25n
25N
25N

“La seguridad sanitaria es una prioridad a la hora de decantarse por un medio de transporte”

Hablamos con Mariano Silveyra, vicepresidente de Asuntos Públicos de Cabify sobre cómo ha cambiado la movilidad en la vuelta a la normalidad

“La seguridad sanitaria es una prioridad a la hora de decantarse por un medio de transporte”
18/06/2020 -

La vuelta a la normalidad, después de semanas de confinamiento, ha provocado que la ciudadanía dé prioridad a la seguridad y la higiene a la hora de decantarse por un medio de transporte. El uso del vehículo privado está aumentando. Sin embargo, no es la solución para conseguir un modelo de ciudad más sostenible donde se recupere espacio público para el peatón.

“La seguridad siempre ha sido una prioridad para nosotros, y en estos momentos más que nunca”

Desde Cabify, apuestan por un modelo de transporte seguro, eficiente, sostenible y accesible para la ciudadanía, pero sin olvidar la importancia de convivir con el resto de transporte público. Por este motivo, la colaboración público-privada es esencial para construir “un mejor lugar para vivir”. De todo esto hablamos con Mariano Silveyra, vicepresidente de Asuntos Públicos de Cabify.

¿Cuál es el balance de la vuelta a la movilidad habitual en la ciudad de Valencia?

En Cabify creemos que la desescalada es una oportunidad que tenemos sobre la mesa para transformar la movilidad en las ciudades, dotando de más espacio y protagonismo a las personas, y reduciendo el volumen de vehículos privados. En este sentido, necesitamos ofrecer a los usuarios alternativas de movilidad para que puedan desplazarse por la ciudad de manera segura, accesible y sostenible en todo momento.

Haciendo un balance de la vuelta a la normalidad, el confinamiento provocó un descenso claro de la movilidad. Sin embargo, semana tras semana, conforme vemos que la desescalada va avanzando, vemos como la demanda en Valencia está creciendo a doble dígito, llegando algunos fines de semana a registrar incrementos multiplicados por dos, o incluso por tres, con respecto a la demanda de semanas anteriores.

En cuanto a los motivos de los usuarios, tomando de referencia la Fase 2 como ejemplo, el ocio es el principal factor, ya que más de la mitad de los trayectos se realizan por ello. El siguiente motivo sería el trabajo, que representa un tercio de los trayectos, seguidos de los viajes por salud (11% del total), y las compras y traslados a aeropuertos y estaciones que representan una pequeña parte, en torno al 5% entre las dos.

En cuanto a los horarios, de lunes a miércoles la demanda es lineal, centrada en la jornada laboral “habitual” en oficinas y comercios, con apenas picos pronunciados. Sí que hemos detectado un repunte mayor los jueves y los viernes desde las 14:00 hasta las 15:00h, aunque el mayor volumen se registra los viernes y sábados noche, principalmente de 23:00 a 01:00h, aunque se alarga algo más, sobre todo el domingo, hasta las 2:00-3:00h de la madrugada.

Lo que buscamos en ciudades como Valencia durante la desescalada y la nueva normalidad es ofrecer un servicio seguro, eficiente, sostenible y accesible para todos, respondiendo a las necesidades e inquietudes de las personas en las ciudades, especialmente en materia de higiene y seguridad, con esta nueva situación. En definitiva, queremos ofrecer una experiencia segura en todo momento tanto a usuarios como a conductores.

¿Cuáles notáis que son las principales inseguridades de la ciudadanía?

La pandemia mundial y el camino actual hacia la nueva normalidad traen consigo un nuevo perfil de ciudadano, que prioriza ante todo la seguridad en el marco actual y busca tener a su disposición opciones de movilidad que garanticen el distanciamiento social y las medidas de higiene necesarias.

De acuerdo con datos de un estudio que hemos realizado recientemente entre nuestros usuarios en los 11 países donde operamos, el 67% de los encuestados confirma la relevancia de la seguridad sanitaria a la hora de decantarse por un medio de transporte, por encima de otros factores determinantes como son el precio o la calidad.

Si bien es cierto que el transporte público ha sido y continuará siendo el principal modo de transporte en las ciudades por ser el más eficaz y sostenible, en la situación actual presenta mayores retos debido a su rigidez para adaptarse a estas nuevas exigencias que requieren mayor distanciamiento social y protocolos de higiene adicionales. Por otro lado, el vehículo privado gana adeptos según datos internos de Cabify, puesto que un 38% de nuestros usuarios se plantea aumentar su uso, aunque se trata de una opción que realmente no es la más adecuada ni efectiva ya que un 10% o un 20% más de coches podría colapsar la ciudad.

Por ello, debemos ofrecer alternativas al usuario que sean una respuesta válida a sus inquietudes y necesidades, cuando el transporte público no es suficiente o puede saturarse. De este modo, la eficiencia del transporte público junto con la alta flexibilidad e innovación de plataformas de movilidad urbana multimodal, son la combinación idónea para que los ciudadanos cuenten con la mejor oferta posible para cada momento.

“Contamos con taxis colaboradores dentro de nuestra plataforma multimodal”

¿Cómo os habéis adaptado a esta nueva situación para ofrecer un desplazamiento seguro?

La nueva movilidad requiere redefinir la forma de moverse de las ciudades y las opciones de movilidad que ofrecemos a los ciudadanos. En este sentido, la seguridad siempre ha sido una prioridad para nosotros, y en estos momentos más que nunca.

Bajo la premisa de ofrecer una experiencia segura tanto a usuarios como a conductores en todos nuestros desplazamientos, contamos con protocolos de monitorización, desinfección e higiene de los vehículos. También hemos facilitado la entrega de equipos de protección individual entre los conductores de VTC y taxis que colaboran con nosotros, que incluyen mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico.

Además, con el objetivo de garantizar la calidad y seguridad de los servicios, hemos implementado diversas medidas de verificación a través de soluciones tecnológicas en la app para comprobar la disponibilidad de EPIs y el cumplimiento de todas las medidas de seguridad por parte de los conductores, y consultamos a los usuarios después de cada trayecto para que puedan valorar las medidas de seguridad e higiene de los vehículos.

Asimismo, estamos instalando mamparas protectoras en nuestros vehículos, ya presentes en más del 50% de la flota, y seguimos trabajando para llegar al 100% lo antes posible.

Muestra de este compromiso con las medidas y protocolos higiénico-sanitarios en nuestras opciones de movilidad, es que hemos comenzado recientemente en España el proceso de certificación de AENOR frente al COVID-19, auditoría que, una vez superada, acreditará que contamos con las máximas garantías higiénico-sanitarias para minimizar la propagación del virus en todas las ciudades donde operamos.

En definitiva, en Cabify estamos preparados para seguir siendo un referente en seguridad para usuarios y empresas, así como para ofrecer un servicio seguro, eficiente, sostenible y accesible para todos, que contribuya en el diseño de las ciudades para que sean un mejor lugar para vivir.

¿Por qué es importante la colaboración público-privada?

Este nuevo escenario pone de manifiesto la necesidad de redefinir las ciudades, con el objetivo de hacer de ellas mejores lugares para vivir. La pandemia mundial nos ofrece la oportunidad de replantearnos la movilidad urbana de modo que dé respuesta a las necesidades actuales a través de soluciones MaaS (Mobility as a Service) eficaces, sostenibles e inclusivas, Y que vengan para quedarse.

Pero toda oportunidad viene acompañada de unos retos, ante los cuales es fundamental contar con unanimidad, primero, en el objetivo común de vencer al coronavirus; y segundo, de fomentar la colaboración para diseñar juntos las ciudades de las que queremos disfrutar, devolviendo el espacio a los ciudadanos para que puedan disfrutar de ellas.

Estamos en un momento determinante para aplicar medidas, con desafíos e incertidumbres que superar, pero con decisiones muy importantes para el presente y futuro de nuestras ciudades. Tenemos ante nosotros un nuevo horizonte que nos permite evolucionar hacia una movilidad más progresista e innovadora, con menos vehículos privados en las ciudades y más espacio para las personas.

“A nivel global, en Cabify se registran más trayectos dentro de la plataforma de Cabify en taxi, que en VTCs”

¿Se podrá llegar a una convivencia entre el servicio que ofrecéis y el sector del taxi?

Desde Cabify siempre hemos buscado la integración y convivencia de todos los actores de movilidad. Queremos contribuir a hacer de las ciudades del futuro mejores lugares para vivir, devolviendo más espacio a los ciudadanos y reduciendo la fuerte presencia de vehículos particulares, y aquí los taxis tienen una labor fundamental.

Muestra de ello es que contamos con taxis colaboradores dentro de nuestra plataforma multimodal que pueden solicitarse desde nuestra APP, y su experiencia está siendo muy enriquecedora, ya que están incrementando el volumen de ingresos y contando con el respaldo y la comodidad de nuestra propuesta de movilidad.

También podemos destacar que a nivel global en Cabify se registran más trayectos dentro de la plataforma de Cabify en taxi, que en VTCs. Esto es algo de lo que nos sentimos muy satisfechos y el poder ser una de las plataformas tecnológicas de taxis más grandes del mundo nos motiva para seguir ofreciendo nuestra tecnología al sector del taxi en España y que entre todos podamos contribuir a resolver los principales desafíos de movilidad de las ciudades.

En todo momento nos hemos mostrado cercanos y favorables a trabajar con las administraciones públicas y los agentes sociales, para aportar soluciones a las necesidades actuales en materia de movilidad, contando con una legislación acorde que redunde en beneficio de toda la sociedad. La nueva movilidad representa una oportunidad para la creación de decenas de miles de puestos de trabajo.

¿Cuál es vuestra opinión acerca de la regulación de las VTC en Valencia?

Actualmente existen diversas restricciones para la operación de autorizaciones VTC en la Generalitat Valenciana, derivadas del Decreto Ley 4/2019 de marzo de 2019. Muchas de éstas restricciones, que también han sido replicadas en otras comunidades autónomas, están siendo cuestionadas por diferentes Tribunales por su legalidad. Restricciones como la precontratación o la prohibición de circular o aparcar en la vía pública, además de no aportar ningún valor al ciudadano ni a la mejora de la movilidad, no tienen ningún precedente en Europa ni el resto del mundo, además de ya haber sido suspendidos cautelarmente por el TSJ de Cataluña y del País Vasco y duramente cuestionados por todos los organismos de Competencia con la CNMC a la cabeza.

Por otro lado, generan una gran inseguridad jurídica frenando la innovación y la inversión en I+D+I, y sobre todo la creación de empleo que será clave en la tan ansiada recuperación económica postcovid.

En cualquier caso, consideramos clave el poder colaborar con la administración y con el sector del taxi para poder elaborar juntos la mejor oferta posible de movilidad para los ciudadanos. Prueba de ello ha sido la apertura de la plataforma de Cabify para el sector del taxi en Valencia, entre otras medidas. Seguiremos tendiendo puentes para poder colaborar con las administraciones y poder diseñar una regulación que otorgue estabilidad y seguridad jurídica al sector de las VTC y de la movilidad en general.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

19 − siete =