Elisa Valía: “Si consolidamos la cultura de la participación en la ciudad, la gente tendrá una mejor percepción de València y de su gobierno”

València Extra habla con Elisa Valía, concejala del Ayuntamiento de València, sobre las líneas de futuro pensadas para la ciudad

Elisa Valía: “Si consolidamos la cultura de la participación en la ciudad, la gente tendrá una mejor percepción de València y de su gobierno”
17/09/2019 -

“La Plaza del Ayuntamiento es una plataforma buenísima para mostrar el potencial que tiene la participación ciudadana”

Elisa Valía se estrena como concejala de Participación, Transparencia y Ciclo Integral del Agua en el Ayuntamiento de València. Sin embargo, su implicación con la política y con el tejido asociativo de la ciudad viene de lejos. Herramientas que, ahora, le permiten tener claro cuáles son sus objetivos: construir una València con y para la gente, apostando por consolidar en la ciudad un modelo de participación ciudadana que “todavía hay que mejorar”.

En València Extra conocemos, un poco más, a Elisa Valía, que nos habla de cómo ha afrontado los primeros retos al frente de sus áreas, pero también qué imagen de València quiere ver en el futuro.

Recién aterrizada en el Ayuntamiento, ¿Cómo ves el trabajo desde dentro?

Ahora mismo creo que todos los concejales estamos aterrizando. Tanto los que venimos nuevos, como los que ya estaban pero asumen distintas competencias. Y, bueno, cuando estás dentro sí que te das cuenta del gran trabajo que hacen los funcionarios, el compromiso que tienen con la ciudad, con el ayuntamiento. En todos los servicios que tengo asignados, me he encontrado gente que, ante cualquier cuestión que surge o información que necesito para tomar una decisión, están totalmente dispuestos y son muy profesionales.

Estás al frente de una de las concejalías que más en cuenta tiene la opinión de los vecinos y vecinas de la ciudad – Participación Ciudadana – ¿Te sientes cómoda?

Sí, yo creo que es un área con muchos retos y muy ilusionantes. Es un área que hace cuatro años no tenía ninguna relevancia; que en la pasada legislatura se asentaron las bases para empezar a funcionar en un nuevo modelo de participación y en un nuevo compromiso de la administración con los vecinos y vecinas; y creo que ahora es el momento de consolidar ese modelo, trabajarlo y mejorarlo conjuntamente. En este sentido, en las reuniones que he tenido con distintos colectivos, siempre hemos hablado de rediseñar aspectos que no funcionan, y he visto a gente muy implicada, con ideas que compartir y, en definitiva, hemos tenido reuniones muy constructivas. Creo que es algo muy positivo, sobretodo, en un área en la que hay que construir mucho.

¿Darle voz a los vecinos hace que la política se acerque más a la sociedad?

Yo creo que ahí es importante que trabajemos en el mismo escenario. Al final, nosotros nos hemos presentado a las elecciones con un programa y unas acciones para llevar a cabo, y tampoco podemos eludir la responsabilidad ni el compromiso que hemos adquirido con las urnas, pero es verdad que escuchar a la gente te permite priorizar de manera mucho más eficaz, porque nosotros gobernamos para la ciudad, y sí que te permite terminar de afinar tus proyectos y tus compromisos para que la gente esté contenta y vea que sirve para algo implicarse en la vida pública.

Te estrenas en este área con una joya como es la remodelación de la Plaza del Ayuntamiento, ¿Qué supondrá para la ciudad este proyecto?

Yo creo que es, verdaderamente, una joya porque el proyecto es muy importante para el futuro de la ciudad y su gente, y porque, además, creo que, para el área de Participación, va a ser muy útil que la remodelación esté precedida por un proceso participativos porque vamos a poder visualizar todo el potencial que tiene este modelo en la configuración de la ciudad. Al final, es verdad que otros procesos participativo que se han llevado a cabo en la ciudad han tenido menos visibilidad, pero la Plaza del Ayuntamiento es una plataforma buenísima para mostrar el potencial que tiene la participación, y también es un reto muy importante porque cuando generas muchas expectativas también tienes que estar a la altura. En ese sentido, después de haber conocido al equipo que va a llevar el proceso y haber compartido las visiones que tenemos las dos partes, estoy más tranquila porque veo que esas expectativas las vamos a poder cumplir.

¿Habrá nuevos presupuestos participativos tal y como los conocemos o tenéis pensado darles una vuelta?

Habrá presupuestos participativos porque hay una absoluta predisposición del funcionariado – que quiero agradecer – pese a que supondrá un importante esfuerzo debido a los plazos tan ajustados y al hecho de que todas las propuestas tienen que ser validadas por los servicios del ayuntamiento para verificar que sean viables, pero sí que es cierto que queremos rediseñar el programa, junto con la ciudadanía y los colectivos más implicados, porque, aunque tiene mucho potencial y es una herramienta muy importante de participación ciudadana y de fomento de la cultura de participación, pensamos que no ha terminado de funcionar como esperábamos. Por tanto, se hará una evaluación del modelo de Decidim y, en base a ello, sí que iniciaremos, el año que viene, previo a la siguiente convocatoria, una fase de reflexión conjunta para solucionar las barreras que se detecten, así como una fase de rediseño.
concejala-elisa-valia

Para un gobierno abierto, la transparencia también es fundamental. ¿Tenéis una línea de trabajo para mejorarla y fomentarla?

Pasa con Transparencia lo mismo que con Participación. Desde hace cuatro años, creo que hay un compromiso real de la administración local de València con la transparencia. Se ha avanzado mucho, pero es verdad que, al tratarse de una materia transversal en el ayuntamiento, muchas veces es complicado consolidar los procedimientos para que la publicación de la información salga en un formato fácil de leer, que creo que es uno de los objetivos, porque no se trata solo de publicar la información, sino, en primer lugar, de que sea fácil de encontrar, y en este sentido el portal de transparencia hay que mejorarlo, y, después, que la lectura sea fácil.

Al final, los expedientes que manejamos en el ayuntamiento utilizan un lenguaje que, si no estás familiarizado, cuesta de entender y de encontrar información útil. Por eso, vamos a poner en marcha iniciativas que permitan facilitar la lectura, pensando, además, en colectivos con diversidad funcional porque si quien busca la información no la encuentra, y si la encuentra no la entiende, pensamos que el objetivo final no se llega a cumplir del todo.

¿Crees que se ha recuperado o se está recuperando la confianza, que parecía perdida, de la ciudadanía en la política?

Creo que hay una cosa que es innegable y es que en València, tanto en la ciudad, como en la Comunitat Valenciana, se ha dignificado el papel de las instituciones, y eso es muy importante para recuperar la confianza en la política. Creo que era urgentísimo, es decir, al margen de cualquier otra medida que se haya llevado a cabo, dignificar las instituciones era algo fundamental. Eso se ha conseguido porque el equipo de gobierno es honesto y trabaja para la gente.

¿Se está recuperando la confianza? Trabajamos todos para que se recupere la confianza lo antes posible porque, al final, estamos aquí por un compromiso con la ciudadanía, pero creo que sí que estamos mejorando esa confianza y que, además, estos cuatro años, nos servirán para consolidar nuestro proyecto y ofrecer a la ciudadanía políticas que les hagan recuperar la confianza en las administraciones.

Otro de los temas más sonados ha sido el cierre de playas. ¿Dónde está el foco principal del problema?

“La situación de alarma que se ha generado responde, única y exclusivamente, a un interés de la oposición por armar ruido”

El foco de la contaminación no ha sido identificado. Nosotros tenemos una red de saneamiento muy segura. València, a diferencia de otros municipios, tiene una red separada de pluviales y de residuales, teniendo, así, mucho más control sobre los vertidos. Cuando se detecta contaminación en el mar, normalmente, es complicado saber de dónde viene porque el mar tiene sus corrientes, pero es verdad que la mayoría de cierres de playas se han localizado en el norte de la ciudad y, teniendo en cuenta que la corriente del mar mediterráneo en ese punto es de norte a sur, lo normal es deducir, aunque no a ciencia cierta, que venía del norte. Para nosotros, el Puerto hace de barrera por lo que es normal que las del sur no se hayan contaminado, exceptuando algún cierre puntual en Pinedo.

La capacidad de saneamiento de València es suficiente, pero cuando hay que afrontar lluvias muy intensas en muy poco espacio de tiempo, tenemos mecanismos de alivio para que no colapse la red. En el caso de Pinedo, la depuradora no es competencia del Ayuntamiento de Valencia, sino de la Generalitat, y lo que yo sí que les he pedido es que hay que tomar medidas porque, evidentemente, lo que no puede ser es que, cuando llega una lluvia intensa, València, como municipio, tenga que sufrir las consecuencias porque nosotros tenemos la planta. La planta de Pinedo sería suficiente para toda València, pero es que también trata las aguas residuales de otros municipios y las consecuencias solo las pagamos nosotros. Por eso, siempre he mantenido que desde el ayuntamiento es necesario exigir medidas.

Ahora bien, también creo que la situación de alarma que se ha generado responde, única y exclusivamente, a un interés de la oposición por armar ruido, y batallar entre ellos para ver quién dice antes una barbaridad más gorda y quedar como líder de la oposición, aunque en realidad son una coalición de oposición que no hace ninguna propuesta constructiva, sino que simplemente se dedica a intentar ver cómo perjudicar al equipo de gobierno, sin darse cuenta que han perjudicado a la ciudad de València. Han generado una alarma que no es así.

Cierres puntuales de playas en épocas de baños, me atrevería a decir, que hay en todos los municipios en algún momento. ¿Quiere decir que todo se vaya a colapsar como anunciaban? Pues no. No va a colapsar el sistema, mal que les pese, porque el sistema funciona con todas las garantías. Eso no quita que nosotros tengamos un plan de inversiones muy ambicioso, de 170 millones de euros para los próximos 15 años, donde queremos mejorar unos puntos de la red identificados y realizar acciones para mejorarla, lo cual no quiere decir que no sea segura.

También circula por las redes un vídeo que, aunque no afecta directamente a València, alerta de que se está vertiendo cloro en las playas…

La Generalitat Valenciana, que tiene las competencias en playas a partir de la línea de mar, convocó una comisión técnica con los ayuntamientos de l’Horta Nord, porque el problema estaba focalizado allí, y una de las medidas de choque que se propuso fue clorar la salida de las acequias por si la contaminación pudiera venir de ahí. En València, tenemos muchos puntos de interceptación en las acequias porque entendemos que ya sea por las viviendas diseminadas o por actividades normales de la agricultura, como es el abono de los campos, pueda provocar que lleguen bacterias. Del municipio de València no se incluyó ninguna de las acequias en esa medida de choque, por lo que no tiene ningún sentido la alarma generada por la oposición porque el foco de la contaminación no se está situando en la ciudad.

Otro de los grandes problemas son las toallitas. ¿De qué manera se puede concienciar a la ciudadanía para que haga un buen uso de ellas?

“El atasco del colector norte se produjo por una dejadez absoluta del Partido Popular en el mantenimiento de la red”

Lo fácil sería que este tipo de productos no se vendiese, pero, claro, lo que es incívico no es la venta en si, sino que si en el paquete pone que no se tire al inodoro, se siga tirando. No solamente se encuentran toallitas, pero el volumen es tan grande que parece que eclipsa otro tipo de residuos que también se están tirando al inodoro de forma indebida, pero es verdad que el trabajo que hay que hacer con la ciudadanía es fundamental. De hecho, este es uno de los asuntos que traté cuando me reuní con la Unión de Consumidores porque creo que hay colectivos que nos pueden ayudar mucho en la concienciación social.

Estamos hablando de un gran problema que supone un gasto enorme. El Ayuntamiento de València, al margen de lo que tiene que invertir la Generalitat, en la limpieza del colector norte, se ha gastado 10 millones de euros en trabajos adicionales de limpieza para desatascar, que no hemos podido invertir en otras cosas.

Actualmente, seguimos encontrando toallitas, pero es verdad que el atasco se produjo, fundamentalmente, por una dejadez absoluta del Partido Popular en el mantenimiento de la red y por los recortes sistemáticos en limpieza que desencadenaron en esta situación. Eso fue una decisión política a sabiendas de las consecuencias de reducir en un 30% la limpieza de los colectores de la ciudad.

Entonces, la legislatura pasada fue una dedicación brutal al colector norte. El atasco se ha limpiado, funciona con normalidad, y ya hemos hecho un cálculo para mantener el sistema en condiciones óptimas. Por eso, el presupuesto del año que viene, en lo que se refiere al ciclo integral del agua, se confeccionará de acuerdo a esta necesidad que es vital para la ciudad.

Antes de estar en primera línea política, ¿Has estado al frente de algún movimiento?

Orgánicamente, en el Partido Socialista, sí que había asumido otros cargos, como la secretaría general de la agrupación de Ruzafa y Pobles del Sud, trabajando con colectivos y movimientos de distintos tipos, pero siempre con un claro enfoque de cambiar, a través de la política, la vida de la gente.

¿Ha cambiado, entonces, tu visión de la política?

En el Partido Socialista, tenemos una militancia que está implicada en otros movimientos que no son, exclusivamente, políticos. Entonces, el Partido Socialista siempre ha elaborado sus propuestas basándose en ese trabajo con el tejido asociativo. Por eso, creo que los que estamos ahora en primera línea política, tenemos una continua comunicación con la organización, y a través de la organización, con muchísimos colectivos. Creo que, al final, la política es lo que transforma la vida de la gente, y aunque no solo se hace política desde los partidos, sí que se necesita un partido implicado para poder llevar a cabo transformaciones de calado.

De aquí a cuatro años, ¿Cómo te gustaría que fuera la nueva imagen de València?

València, ahora, tiene una imagen distinta que en 2015. Pero me gustaría que fuese una ciudad moderna, inclusiva, feminista, y una ciudad de oportunidades donde la gente pudiese vivir con un nivel de calidad mayor. Y en lo que a mí me atañe, me gustaría que recordasen una acción de gobierno que ha tenido en cuenta a la gente, que se ha hecho política para la gente y con la gente y que, al final, les hemos mejorado la vida.

Y, en líneas generales, para conseguir esa imagen, ¿Qué proyectos te gustaría llevar a cabo?

El área de Participación me parece clave para transformar la imagen de València. Por eso, creo que si conseguimos consolidar la cultura de la participación en la ciudad, conseguiremos que la gente que vive en València tenga una mejor percepción de la ciudad y de su gobierno.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

1 × 2 =

cultura als barris 2019
programacion rialto
catarroja 2019
cultura als barris 2019
amic valencians