25n
25N
25N

El Valencia Basket fue creciendo con el partido (89-83)

El conjunto taronja logró desarmar a un Gran Canaria en el tercer cuarto para lograr su quinta victoria consecutiva

El Valencia Basket fue creciendo con el partido (89-83)

No hay rival grande para este Valencia Basket. A pesar de las bajas que acumula es capaz de superar a cualquiera que se ponga por delante. Semana tras semana y acumulando tres partidos en esta, los tres saldados con claras victorias, está demostrando que lo ocurrido la temporada pasada no era un sueño sino algo muy real que llegó para quedarse. El Herbalife Gran Canaria logró plantar cara durante la primera parte, pues al descanso se llegó con un juego igualado y un marcador que no reflejaba grandes diferencias (47-41). Sin embargo, un tercer cuarto en el que los de Vidorreta habían encontrado la forma de romper la defensa grancanaria todo cambió. El conjunto taronja de la mano de un Green, que acabó el encuentro con 19 puntos, seguido de un gran Abalde (con 12) y del resto de jugadores pues todos aquellos que tomaron parte sumaron al equipo de una forma u otra lograron la ventaja suficiente como para vivir tranquilos en los últimos diez minutos. Con un Valencia Basket enchufado lograron un nuevo triunfo que les colocaba segundos en la tabla sumando su quinta victoria en los últimos diez días.

1718_vbc-hgc-8Los primeros diez minutos sirvieron para medir las fuerzas de ambos rivales. La igualdad en el marcador fue la tónica igual que la alternancia en el dominio de los puntos. El Valencia Basket arrancó con ganas y una buena defensa, suyos fueron los primeros puntos pero pronto el Herbalife Gran Canaria le cogió la medida y comenzó a intensificar su propia defensa por lo que el conjunto taronja no encontraba la forma de marcharse en el marcador y los de Luis Casimiro comenzaron a sumar puntos con facilidad. El acierto en los triples fue uno de las claves de este primer cuarto pues los de Vidorreta acabaron en un 50% de acierto (Thomas, Doonekamp y Abalde con un triple cada uno y Green con dos), tal vez la única forma que encontraban de acertar en el aro rival. Al acabar estos diez minutos el marcador reflejaba la igualdad 25-24, todo volvía a comenzar de cero.

El segundo cuarto comenzó con un Valencia Basket fallón aunque logró mantenerse en partido, a pesar de que el Gran Canaria encontraba con facilidad los huecos de la defensa taronja. A los de Txus Vidorreta les costó durante estos primeros cinco primeros minutos de cuarto frenar al Gran Canaria. A a pesar de todo,  la renta máxima lograda por los de Luis Casimiro fue de cinco puntos pues cuando intentaban marcharse en el marcador primero apareció Van Rossom con un triple para devolver la igualdad (30-30, min. 13), después la bandeja de Green en el minuto 16 les ponía tan sólo tres abajo (36-39) y era Vives quien con una bandeja y un triple devolvía el empate (41-41) a falta de tres minutos para el descanso. Fue entonces cuando el Valencia Basket mantuvo toda la artillería y con un parcial final de 11-0 en estos últimos minutos dejaba el marcador con el 47-41. Pequeña ventaja pero podría ser suficiente.

1718_vbc-hgc-7Tras el descanso, el Valencia Basket había aprendido la lección. Comenzó machando el aro del Gran Canaria con un nuevo triple de Vives y poco a poco los puntos de Green fundamentalmente fueron abriendo la brecha en el marcador. Los de Vidorreta se mostraron en estos minutos mucho más intensos en defensa y a los de Casimiro les empezó a costar perforar la pintura taronja. El conjunto local llegó a ganar durante este periodo por 13 puntos (63-50) a falta de casi tres minutos para acabar este tercer cuarto. Sin embargo, en los últimos compases el Gran Canaria despertó y llegó a bajar la diferencia a cinco gracias al mate de Aguilar y al triple de Oliver a falta de un minuto. Pero ahí estaba Rafa Martínez desde la línea de tiros libres y un triple sobre la bocina de Dubljevic que dejaba el marcador 71-60 a falta de diez minutos por jugar.

Con el último cuarto encarrilado, el Valencia Basket mantuvo la seriedad en defensa y el acierto en ataque pues a pesar de que el Gran Canaria buscaba la forma de rebajar la distancia durante los primeros cinco minutos, que resultaron un poco locos, fue incapaz de lograrlo pues Abalde se encargó de sumar puntos para ello. A falta de cuatro minutos Pleiss ponía el 82-71 en el marcador para desesperación del equipo rival. Los +10 se fueron manteniendo en el marcador aunque los últimos tres minutos de juego no fueron los más brillantes si lograron mantener la renta gracias a las buenas defensas realizadas en estos últimos compases. Al final, el Valencia Basket demostró que pese a las bajas es un equipo compensado y que puede ganar a cualquiera pues el ritmo y la intensidad, de momento, no lo bajan dejando el marcador en un 89-83.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario

doce − doce =