bien. Con nuestros socios del PP, lo mismo. Al principio les ha costado, claro, como a nosotros. De los 7 que estamos, solo uno, Agustín Aliaga, había estado en el equipo de gobierno. Adaptarte al funcionamiento nos ha costado, pero bueno. Ahora, de hecho estamos en la línea, tenemos junta de gobierno… de momento el ambiente espero que continúe estos cuatro años así. Que sea una legislatura muy tranquila y todos teniendo claro el objetivo.

Al principio es lo de siempre, nos pisamos las áreas, pero también porque nosotros mismos no teníamos claras las áreas… Rosario cogía cosas de Susana, Gorka de Jorge o Sergio… porque nosotros mismos no lo teníamos claro. Nos costó la primera discusión, la primera toma de contacto. Creo que eso es normal, quien diga que no, mentiría. Yo no pensaba que realmente el ser alcalde era tan complicado, y con esto que no parezca que nos estamos tirando medallas, al revés. Es complicado porque todo pasa por ti, tienes que supervisarlo… creo que vamos a tener una legislatura muy positiva.

Para acabar, aunque han pasado ya tres meses, imagino que tu vida cambió por completo. ¿En qué lo notas más?

“Yo espero que la gente cuando yo me vaya y lleguen otros, pueda juzgar el trabajo que he realizado como alcalde”

Lo noto en varias cosas. Una, que es curiosa, ahora todo el mundo te ve por la calle te dice “yo te voté”… acabas pensando que si todos los que lo dicen nos hubieran votado, tendríamos mayoría absoluta (se ríe). Evidentemente te cambia para mucho, en casi todos los aspectos para bien. Hay aspectos para mal, evidentemente, porque estoy quitándole tiempo a mi familia, a mi mujer y a mi hija, que son las dos cosas que más quiero. Es algo que tienes que tenerlo muy claro y estar preparado, porque es una presión importante.

Luego vas por la calle, y cualquier cosa, da igual lo que hagas, todo está mal hecho y la culpa es del alcalde. Al principio eso lo tenía muy asumido, como ya aguanto la presión en las otras empresas, estoy un poco acostumbrado a trabajar con multinacionales, lo llevo bien. Porque sé lo que estamos haciendo, yo se lo digo a todo el mundo. Cuando nos critican les digo que nos den unos años de margen, no podemos llegar a cambiarlo todo. Aunque sí que se van notando las cosas, pido que nos den uno o dos años… no porque sean los años que vayamos a estar, sino porque es el tiempo mínimo para que podamos hacer cosas que se puedan ver y que la gente nos pueda valorar realmente.

Yo espero que la gente cuando yo me vaya y lleguen otros, pueda juzgar el trabajo que he realizado como alcalde. Yo siempre me voy a ir tranquilo, duermo muy tranquilo. Me voy siempre con la sensación de haber intentado hacer las cosas lo mejor posible. Cometeremos errores, insisto, pero nunca van a ser intencionados ni con doble fondo. Vamos a intentar hacer cosas para que el día de mañana, a mi hija, le pueda decir que su padre fue alcalde aquí y se hicieron estas cosas.

En el cómputo general, un 95% te diría que es satisfacción, y un 5-10% de cosas malas, porque la gente, aunque se lo expliques con datos reales, da igual, no escuchan. Yo espero que se pueda revertir, sobretodo con la transparencia. Vamos a intentar que todo lo que hagamos, darle publicidad, no solo para decir lo que hemos hecho, sino para darle transparencia, ver lo que se hacía.

Tenemos Villa Amparo, un edificio precioso, que hemos llamado y enviado cartas y no nos hacen caso desde la Generalitat… necesitamos su permiso para el uso. Hasta ahora se estaba utilizando sin ton ni son, entraba todo el mundo cuando no podemos ni tener llaves del sitio. Llevamos tres meses diciendo a la Generalitat de sentarnos y hablar a ver qué podemos hacer. A partir de ahí no hemos tenido respuesta alguna. No quiero pensar que es por ser otro signo político diferente al nuestro, porque entonces el problema es suyo. Tener un edificio de casi 1 millón de euros que se moriría, porque una casa si no la mantienes… creo que es más lógico que nos sentemos y se haga algo que lo puedan disfrutar los vecinos de Rocafort y que sea un emblema.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

nueve − tres =

Informacion coronavirus
Informacion coronavirus
informacion coronavirus