25n
25N
25N

Eva Sanz: "La política local sirve para transformar la vida de las personas"

Hablamos con la alcaldesa de Benetússer y Presidenta de la Mancomunitat de l’Horta Sur para analizar los retos de los próximos años

Cercana y natural, Eva Sanz se ganó la confianza de sus vecinos y vecinas de Benetússer en 2015 con un gobierno de coalición con las fuerzas progresistas. En este 2019, ha revalidado el cargo situando al PSPV-PSOE como la fuerza más votada en la localidad. Además, recientemente ha sido votada en la Mancomunitat de l’Horta Sud para ser su Presidenta en esta legislatura.

¿Cómo valoras los resultados municipales del PSPV que lo han colocado como la fuerza más votada en las últimas elecciones municipales?

Sí, la verdad es que sí. Han sido unos buenos resultados y los hemos acogidos con mucha ilusión por nuestra parte ya que la ciudadanía nos ha dado la su confianza para, como decía nuestro lema en ese momento, ir a más en Benetússer y conseguir más cosas.

¿Cuál crees que es la razón por la que al final los vecinos y vecinas de Benetússer han apostado por ti para liderar de nuevo Benetússer en estos próximos cuatro años?

Yo creo que es principalmente porque tampoco ven dobleces, sino que ven una persona sencilla, como ellos, creo que cercana que me puedes encontrar perfectamente comprando en el supermercado o en el bar de la esquina tomándome un café. No considero que sea una persona excesivamente lejana y al final a la gente hay que contarle la verdad. Y cuando tú les transmites la verdad y esa verdad se va cumpliendo, por muchos problemas que haya, luego la gente responde diciendo: pues para cambiar y probar otra cosa que no nos ha funcionado, vamos a continuar por lo menos con alguien que sea cercano, que sea humilde y honesto.

De los últimos cuatro años, ¿Cómo valoras la acción del gobierno de la pasada legislatura cuando se gobierna en coalición?

Realmente ha sido un enriquecimiento y una forma nueva de entender cómo gobernar el municipio en este caso. Era un reto importante porque, además, con el resto de las dos fuerzas políticas que me acompañaron había relación, pero a veces incluso había sido un poco encarnizada por la situación propia de los plenos y  de la política. Pero creo que hemos sido capaces de no solamente encontrarnos, sino de llegar a esos consensos para que la mayoría de acciones que salieron, por no decir todas, fueron consensuadas.

De hecho, en esta legislatura que acabamos de empezar, mi objetivo era el mismo: independientemente de los resultados electorales, el haber podido repetir esa coalición con las otras dos fuerzas políticas. Al final solamente fue con una, ya que la otra prefirió quedarse al margen, pero la verdad es que a mi no me hubiera importado. En este momento somos 10 concejales trabajando, haber tenido 11 hubiera sido perfecto, ya que sería más gente atendiendo el municipio y más gente atendiendo el pueblo.

De hecho, una de las novedades de esta legislatura es que vais a hacer un pleno cada mes. ¿Por qué motivo? ¿Y cómo lo va a ver la ciudadanía?

En Benetússer, por el número de habitantes que tiene correspondería hacer un pleno cada dos meses. Sí que es verdad que había una demanda por parte de los grupos de la oposición para que fuera mensual, para que se llevaran más asuntos al pleno, para que nos viéramos más asiduamente y para que ellos pudieran ejercer también su labor de fiscalización.

En los cuatro años que yo estuve en la oposición eché en falta más transparencia, el poder acceder a documentos… Todo eso se ha abierto, se han abierto los cajones, pueden acceder a todos los expedientes sin ningún problema. Por tanto, entendiendo también que esa reivindicación no era mala y que era bueno que tuviéramos plenos más asiduamente, lo hemos cambiado y hemos decidido que aunque no fuera obligatorio por ley, hacerlo también todos los meses.

¿Cómo valoras la transparencia desde el consistorio?

Creo que todo lo que sea abrir las puertas, los armarios, los cajones y que la gente sepa es bueno, porque el problema a veces está, y más en las épocas en las que vivimos con las redes sociales, todos los medios digitales, etc. Es muy fácil verter una información en las redes o en Internet y que eso parezca ya real. Por esa razón, cuanta más información verídica y real de lo que está ocurriendo de verdad facilite un ayuntamiento, más pronto se desmienten bulos.

Una de las apuestas que también habéis llevado a cabo vosotros ha sido la limpieza, que es una de las principales preocupaciones de los vecinos y, en las localidades de l’Horta sufrimos la temida gota fría. ¿Qué consideras que es necesario para apostar todavía más por la limpieza?

Queda por hacer, siempre queda por hacer. Todo lo que sean servicios que están en el día a día en la vía pública son los que más atención necesitan por parte de un ayuntamiento, porque además son los que más percibe la ciudadanía y los que más ven.

Nosotros hemos duplicado prácticamente lo que es la inversión en esos servicios en cuatro años. Hemos casi triplicado la plantilla de personal que teníamos, hemos adquirido nuevos medios, porque ahora tenemos ya barredora propia eléctrica, un camión eléctrico, la grúa que está llegando… Tenemos ya un montón de instrumentos solamente apostando por la limpieza. Ahora bien, también es muy importante la concienciación ciudadana y ahí tenemos una asignatura pendiente para conseguir también que la ciudadanía sea consciente de que cuando sale de su casa y cierra la puerta, la calle también es suya y también la pagan ellos.

En la medida en que todos colaboremos, estará más limpio.

¿Qué te parecen iniciativas como la del ADN canino? ¿Ha contribuido a concienciar tanto a las personas que tienen animales como a las que no de la necesidad de cuidar nuestras calles?

A mí me parece un programa muy interesante. También es verdad que, siendo muy sincera, no es barato. Pero es muy interesante. Nosotros hemos conseguido, en estos últimos cuatro años, dejar la deuda del Ayuntamiento de Benetússer a cero. Estamos muy bien económicamente a nivel de tesorería. Y eso hace que ahora sí que estemos en un momento en el que podemos abordar nuevos proyectos como ese. De hecho, el dossier para poner en marcha medidas similares como la de adn canino están ya encima de la mesa del equipo de gobierno para analizarlo en los próximos meses y desarrollarlo porque sí que pensamos que es una medida que puede ayudarnos a combatir sobre todo con aquellos propietarios que son incívicos y que todavía se niegan a recoger los excrementos de su mascota.

Otra de las máximas preocupaciones de los valencianos, y también de los españoles, obviamente, es el paro. Vosotros, desde l’Horta Sud, habéis hecho iniciativas como ‘Benetússer fem ocupació’, una iniciativa muy potente. ¿Qué balance haces?

La pusimos en marcha buscando otro tipo de foros que hacen en otras localidades que también iban desde esa perspectiva de poder entregar currículums, pasar entrevistas, etcétera. La verdad es que nos desbordó la cantidad de gente que acudió, ya que fueron más de 1.000 personas en una mañana reunidas en el Centro Cultural El Molí y, según los datos que recuerdo así de cabeza, creo que eran unas 90 entrevistas por hora las que se llegaron a realizar, que son muchas. Hubo oportunidad de que la gente acudiera también a charlas de motivación, de cómo moverte para que sea una realidad conseguir ese puesto de trabajo.

‘Alrededor de un 60 % de los puestos que se ofertaban se cubrieron por personal que vinieron a este foro de ocupación en Benetússer.’

Y luego la inserción. Si al final encima de la mesa había cincuenta ofertas de diferentes empresas que vinieron a hacer las entrevistas, creo que fueron 35 las personas que ocuparon los puestos de trabajo. Eso quiere decir que alrededor de un 60 % de los puestos que se ofertaban se cubrieron por personal que vinieron a este foro de ocupación en Benetússer. Con lo cual, a parte de que nos sorprendió la acogida, nos gustó mucho el resultado. Entonces la idea es continuar y, si podemos, ir un poquito más. Si en vez de ser una jornada de una mañana pudiéramos hacerlo de un día entero, estaría mucho mejor.

Tenemos que conseguir también empresas que quieran formar y ocupar gente, pero gente que esté un poco ya descatalogada del mercado de trabajo. Gente que a lo mejor le falta algo de formación pero que las propias empresas se la pueden dar. De hecho, después de ese foro, una de las metas que tuvimos dentro de la agencia de desarrollo local era poner en marcha cursos realmente de los que luego te piden para trabajar. Es decir, el carnet que tienes que tener ahora por ejemplo para trabajar en la construcción, el de carretillero que se pide casi siempre en todos los puestos… Si los consiguen de alguna forma gratuita o con unos precios muy simbólicos y nuestra gente también se pueda formar ahí, podrán acceder a esos puestos teniendo todas las titulaciones.

¿Cómo habéis conseguido reducir la deuda? ¿Cuál es el secreto para conseguir reducir la deuda en cuatro años?

Creo que el problema, o no problema, es que cuando gobierna la izquierda tiene muy presente lo que son necesidades básicas de la ciudadanía. Y entonces, cuando viene la gente a visitarte al despacho, a una alcaldesa como yo, y te preguntan por qué aquí no hay una escoleta pública, una guardería pública, tú sabes que en ese momento no tienes capacidad económica, tú sabes que a lo mejor no son incluso de tus competencias porque no son las educativas, pero al final acabas montando una escoleta pública. No es el caso de Benetússer, pero en ello estamos trabajando para intentar montarla. Y al final eso hace que, igual que cuando compras una vivienda tienes que ir a endeudarte, pues cuando tienes que hacer una obra tienes que ir a endeudarte. Quizás es esa la razón de que digan que la izquierda no sabe gestionar. No es que no sepa gestionar, es que tiene unas prioridades que tiene que cubrir más allá de que los números salgan bien.

‘Cuando gobierna la izquierda tiene muy presente lo que son necesidades básicas de la ciudadanía.’

Ahora bien, ¿qué ha ocurrido en estos últimos cuatro años? Se ha hecho una gestión muy austera, cuatro años en los que no ha habido ningún tipo de asesor, ningún tipo de secretario de alcaldía, en la que ha habido también unos sueldos muy ajustados. Me refiero a todo lo que es la parte política, unas asistencias muy ajustadas, las han sufrido todos, oposición y gobierno, y una gestión muy controlada de “no hay más, no hay más” para intentar llegar a esa situación que nos permita que, si hace falta ir a un préstamo para hacer una adquisición, podamos hacerlo con la tranquilidad de que no llevamos nada del pasado.

¿Qué me puedes avanzar de los presupuestos de Benetússer para 2020?

Estamos en ello. Avanzar no te puedo avanzar mucho. Creo que para el año que viene tenemos que hacer una inversión importante todavía en todo lo que es la zona del polideportivo, para terminar de acabar todas las nuevas pistas que están en este momento edificándose.

Otra gran apuesta también para abrir es nuestro complejo deportivo de piscinas, que nos faltan los últimos trámites para poder empezar las obras. Y luego un departamento que necesita una rehabilitación importante y por la que también tenemos que apostar es el cementerio, con nuevos espacios y con rehabilitación de los viejos. Por ahí podrían ir un poco las inversiones de cara al año que viene.

‘Me preocupan mucho las personas mayores que puedan vivir solas y que no tengan esa familia, ese soporte.’

¿Qué consideras que es lo más prioritario que necesita Benetússer a corto plazo?

A corto plazo, yo apostaría por un centro de día. Yo creo que en general la población cada vez es más mayor, cada vez necesitamos más atención. Sobre todo, a mi me preocupan mucho las personas mayores que puedan vivir solas y que no tengan esa familia, ese soporte. Entonces una de las acciones prioritarias en los próximos cuatro años creo que debería ser centrarnos en conseguir ese centro de día o ese espacio donde poder atender a estas personas.

¿En qué consiste vuestro plan de igualdad?

Está todavía elaborándose. Nosotros realizamos un plan de igualdad a nivel de la propia plantilla del Ayuntamiento de Benetússer porque pensábamos que era lo adecuado. Primero que nada tener un ayuntamiento donde tus funcionarios, empleados y empleadas estuviéramos hablando siempre de igualdad, y de ahí han salido una serie de comisiones, como la comisión contra al acoso, que están funcionando.

Nos faltaba dar el siguiente paso, que era implementar ese plan de igualdad pero en el resto de la ciudadanía. Se ha montado una comisión en la que se ha intentado que estén representadas todas las entidades del municipio. Y bueno con ellas, intentar que esa igualdad llegue a todos los campos. En algo visible como las Fallas, veremos cómo se implementa este año esa igualdad dentro del mundo fallero, porque puede ir por muchos lados, puede ir desde las críticas, desde el monumento, desde la Cabalgata del Ninot… E ir implementándolo en nuestro día a día.

¿Está en peligro la igualdad en los tiempos que vivimos?

Yo creo que no. Creo que cada vez hay más concienciación. Al revés, cada vez creo que se consiguen pequeños pasitos pero que van en el sentido que algún día sean reales y efectivos.

‘Era algo que personalmente me apetecía, un nuevo reto, diferente. El poder ayudar y coordinar lo que son los municipios de la comarca a la hora de conseguir acciones y servicios .’

Ayuntamiento-benetusser¿Qué valoración haces de tu nuevo cargo como Presidenta de la Mancomunitat de l’Horta Sud?

Ahí sí que estoy aterrizando todavía. Pero la verdad es que muy buena. Era algo que personalmente me apetecía, un nuevo reto, diferente. El poder ayudar y coordinar lo que son los municipios de la comarca a la hora de conseguir acciones y servicios que sean más eficaces y más eficientes para todos los municipios creo que es algo que me apetecía mucho coger. Y nada,  estoy empezando a trabajar en ello.

Para que un vecino lo pueda entender, ¿qué papel puede jugar la Mancomunitat de l’Horta Sud en el día a día de un vecino de Benetússer?

La Mancomunitat ha estado muchos años un poco apartada de la realidad del día a día del ciudadano. Poco a poco se va acercando a los municipios. En estos últimos cuatro años ha habido acciones muy concretas de cursos de formación a nivel de emprendedores, de empresas, de desempleados. Sobre todo es lo que más se ha movido por los pueblos de la comarca.

Pero hay muchas más acciones, hay acciones que estamos poniendo en común como puede ser mancomunar lo que es el asfaltado de calles. De alguna forma, cuando tú tienes un bache en una calle y viene el vecino y se queja, lo parcheas como puedes. Pero sí que es verdad que para traer todo lo que es el aglomerado asfáltico, con las maquinarias, es muy costoso para un ayuntamiento solamente para un bache. Con lo cual, lo que pretendemos hacer es un servicio que se llame mancomunado y que de alguna forma todos los ayuntamientos tiren de esa empresa que habrá sido la ganadora de la licitación de una forma más económica y más ágil también, con lo cual va a dar una respuesta antes a esa demanda ciudadana. Quien dice eso dice también los servicios culturales, el tener una gran guía cultural de todos los recursos que hay en la comarca. Y que cualquier ciudadano de Benetússer, de Alfafar o de Silla, sepa que este fin de semana hay todas estas actividades en estos centros culturales.

¿Qué líneas de la Mancomunitat van a trabajar financiación europea?

Sí. Dentro de las comisiones que pretendo constituir, una de ellas va a ir dedicada a eso, a innovación y a proyectos europeos, porque muchos municipios, es el caso de Benetússer también, como no llegamos a los 20.000 habitantes para poder acceder a cualquier fondo europeo, al final tenemos que unirnos a otros municipios.

Nos hace falta ser más de 20.000 habitantes dentro de esas peticiones. Con lo cual tuvimos ya una experiencia, entre Picanya, Paiporta y Benetússer, de pedir un fondo de EDUSI. Al final no lo conseguimos, quedamos muy bien valorados pero había muchos proyectos. En esa línea queremos crear esa comisión para que también todos los municipios, desde el más pequeñito al más grande, podamos ir pidiendo y tramitando fondos, proyectos, innovación, conseguir fondos para nuestros empresarios, para nuestros comercios.

¿Qué ha supuesto para ti, obviamente, revalidar la alcaldía, y sumar esta Mancomunitat?

La verdad es que al principio ha sido todo un poco de golpe. Sí que es verdad que tengo que decir que tengo un gran equipo aquí en Benetússer, eso me hace estar bastante tranquila a la hora de poder dedicarme a otras cosas y soltar rienda algunas áreas que la anterior legislatura llevaba yo personalmente. Ahora las tengo delegadas y me consta que las concejalas y los concejales las están llevando perfectamente, con lo cual nadie es indispensable al final.

Dentro de esa labor más de coordinación en esas áreas, ya no de llevarlas directamente, también me deja ese poquito más de tiempo para dedicarlo a otra cosa como puede ser la Mancomunitat. Y en cuanto estén allí diseñados también los equipos, las comisiones y quién va a llevar cada cosa, creo que también funcionará casi automáticamente, no hará falta solamente que esté la alcaldesa o la presidenta.

¿Cuál es la principal preocupación de Eva?

Muchísimas. A mí me preocupa mucho, y a lo mejor es un estado igual que es lo que te transmite al final la ciudadanía. Lo que hablábamos antes, me preocupa la limpieza, me preocupan los solares abandonados, me preocupa la ciudadanía irrespetuosa, la incívica, la que no entiende que es de todos la vía pública, y por tanto es algo que siempre llevo muy encima el estar encima de esas órdenes de ejecución contra esos solares que están abandonados, contra esas casas, ese derrumbe… Esa situación es una de las cosas que más me preocupan normalmente.

Me gustaría acabar con una frase, de un compañero además, del alcalde de Rafelbunyol, Fran López, que me gusta mucho, que dice que la política sirve para ayudar a las personas y que vivimos tiempos convulsos en los que parece que la política que le llega a la gente no es útil. ¿Qué piensas de esta frase?

Lo que dice Fran es totalmente cierto. Creo que la política, y sobre todo, la política local, la cercana, la del ciudadano, sirve para transformar la vida de las personas. Y si no sirve para eso, es que algo estamos haciendo mal porque realmente estamos aquí para luego salir a la calle y ver que aquello que hacía falta se ha construido o se ha actualizado y que la gente lo percibe y lo disfrute.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

doce − 9 =

museo etnologia
ficcions 2019-2020