25n
25N
25N

“En esta legislatura, afrontaremos las necesidades del Alfafar del futuro”

Entrevistamos al concejal de Fiestas, Deporte y Hacienda de Alfafar, Eduard Grau, sobre los proyectos de futuro del municipio

“En esta legislatura, afrontaremos las necesidades del Alfafar del futuro”

Eduard Grau, concejal de Fiestas, Deporte y Hacienda del Ayuntamiento de Alfafar, afronta esta nueva legislatura con nuevos proyectos que permitirán crear un municipio mejor para la ciudadanía. Hoy, hablamos con él, de los retos del futuro, pero también de los presupuestos municipales de 2020 que, de nuevo, apostarán por la accesibilidad, la mejora de las instalaciones y, sobre todo, por la emergencia social y la creación de empleo.

¿Cuál crees que ha sido la clave del éxito de la política de Juan Ramón Adsuara para revalidar legislatura?

Creo que ha sido el salir a la calle, el estar con la gente y el preocuparse de los problemas que tienen los vecinos y vecinas de Alfafar. Antes de 2011, fueron años de obras grandilocuentes, y muchos municipios, no solo Alfafar, buscaban hacer obras grandes para tener un reconocimiento. Sin embargo, en esos años, que coincidieron además con los primeros años de la crisis, se olvidaron de los problemas de las personas. Realmente, el éxito creo que ha sido el afrontar esos problemas. A lo mejor no hacía falta construir un auditorio de 600.000 euros, sino que hacía falta destinar ese dinero a la gente que había perdido su trabajo, y ayudar a las familias sin ingresos a salir adelante, mediante planes de empleo y formación.

“2020 será el año del impulso de proyectos, y en 2021 podremos verlos en las calles”

Y, ahora, para 2020, ¿Cómo se han planteado los presupuestos municipales de Alfafar?

Lo que hemos buscado ha sido ajustarlo al gasto real de cada área, mediante informes de eficiencia de los servicios municipales para saber cuánto cuesta cada servicio. Esto nunca se había hecho, y este año hemos hecho una auditoría de la Sindicatura de Comptes; estamos trabajando en un Plan Interno de Fiscalización y Eficacia para establecer un protocolo de gasto; y, a partir de ahí, lo que hemos hecho es que hemos invertido más en aquellas áreas que se habían quedado más justas de presupuesto en años anteriores, hemos aumentado los ingresos, respecto al año pasado, y eso es lo que hemos invertido en estas áreas.

Además, hemos continuado completando la emergencia social y la ayuda domiciliaria, porque en Alfafar tenemos mucha gente mayor de 65 años y que vive sola, y hemos incrementado programas para que estas personas tengan más vitalidad en su día a día.

Y, después, estamos a la espera tanto del IFS de este año, del superávit que hemos tenido en 2019, como de las subvenciones que nos llegan de Diputació. A partir de ahí, canalizaremos las inversiones para el municipio porque tenemos muchos planes, como que Alfafar sea 100% accesible; la mejora del asfaltado de algunas calles; o la instalación de contenedor marrón, entre otras acciones que desarrollaremos a lo largo de 2020.

Juan Ramón Adsuara siempre ha comentado que aplica un modelo de eficiencia empresarial al Ayuntamiento, ¿Cómo se traslada en la elaboración de los presupuestos?

En los presupuestos, nosotros tenemos una cosa muy clara: nunca gastamos más de lo que ingresamos. Hemos elaborado unos presupuestos de ingresos muy realistas, además este año nos hemos basado en los ingresos y gastos de los últimos tres años para hacer una media, y tener una previsión ajustada a la realidad.

¿Qué medidas de aplicación directa a los vecinos y vecinas de Alfafar se contemplan en los presupuestos?

La recogida de residuos será una medida muy importante y muy visible, porque queremos implantarla en el primer semestre del año. Además, cuando recibamos el superávit y las subvenciones de Diputació y otras administraciones, lo invertiremos en los planes de accesibilidad y asfaltado, en la sustitución de los juegos infantiles y, para las personas más vulnerables, aumentaremos las partidas de servicios sociales y pondremos en marcha, durante el primer trimestre de 2020, las Aulas Labora – aulas de formación para el empleo -.

Juan Ramón Adsuara también dijo que esta legislatura será la de la inversión…

La verdad es que sí. Llevamos 8 años al frente del gobierno de Alfafar. Los primeros cuatro años fueron de saneamiento del Ayuntamiento, ya que no solo estaba endeudado, sino que nos encontramos facturas en el cajón que no estaban contempladas en los presupuestos. Entonces, esa primera legislatura fue de estabilidad, que no quiere decir que no se invirtiera porque el desarrollo de la zona comercial comenzó en esos años, pero siempre desde el control.

La segunda legislatura, seguimos apostando por la estabilidad y por el gasto social y el fomento del empleo, y recuperamos inversión en cultura, educación… Entonces, realmente, esta tercera legislatura es de retos, de afrontar las necesidades que tendrá el Alfafar del futuro, porque las necesidades del día a día ya están contempladas. Además, con un ayuntamiento saneado, estable y con superávit, es momento de atender las reivindicaciones de Alfafar, como la creación de la residencia y centro de día.

eduard-grau-entrevista

¿Qué supondrá la residencia y el centro de día para los vecinos y vecinas de Alfafar?

Supondrá una mejora en la calidad de vida de la ciudadanía, sobre todo, el centro de día, ya que las personas mayores tendrán un espacio donde poder relacionarse y desarrollarse culturalmente.

Has pasado del área de Fallas a la de Fiestas, ¿Qué supone el cambio a nivel político?

Es un cambio bastante importante. Yo soy fallero y sí que he vivido la cultura festiva de Alfafar, pero ahora lo vivo desde la otra parte. Además, estoy muy agradecido a mi compañera Fina Carreño que ha colaborado y me ha ayudado en esta primera organización. Intentamos innovar, y ofrecer a los vecinos y vecinas actividades diferentes para que disfruten del municipio, y estamos en ese camino.

¿Cómo veremos la impronta de Eduard en las fiestas de Alfafar?

Lo que busco es que la gente participe. En Alfafar, tenemos 90 barracones alrededor de la plaza del Ayuntamiento y, muchas veces, ellos mismos quieren organizar alguna noche de fiesta. Entonces, quizá no es necesario programar todas las noches una actuación en la plaza para permitir que los barracones puedan desarrollar su fiesta o, a lo mejor, se pueden unir varios barracones para que organicen algo y que sea el día en el que las personas participen, activamente, en la fiesta, siempre contando con la ayuda y la supervisión del Consistorio, por supuesto. La idea es que sean unas fiestas abiertas a todo el mundo.

¿Cómo definirías las fiestas de Alfafar?

Respecto a las Fallas, quiero resaltar el trabajo de las comisiones falleras y, sobre todo, que son unas fiestas muy de barrio, de acoger a la gente. Además, la convivencia vecinal es buena, tanto por la tolerancia de los vecinos, como por parte de los falleros que, en ocasiones, trasladan la fiesta a otros puntos para molestar menos. En Alfafar, a las fiestas se les da mucha importancia y, además, intentamos ajustarla para que todos los vecinos y vecinas, de todas las edades, puedan disfrutarla. Al final, creo que las definiría como unas fiestas muy familiares.

Hablamos, ahora, del área de Deportes, ¿Qué tiene de especial la Gala del Deporte de Alfafar?

El reconocimiento a las entidades deportivas. Ellos lo agradecen porque, al final, es una oportunidad para reconocer a gente de su propio club, y pienso que son muy importantes para promocionar el deporte, que no deja de ser una superación personal. Muchas veces, la gente que recibe el Premio Deportista del Año son personas que, o no pertenecen a un club de Alfafar, o pertenecían pero se tuvieron que marchar a otros clubes más especializados o profesionalizados. Entonces, para ellos, recibir este reconocimiento, en su propio pueblo, es muy importante.

De todas maneras, para el año que viene, sí que queremos cambiar un poco el formato para que esté regulado con unas bases, y contar con un comité más especializado que elija al deportista del año entre las candidaturas que presente la gente. Por supuesto, mantendremos el homenaje a las entidades, y lo fomentaremos porque creemos que es muy importante. Además, junto a la categoría de Deportista del Año, queremos introducir la de Mejor Promesa y la de Mejor Club o Entidad.

¿Cuáles consideras que son las necesidades en el área del deporte para los próximos años?

“Apostaremos por mejorar las infraestructuras deportivas de Alfafar”

Tenemos, sobre todo, necesidades de infraestructuras. Alfafar es un pueblo que, durante muchos años, ha estado en la cola de infraestructuras deportivas hasta el punto que, hasta hace 12-13 años, en la plaza o en los parques, solo se podía jugar al fútbol. No había pistas deportivas, ni polideportivo… Desde 2011 hasta ahora, se han instalado tres pistas multideportivas en tres plazas, y se quiere seguir fomentado el deporte con la mejora de las instalaciones.

Tenemos un polideportivo en el que nos gustaría hacer más uso del pabellón, porque nos lo piden los clubes; tenemos pendiente una mejora importante del campo de fútbol, tanto del edificio de oficinas y vestuarios, como del entorno del campo de fútbol y el vallado, ya que se trata de una asignatura pendiente y, por eso, queremos preparar un proyecto a gran escala e ir ejecutándolo por fases para, en un plazo de 5-10 años, tenerlo finalizado; y seguir ampliando instalaciones deportivas. Con el Pla Edificant, por ejemplo, se renueva el gimnasio de una escuela en el barrio Orba, y se construye un gimnasio-pabellón nuevo en el colegio de La Fila.

En definitiva, las instalaciones son completamente fundamentales para fomentar el deporte y, hoy en día, tenemos una falta importante de ellas. Por eso, desde la concejalía tenemos que apostar para dar la publicidad que se merecen a los clubes deportivos con iniciativas como, por ejemplo, la publicación de una revista con información de las diferentes entidades para fomentar que la gente se apunte. Estamos trabajando en ello.

¿Veremos, entonces, inversiones en instalaciones deportivas en esta legislatura?

Esperamos que sí. Nosotros tocaremos todas las puertas que podamos para que las administraciones colaboren con nosotros. Además, vamos a destinar una parte de los presupuestos municipales para la mejora de las instalaciones deportivas, que hoy en día son deficitarias. Nosotros vamos a poner lo que podamos de nuestra parte, y si ya nos llega financiación externa sería lo mejor porque ya no solo mejoraría las instalaciones, sino que aceleraría el proceso.

¿Qué valoración haces del inicio del curso político?

Una valoración positiva. Ha habido cambios de áreas, y ha entrado gente nueva con muchos proyectos. Por eso, lo que hemos estado haciendo ha sido asentar las bases de cada área, y hemos presentado al alcalde un proyecto de legislatura tanto de lo que estamos haciendo, como de proyectos futuros, y creo que se está trabajando en un proyecto potente, y ya no solo en cuanto a inversiones, sino también de actividades en las calles o en el reto de la agenda medioambiental 2030, que requerirá inversiones muy importantes, una transversalidad entre todas las áreas y concienciación ciudadana.

Entonces, ahora ya hemos asentado las bases y, a partir de enero, ya será momento de ponerlo en marcha. 2020 será un año complicado, no económicamente, sino técnicamente para poder impulsar todo lo proyectado. Así que creo que 2020 será el año del impulso, y el 2021 será el año en el que se podrá ver, ya en la calle, todo el trabajo realizado.

“Escuchar a las personas es lo que nos ha favorecido”

Alfafar es un referente dentro del Partido Popular, ya que ha sido uno de los municipios que ha conseguido mantener. ¿A qué crees que se debe?

La respuesta son dos palabras: las personas y el municipalismo. Cuando Eduardo Zaplana llegó al poder fue porque era un partido municipalista – de hecho, se presentó a la presidencia de la Generalitat siendo alcalde de Benidorm -, era un partido que no le importaba pisar el pueblo, y pienso que la visión del municipalismo se ha perdido un poco, que se ha perdido el escuchar a las bases. Creo que es esencial escuchar al afiliado de base, establecer una jerarquía bien definida en el que la persona que está abajo de la pirámide, pueda hablar con el de arriba… y a veces esto no ocurre. Es una asignatura pendiente y, al final, las bases somos las que salimos a la calle, las que damos la cara, las que pegamos los carteles o ponemos las sillas.

Creo que el éxito de Alfafar ha sido eso. Nosotros, en campaña, no hemos hecho mítines porque cada día era un mitin. Es decir, no nos hemos sentado delante de cien personas a decirles lo buenos que somos, sino que hemos ido al mercado; cuando nos ha parado un vecino, le hemos atendido; hemos ido casa por casa para dejar el programa… Eso es el municipalismo. Escuchar a las personas es lo que nos ha favorecido, y es lo que hace falta, porque para dirigir bien un ayuntamiento tienes que conocer los problemas de la gente.

Y, ¿Qué has aprendido tú estos años de Juan Ramón Adsuara?

La verdad que mucho. La administración es un elefante que camina muy despacio, y lo que he aprendido de él es que hay que estar en la calle, escuchar a la gente y seguir los pasos de los proyectos que se están desarrollando para agilizar los trámites porque, al final, la ciudadanía lo que quiere es una administración cercana, ágil y que le solucione los problemas. Y esa es nuestra faena: escuchar los problemas de la gente e intentar solucionarlos, dentro del marco legal, lo más rápido posible para vivir en un Alfafar mejor.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

ocho − 6 =