25n
25N
25N

Los profesores asociados de la UV hacen un "parón total" por su precariedad

Anuncian una huelga indefinida y denuncian unas condiciones laborales “casi extralegales”

Los profesores asociados de la UV hacen un "parón total" por su precariedad
30/01/2018 -

Parte del profesorado de la Universitat de València (UV) ha anunciado una huelga indefinida que ha afectado, según diversas fuentes, a más 5.000 alumnos. Son los profesores asociados organizados en la plataforma PDI (Personal Docente e Investigador) Associat, y exigen unas condiciones laborales dignas.

Y es que estos docentes ganan entorno a cinco euros por hora, mientras que los profesores titulares ganan incluso el doble. Sin embargo, los asociados son hasta el 40% de la plantilla en algunos departamentos, y en algunas facultades llegan a impartir casi 7 de cada 10 clases.

Así pues, 1.300 docentes estaban convocados a la huelga, que según la portavoz de PDI Associat, Isabel De La Cruz, ha sido un “parón total” que se ha llevado a cabo tanto en el campus de Tarongers, como en el de Blasco Ibáñez y de Ontinyent.

Después de tres años de negociaciones con el rectorado y con la Conselleria de Educación, han dicho ‘basta’ y piden “a igual trabajo, igual salario”. La portavoz ha querido poner de manifiesto que se tratan de “muchos años de proponer” sin que haya ningún fruto ni que “nadie” les haga caso. La protesta pretende que se equipare la figura del profesor asociado con otras figuras contractuales y que se les otorgue el derecho a participar en proyectos de investigación.

Según PDI Associat, la UV aumentó sobremanera el número de estos docentes durante los años de crisis, hasta alcanzar el 30% del Personal Docente e Investigador, que llegan a impartir hasta el 75% de la docencia en Grados y con unos salarios de cinco euros la hora.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

19 − 12 =

caixaontinyent
lleida 2020
ruta massamagrell
Informacion coronavirus